Video-Felices los pacificadores

Pastor Manuel Cendales S.
Serie de sermones "Felices"

1. Felices los pobres en espíritu 2. Felices los que lloran
3. Felices los mansos
4. Felices los que tienen hambre y sed de justicia
5. Felices los misericordiosos 6. Felices los de limpio corazón
7. Felices los pacificadores
8. Felices los que padecen persecución por causa de la justicia

ESQUEMA DE LA PREDICACIÓN

"Felices los pacificadores"
Mateo 5.9

Mat 5:8  Bienaventurados los  pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios

Introducción
Quisiera anotar que:
Pobreza de espíritu y ser misericordioso están profundamente relacionadas.
Llorar por el pecado y ser limpio también están conectados.
De la misma forma mansedumbre y pacificadores tienen  directa relación.

Como hemos venido diciendo en todos los sermones de las bienaventuranzas. El sermón del monte, en el que son la introducción, describe el reino de Dios dentro, a  una persona no natural, una nueva creatura, regenerada por Dios.

Y es descrita en un ¨crescendo¨. En donde la humillación y la negación van en aumento.
Como dice El Dr. Martyn Lloyd-Jones¨: Esto debió ser humillante para los Judíos.

Esperaban que el  Mesías fuera:

Un gran rey y los liberara del yugo Romano.
Un Gran conquistador.
Una especie de Napoleón.

Incluso Juan el bautista pareciera tener esta idea. Pues le mando preguntar:

Lucas 7:19  y los envió a Jesús,  para preguntarle: ¿Eres tú el que había de venir,  o esperaremos a otro?

La gente luego del milagro de la multiplicación de panes y peces quisieron apoderarse de Él para hacerle Rey.

1.   Mi Reino no es de este mundo.

Juan 18:36  Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo;  si mi reino fuera de este mundo,  mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos;  pero mi reino no es de aquí.

A esta altura es importante resaltar que Bienaventurados los pacificadores y mi Reino no es de esté mundo están directamente relacionados.

No es de este mundo…
Si fuera de este mundo… sus siervos pelearían.

Cristo no está predicando un mundo ideal. Este mundo está bajo el gobierno de Satanás por soberana voluntad divina, si bien este fue vencido en la cruz por nuestro Señor, aun se le permite actuar, solo que  está atado por un eion, siglo, o era. La de la Iglesia a fin de Evangelizar el mundo, pero para la gran tribulación será desatado.

Gal 1:4  el cual se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo,  conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre,

Mat 24:4-14
4  Respondiendo Jesús,  les dijo:  Mirad que nadie os engañe.
5  Porque vendrán muchos en mi nombre,  diciendo:  Yo soy el Cristo;  y a muchos engañarán.
6  Y oiréis de guerras y rumores de guerras;  mirad que no os turbéis,  porque es necesario que todo esto acontezca;  pero aún no es el fin.
7 Porque se levantará nación contra nación,  y reino contra reino;  y habrá pestes,  y hambres,  y terremotos en diferentes lugares.
8  Y todo esto será principio de dolores.
9  Entonces os entregarán a tribulación,  y os matarán,  y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre.
10  Muchos tropezarán entonces,  y se entregarán unos a otros,  y unos a otros se aborrecerán.
11  Y muchos falsos profetas se levantarán,  y engañarán a muchos;
12  y por haberse multiplicado la maldad,  el amor de muchos se enfriará.
13  Mas el que persevere hasta el fin,  éste será salvo.
14  Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo,  para testimonio a todas las naciones;  y entonces vendrá el fin.

Los racionalistas pensaron cambiar el mundo para bien y lo empeoraron. Los postmodernistas lo llevaran a la bancarrota generalizada más allá del caos actual, es inevitable, está escrito.

Stg 4:1  ¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros?  ¿No es de vuestras pasiones,  las cuales combaten en vuestros miembros?

¿Por qué fracasó la liga de las Naciones, la Naciones Unidas etc.… Por el pecado.
Esa es la raíz, como el lago estanque de aguas amargas que solo pudo ser endulzada por el Árbol de Jehová, prefigura de Cristo. El pecado ha de ser atacado por su raíz.

2.   ¿Cómo son los pacificadores?

Mat 5:9  Bienaventurados los  pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.

Los pacificadores son felices…. je, je, je
Los pacificadores son bienaventurados porque son distintos a todo el mundo.
Son diferentes porque son hijos de Dios.
No necesariamente son pacifistas. Son pacificadores.
No quiere decir una persona tranquila.
No es paz a todo costo.
No es un aplacador.
No es uno que no causa alborotos, si bien no se los propone.

Es pacifico porque no es pendenciero. Busca la paz en forma activa.
No se contenta con dejar las cosas como están.
´No quiere mantener el mantener el Satutos Quo.
Por encima de todo está siempre preocupado que todos los hombres estén en paz con Dios.
Ama, no busca lo suyo.
No es aquel que pone por encima de todo sus derechos.
Es indefectiblemente un siervo.
Busca siempre por objetivo final: La Gloria de Dios.
Controla su lengua.
Tardo en hablar, tardo en airarse.
Mide sus acciones y se pregunta:
No solo en que me afecta a mi sino
 ¿Cómo afecta a la Iglesia?
¿En que afecta a la Causa?
¿A toda la gente que depende de ello?
En cuanto comienza a pensar así comienza a contribuir a la paz.
Ama al enemigo y busca ayudarlo
A veces tendrá que humillarse y buscar a la otra persona.

3.    Cuán hermosos son sus pies

Rom 10:15  ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados?  Como está escrito:  ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz,  de los que anuncian buenas nuevas!

Los pacificadores, llevan la bandera de Gracia y Verdad.
Son Hijos de un Dios de Paz.

Heb 13:20  Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo,  el gran pastor de las ovejas,  por la sangre del pacto eterno,

Finalmente….

Y anuncian la paz mediante la sangre de Cristo.

Col 1:20  y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas,  así las que están en la tierra como las que están en los cielos,  haciendo la paz mediante la sangre de su cruz.

Oremos…

Video-Felices los de limpio corazón

Pastor Manuel Cendales S.
Serie de sermones "Felices"


1. Felices los pobres en espíritu 2. Felices los que lloran
3. Felices los mansos
4. Felices los que tienen hambre y sed de justicia
5. Felices los misericordiosos 6. Felices los de limpio corazón
7. Felices los pacificadores
8. Felices los que padecen persecución por causa de la justicia


ESQUEMA DE LA PREDICACIÓN

"Felices los de limpio corazón"
Mateo 5.6

Mat 5:8 Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

Introducción.
Hemos visto: Todos los hombres buscan ser felices pero equivocadamente, añadiendo cada vez más desgracia a sus vidas. Que Cristo comienza el Sermón del monte indicándonos “El camino para ir de dicha en dicha.
Que el Sermón del monte describe el carácter que debe tener todo cristiano. El Reino de Dios, No afuera, no arriba, sino dentro de si mismo.
Que las Bienaventuranzas son el comienzo del mismo y que describen las felicidades, que una tras otra y en orden lógico, son propias de un creyente, uno que ha sido llamado por Dios de manera eficaz.
Es Feliz al saberse “pobre de Espíritu” porque de tal manera accede al reino de los cielos.
Es feliz “al llorar su condición espiritual” porque es consolado, Hay esperanza para él, hay salvación mediante la FE.
ES feliz porque “los vituperios y aflicciones y vejámenes a los que se vea sometido” como creyente, son como señal apropiada que “La tierra será (es) suya”
Que estas felicidades no son naturales sino que vienen por La Gracia del Señor.

Mat 5:8 Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

1. Busca por dentro.
Quisiera que notáramos que hay un énfasis planeado, dirigido, intencionado de Cristo en esta felicidad. No el intelecto, no la voluntad, sino el corazón. ¿Qué significa esto?

No significa que Dios no se revele a nosotros por medio del intelecto, la primera razón por la que Jesús enfatiza en el corazón, sin duda fue por causa de los fariseos, la acusación que siempre les hizo fue que se interesaban en la apariencia externa de las cosas y no las de por dentro.

Así por ejemplo en el mismo sermón del monte unos versos adelante al referirse a la interpretación que estos hacían del 7º mandamiento "No adulteraras" el Maestro dice:

Mat 5:27 Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio.
Mat 5:28 Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.

La mayor preocupación de los fariseos era no caer físicamente en el adulterio, y si caían no ser sorprendidos en el acto. Más Cristo les muestra que el problema es de raíz, que no es simplemente evitar hacer el mal, sino el no querer hacer el bien.
El problema es radical. Depravación radical.
Como dijo en Génesis 6 ¨sus pensamientos son de continuo el mal¨
Desde el más sencillo deseo hasta el más ¨enaltecido pensamiento¨ está contaminado de maldad.

Esto fue revolucionario para aquellos religiosos. Cristo de ésta manera los encierra bajo pecado.

Como dice Martin Lloyd Jones: Los fariseos ¨desde el punto de vista externo aparecían irreprochables. Pero por dentro estaban llenos de rapacidad y maldad¨

Lo externo de la religión pero se olvidaban de lo más básico de la fe: EL AMOR A DIOS Y AL PROJIMO.

NO ALABA A LOS INTELECTUALES LO QUE LE INTERESA ES EL CORAZON.

El cristianismo no es meramente una cuestión de doctrinas, más allá de ello ES UN ESTADO DEL CORAZON.
Dice Lloyd Jones que ¨Cuando las personas, respecto del cristianismo, Han tenido solo interés intelectual, a menudo han sido una maldición para la Iglesia¨
¿Por qué este énfasis en el corazón y no en lo superficial? Bueno porque los fariseos todo querían resumirlo simplemente a una cuestión de conducta. Por que lo más importante es el estado del corazón.

Corazón aquí no es mero intelecto, no es solo afectos, ni voluntad puro. Corazón aquí es el centro de la personalidad. Mente, voluntad y afectos. Amaras al Señor tu Dios de esta manera integral.

Es decir ¨felices los de corazón puro¨ No solo pureza superficial, sino que brota de lo más profundo de su ser.
Luego inferimos que el corazón siempre es la raíz de todos nuestros problemas.

Mat 15:19 Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias.

En este capítulo le está enseñando a los discípulos: lo que contamina al hombre. Al contrario de lo que dijo Russo: No es el medio el que daña al hombre, es el hombre quien daña al medio.


2. Engañoso Y perverso es…

Mat 5:8 Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

Otra poderosísima razón por la que Cristo enfatiza en el corazón es porque este es descrito por Jeremías como un engendro de maldad:

Jeremías 17:9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?

No es un problema que se soluciona con solo cultivar el intelecto. Se puede ser muy culto…
No es un problema que se soluciona con solo cultivar las ¨buenas costumbres¨. Se puede ser muy cortes…
Es un problema de naturaleza…

En su libro Jeremías enfatiza una y otra vez en este punto:

Jeremías 13:23 ¿Mudará el etíope su piel, y el leopardo sus manchas? Así también, ¿podréis vosotros hacer bien, estando habituados a hacer mal?

La proclividad, inclinación natural del hombre, no es a hacer el bien, es hacer lo malo desde el vientre de su madre.

Es decir el hombre no puede hacerse cristiano… a no ser… que Alguien le cambie el corazón.

Jeremías 32:39 Y les daré un corazón, y un camino, para que me teman perpetuamente, para que tengan bien ellos, y sus hijos después de ellos.

O en palabras de Cristo, que reciba un corazón limpio. Y este es el camino verdadero a la máxima felicidad, máximo deleite, máxima satisfacción. Esta figura literaria significa haber sido limpiados por la sangre del cordero de Dios, Cristo:

Apocalipsis 22:14 Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad.
Apo 22:15 Mas los perros (homosexuales) estarán fuera, y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, y todo aquel que ama y hace mentira.

Ahora ser limpio de corazón connota: purificado, sin mancha. No hay duda que indica ser como Cristo. Quizá Usted ignore que cristianos connota Cristos pequeños.

3. Un corazón dividido

Mat 5:8 Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

Un corazón puro, limpio es uno que no está dividido. Que tiene como su mayor deleite y objeto de su amor a Cristo, a Dios. Nadie puede tener realmente un corazón dividido:

Mat 6:24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.

El hombre fue hecho para dirigir su amor en una sola dirección. De allí que el adultero sea infeliz, Pues que tiene que ver la luz con las tinieblas y Cristo con Belial.

De allí que la verdadero creyente aunque tenga el más tierno y fiel conyugue no le satisfaga completamente, sus hijos, sus tesoros sean solo sorbos de agua fresca en una camino en el desierto hacia el paraíso. Siendo ese paraíso Cristo mismo.

Esto significa que el cristiano ha de vivir para la Gloria de Dios en todos sus sentidos. Que ese debe ser el deseo supremo de su vida.

Hemos dicho en otros sermones invocando las palabras de Henry Scougal que la grandeza de un alma se mide por lo que ama. Por lo que es su deleite. Por lo que lo apasiona. Un hombre felicísimo es aquel que esta apasionado por Cristo, su Palabra, su Reino, su eternidad. Pero sobre todo por su persona. Desea más que todos los demás deseos. Le necesita más que a todas sus bendiciones, que a todos sus beneficios. Es desear por encima de todas las cosas conocerlo, amarlo, servirlo nuestro Señor afirma que solo así verán a Dios. Y con esto vamos al cuarto y último punto.

4. …Porque verán a Dios

Mat 5:8 Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

La máxima meta del cristianismo no es ser salvo.
La máxima meta del cristianismo no es ser perdonado.
La máxima meta del cristianismo no es ser adoptado como hijo de Dios.
La máxima meta del cristianismo no es ser coheredero con Cristo.
La máxima meta del cristianismo no es ser beneficiario de todos los afectos y bendiciones divinos.
La máxima meta del cristianismo no es ir al cielo.
La máxima meta del cristianismo no es heredar la tierra.
Su máxima meta es VER A DIOS…

Por eso es que es feliz el del limpio corazón por que se cumplirá su máximo deseo ver a Dios.

1Co 13:12 Ahora vemos por espejo, oscuramente; más entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido.

Si bien es cierto hoy le vemos por la Fe en las cosas creadas…
Si bien es cierto hoy le vemos por la Fe en su benefactora providencia…
Si bien es cierto hoy vemos a Dios… como mirando al invisible..
La Biblia, su divina Palabra nos asegura que le veremos cara a cara…
Es decir que hoy es por la Fe, no será nada en comparación de lo que será aquel dia.

Es el Summun Bonum del Evangelio. Ver a Dios.
Para esto estamos destinados los creyentes, los escogidos.
De allí la importancia de poner la mirada en las cosas de arriba.

¿Cómo será esto? Bueno, por gracia, si bien Usted como creyente ha de esforzarse, su esfuerzo es deleitoso
Porque es como el esfuerzo de la crisálida.
Porque es como el esfuerzo de la mujer que va a dar a luz.
Porque es como el esfuerzo del naufrago que ha avistado tierra a poca distancia.

Aquí esta la razón medular de la declaración de Pablo:

Filipenses 1:21 Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.

No es el espíritu de depresión y existencialismo de Jean Paul Sartre.
No es la melancólica declaración de un suicida.
No es un grito de desesperación.
Es la voz de un hombre eternamente feliz.
Uno que le ha hallado sentido a la existencia.
Uno que sabe que este mundo de dolor y maldad es un pasar.
Es ganancia porque al morir llagaría a la meta señalada.

¿Pero cómo fue que comenzó todo esto?

Bien, porque Felices los de limpio corazón… porque ellos verán a Dios…
Esos son los cristianos… Gentes de corazón limpio… por la sangre de su Redentor.
Gentes Felices… pues tienen un futuro glorioso asegurado en la CRUZ DE CRISTO.

Pero y ¿Qué de aquellos que aun no conocen camino de salvación?

Que no se han reconocido pobres…
Que no lloran aun su condición pecadora…
Que no son mansos…
Que no tiene hambre y sed de la Justicia que es Cristo…
Que por no haber alcanzado misericordia no saben ser misericordiosos…

Bien, hoy puede Usted comenzar esa ruta hacia la Felicidad, hacia la bienaventuranza.
Hoy puede Usted invocar el nombre del Señor Jesucristo y ser Salvo.
Hoy por su Gracia , Dios por su espíritu puede darle un nuevo corazón:

Sal 51:7 Purifícame con hisopo, y seré limpio;
Lávame, y seré más blanco que la nieve.
Sal 51:8 Hazme oír gozo y alegría,
Y se recrearán los huesos que has abatido.
Sal 51:9 Esconde tu rostro de mis pecados,
Y borra todas mis maldades.
Sal 51:10 Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio,
Y renueva un espíritu recto dentro de mí.

Y esto será posible, porque Cristo lo gano para pecadores que vengan a ´El arrepentidos.

Oremos….

Video-Felices los misericordiosos

Pastor Manuel Cendales S.
Serie de sermones "Felices"

1. Felices los pobres en espíritu 2. Felices los que lloran
3. Felices los mansos
4. Felices los que tienen hambre y sed de justicia
5. Felices los misericordiosos 6. Felices los de limpio corazón
7. Felices los pacificadores
8. Felices los que padecen persecución por causa de la justicia


ESQUEMA DE LA PREDICACIÓN

"Felices los misericordiosos"
Mateo 5.7

Mat 5:7 Bienaventurados los misericordiosos,  porque ellos alcanzarán misericordia.

Introducción.
(En proceso de transcripción)

Video-Felices los que tienen hambre y sed de justicia

Pastor Manuel Cendales S.
Serie de sermones "Felices"

1. Felices los pobres en espíritu 2. Felices los que lloran
3. Felices los mansos
4. Felices los que tienen hambre y sed de justicia
5. Felices los misericordiosos 6. Felices los de limpio corazón
7. Felices los pacificadores
8. Felices los que padecen persecución por causa de la justicia


ESQUEMA DE LA PREDICACIÓN

"Felices los que tienen hambre y sed de justicia"
Mateo 5.6

Mat 5:6  Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia,  porque ellos serán saciados.

Introducción.

Hemos visto: Todos los hombres buscan ser felices pero equivocadamente, añadiendo cada vez más desgracia a sus vidas. Que Cristo comienza el Sermón del monte indicándonos “El camino para ir de dicha en dicha.
Que el Sermón del monte describe el carácter que debe tener todo cristiano. El Reino de Dios, No afuera, no arriba, sino dentro de si mismo.
Que las Bienaventuranzas son el comienzo del mismo y que describen las felicidades, que una tras otra y en orden lógico, son  propias de un creyente, uno que ha sido llamado por Dios de manera eficaz.
Es Feliz al saberse “pobre de Espíritu” porque de tal manera accede al reino de los cielos.
Es feliz “al llorar su condición espiritual” porque es consolado, Hay esperanza para él, hay salvación mediante la FE.
ES feliz porque “los vituperios y aflicciones y vejámenes a los que se vea sometido”  como creyente, son como señal apropiada que La tierra será (es) suya”

Que estas felicidades no son naturales sino que vienen por La Gracia del Señor.
Que las dos primeras tiene que ver con su actitud hacia si mismo.
Que la mansedumbre, su actitud hacia los demás.
Y que estas crecen en grado de dificultad, de humillación ya que en últimas reconocer así mismo pecador es mucho más fácil que oírlo de los demás.

Permítanme recordar una vez más que una Bienaventuranza conlleva  a la otra. Solo siendo “pobres de espíritu”  a nuestros propios ojos, nos llevara a “llorar” con un corazón quebrantado lo que nos conduce a ser personas mansas pues tal realidad nos muestra que “gracia y misericordia” hemos recibido y que somos como dijo Pablo “los primeros pecadores” y callaremos con toda seguridad  al ser afrentados si  recordamos de donde nos saco el Señor.


1.  En busca de la Felicidad

Mat 6:33  Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia,  y todas estas cosas os serán añadidas.

Todo el mundo busca la Felicidad.

El Dr. Martin Lloyd-Jones, quien antes de ser Pastor y teólogo fue medico de profesión por muchos años dice:
“De nuevo, hemos dicho que el hombre impío procura la Felicidad…  pero lejos de la justicia. Porque cada vez que coloca la felicidad delante de la justicia se condena  a la desgracia.
El mensaje del Evangelio es este: Solo pueden ser verdaderamente felices  los que buscan ser justos. Ponga la felicidad en lugar de la justicia y nunca alcanzará la verdadera felicidad…

… Pensemos que sufre una enfermedad dolorosa. En general el deseo de un enfermo tal es aliviar el dolor, y se entiende muy que así sea. A nadie le gusta el dolor. La única idea de este enfermo, por tanto, es hacer lo que  pueda para aliviarse  Sí; pero si el doctor que lo atiende también está preocupado solamente por aliviarle el dolor es muy mal doctor. Su principal deber es descubrir la causa del dolor y tratarla. El dolor es un síntoma maravilloso que la naturaleza provee para llamar la atención acerca de la enfermedad, y el tratamiento definitivo para el dolor es tratar la enfermedad, no el dolor. Así pues, si un doctor trata solamente el dolor sin descubrir la causa del mismo, no sólo actúa contra la naturaleza, hace algo que es sumamente peligroso para la vida del paciente. El paciente quizá no sienta dolor, quizá parezca estar bien; pero la causa del problema sigue presente. Pues bien, esta es la necedad de la que el mundo es culpable. Dice, 'Quiero verme libre del dolor, por tanto voy a ir al cine, o beber, o hacer lo que sea para olvidar el dolor.' Pero el problema es, ¿Cuál es la causa del dolor, de la infelicidad, de la desgracia?
No son felices los que tiene hambre y sed de Felicidad y Bienaventuranza. No, Bienaventurados los que tiene hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.

2.  El deseo de liberación
Romanos 7:24  ¡Miserable de mí!  ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte?

El deseo de liberarse del pecado y de todas sus manifestaciones.

El deseo de liberarse del pecado porque este le separa de Dios.

“El que tiene hambre y sed de justicia es el que ve que el pecado y la rebelión lo han apartado de Dios, y anhela restaurar esa antigua relación, la relación original de justicia en la presencia de Dios. Nuestros primeros padres fueron hechos justos en la presencia de Dios. Moraban en El y andaban con El. Esta es la relación que ese hombre anhela”

El deseo de ser justos ante Dios.

Pero también significa un deseo de verse libre del poder del pecado.

No solo en lo externo, sino en lo interno… Recordemos que el Sermón del monte hace referencia al Reino de Dios dentro de nosotros...

Es comprender que el mundo en el que vive esta bajo el dominio del pecado y de Satanás y a los tres aborrece y desea separarse absolutamente de ellos  Bajo el yugo de los cuales ha vivido.

3.  El deseo de Ser como Cristo.
1Co 11:1  Sed imitadores de mí,  así como yo de Cristo.

Gal 4:19  Hijitos míos,  por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto,  hasta que Cristo sea formado en vosotros,

Mat 5:6  Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia,  porque ellos serán saciados.
hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios,  a un varón perfecto,  a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;

“Desea verse libre del Yo”. En todas sus horribles manifestaciones, en todas sus formas. Ese monstruo horripilante que se manifiesta constantemente y que quiere controlarle.

Tener hambre y sed de justicia es desear ser santo positivamente.

Es desear mostrar los frutos del Espíritu

Es ansiar ser como el hombre  del Nuevo Testamento; En Cristo Jesús.

Significa que el deseo supremo que uno tiene en la vida es conocer al Padre y vivir en intimidad con El, andar con Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. 'Nuestra comunión,' dice Juan, 'verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo.' También dice, 'Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él.' Estar en comunión con Dios quiere decir andar con Dios Padre, Hijo, y Espíritu Santo en la luz, en esa pureza y santidad benditas. El que tiene hambre y sed de justicia es el que anhela esto por encima de todo. Y a fin de cuentas no es nada más que un anhelo y deseo de ser como el Señor Jesucristo. Mirémoslo; contemplemos lo que los Evangelios dicen de él; contemplémoslo en la tierra encarnado; veámoslo en su obediencia a la ley santa de Dios; veámoslo cómo reacciona frente a otros, en su amabilidad, compasión y sensibilidad; veámoslo en sus reacciones ante sus enemigos y ante todo lo que le hicieron. Ahí está la imagen, y ustedes y yo, según la doctrina del Nuevo Testamento, hemos nacido de nuevo y hemos sido hechos otra vez según esa imagen y semejanza. El que, por tanto, tiene hambre y sed de justicia es el que desea ser así. Su deseo supremo es ser como Cristo.
Buscada primeramente el Reino de Dios y su justicia y todo lo demás…
  
4.  Quiere Decir; Conciencia de su  necesidad.
Romanos  7:24  ¡Miserable de mí!  ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte?

No es un sentimiento pasajero; es algo que no deja de instarnos, conminarnos hasta que nos sea plena y absolutamente hecho realidad:
Gemimos… Duele… Incluso es algo que una vez aparece sigue en aumento hasta desesperarnos… Es algo que hace sufrir y agonizar…

5.  Es hambre y sed de Dios.
Salmo 42:1-2  Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas,
 Así clama por ti,  oh Dios,  el alma mía.
2  Mi alma tiene sed de Dios,  del Dios vivo;
 ¿Cuándo vendré,  y me presentaré delante de Dios?

Cuando el hijo prodigo tuvo hambre fue a alimentarse de algarrobas, pero cuando sintió morir de hambre, fue a su Padre

6.  La felicidad de Estos…
Mat 5:6  Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia,  porque ellos serán saciados.

“Serán saciados” ¿Por qué? …  porque recibirán lo que desean.
Cuando reconocemos esta muerte que hay en nosotros…
Esa hambre profunda… Entonces Dios nos concede este don bendito.

Esto es el Evangelio de la Gracia.
Todo Por Gracia.

“El cristiano debería saber que sus pecados son perdonados. No debería buscar esto, sino saber que lo posee”.

Ya fue saciado… Pero cuanto más es saciado… Más hambre y sed posee…  quiere ser absolutamente semejante A Cristo…

1 Juan 3:2  Amados,  ahora somos hijos de Dios,  y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser;  pero sabemos que cuando él se manifieste,  seremos semejantes a él,  porque le veremos tal como él es.

Oremos….

Video-Felices los mansos

Pastor Manuel Cendales S.
Serie de sermones "Felices"

1. Felices los pobres en espíritu 2. Felices los que lloran
3. Felices los mansos
4. Felices los que tienen hambre y sed de justicia
5. Felices los misericordiosos 6. Felices los de limpio corazón
7. Felices los pacificadores
8. Felices los que padecen persecución por causa de la justicia


ESQUEMA DE LA PREDICACIÓN

"Felices los mansos"
Mateo 5.5
Mat 5:5  Bienaventurados los mansos,  porque ellos recibirán la tierra por heredad.

Introducción.

El sermón del monte describe el carácter de todo cristiano verdadero.
Las bienaventuranzas, tienen un orden lógico.
Las bienaventuranzas son progresivas en dificultad y profundidad.
En esta bienaventuranza entraremos en un terreno más difícil, más humillante.

La primera bienaventuranza nos pide que nos demos cuenta de nuestra debilidad e  incapacidad.Nos informa que y hace sentir nuestra condición de pobreza y desgracia. Al mostrarnos el Evangelio lo que tendríamos que ser nos hace “pobres de espíritu”.
Solo así somos conducidos  al  llanto… lloramos al ver nuestro estado y decimos como Pablo… “miserable de mi… quien me librará de este cuerpo de  muerte”

Mat 5:5 Bienaventurados los mansos,  porque ellos recibirán la tierra por heredad.

1. ¿Qué es mansedumbre?

No se trata de una cualidad natural. Pero si deben poseerla todos los cristianos que en verdad lo son.
NO solo algunos especiales, todos, independientemente al temperamento o carácter que tenga tiene que ser manso.
David… carácter fuerte y extraordinario… valiente guerrero. Era como caldera en ebullición. Con todo fue manso.
Manso no quiere decir indolente.
Manso no quiere decir flojera. Hay personas clamadas y serenas y tienden a tenerlas por mansas.
Manso no quiere decir amabilidad. Esto se encuentra en los perros, hay perros más amables que otros.
No significa persona de carácter débil.
No es “espíritu de compromiso”
O paz a cualquier precio. “Lo que sea con tal de  no estar en desacuerdo”.

William Hendriksen. En su comentario a este pasaje nos da clara idea de lo que es manso.
“Quebrantado de corazón”
“Ha muerto a su propia justicia”
“Sabe que no puede pretender méritos delante del Señor “

 Ahora ¿porque creemos que este tema es más difícil y profundo? Porque hemos llegado al punto de preocuparnos por otros.

“Lo diría así: Puedo ver claramente mi nada y mi condición desesperada frente a  las exigencias del Evangelio y la ley de Dios. Estoy consciente, cuando soy sincero conmigo mismo, del pecado y del mal que hay en mí, y esto me hunde. Y estoy dispuesto a enfrentarme con estas dos cosas. Pero cuan  más difíciles permitir que otros digan cosas acerca de mí.

Los leprosos… y su campana….inmundos
La enferma de flujo….              inmunda
La mujer siro- fenicia… “perrillo”

Por instinto le ofenden tales cosas…
Prefiere condenarse a Usted mismo pero no que otros lo condenen…
Afirma que es pecador pero no le gusta que otro se lo diga…
Hasta aquí ha sido redargüido  y se observa así mismo pero no le gusta que otros lo observen…
Y menos le gusta como ellos actúan en relación a esto con Usted….
¿Cierto que es más humillante que las dos anteriores bienaventuranzas…?

2.    ¿Quién es manso?

William Hendriksende nuevo no es útil:
“La mansedumbre nos es debilidad. La  mansedumbre no consiste en tener una columna vertebral de goma, la característica de la persona que está dispuesta a doblarse ante toda brisa.
“Es mostrar un carácter sumiso ante la provocación”
“La disposición a sufrir y no causar daño”

En El A.T.
Abraham… Ejemplo cuando se separó de Lot.
Moisés…  “El hombre más manso sobre la tierra.  Su conducta moral, su opinión baja de si mismo, esa tendencia a rebajarse a humillarse.
David… en su relación con Saúl

De Jeremías el Dr. Lloyd-Jones dice:
Tomen también a Jeremías y el mensaje tan poco popular que le fue comunicado. Fue llamado para que comunicara la verdad al pueblo—no lo quería hacer--- en tanto que otros profetas decían cosas fáciles y agradables. Estaba aislado. Era individualista--- hoy lo llamarían no cooperador--- porque no decía todo lo que los demás decían. Todo le dolió amargamente. Pero lean su historia. Vean como lo soportó todoy permitió que se dijeran cosas hirientes a sus espaldas y como siguió comunicando el mensaje. Es un ejemplo maravilloso de mansedumbre.”

Fue a Jeremías a quien le dijo que comprara tierra en Jerusalén.

Samuel había sido desechado como Juez por Israel, lo más normal hubiese sido que alegara, odiara y quisiera vengarse de Israel.

1ª Samuel 12:23
23 Así que,  lejos sea de mí que peque yo contra Jehová cesando de rogar por vosotros;  antes os instruiré en el camino bueno y recto.

En El N.T.

El Centurión…  “no soy digno”
Esteban….
Pablo

La mansedumbre es compatible con una gran fortaleza.
La Mansedumbre es compatible con  una gran autoridad y poder.
Pertenece a grandes defensores de la Verdad.
Alguien que está dispuesto incluso a morir la Verdad.
Los mártires fueron mansos pero no débiles.
La mansedumbre no es algo meramente externo.
Es algo del espíritu… interno.

Veamos la mansedumbre en El Señor Jesús

Mat 11:28
28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados,  y yo os haré descansar.
29  Llevad mi yugo sobre vosotros,  y aprended de mí,  que soy manso y humilde de corazón;  y hallaréis descanso para vuestras almas;
30  porque mi yugo es fácil,  y ligera mi carga.

Su reacción ante los demás…
Sufrió persecución…
Sufrió mofa….
Sufrió sarcasmo…
Sufrió burla

Se podría definir la mansedumbre así: Es básicamente tener una idea adecuada de uno mismo, la cual se manifiesta en la actitud y conducta que tenemos respecto a otros.

Cristo, siendo Dios y Hombre. Nunca se atribuyó nada bueno así mismo, siempre al Espíritu de Dios o al divino Padre en su mayoría. Siendo Dios no lo tomo como prerrogativa.

Prerrogativa. (Del lat. prerrogativa). f. Privilegio, gracia o exención que se concede a alguien para que goce de ello, anejo regularmente a una dignidad, empleo o cargo. || 2. Facultad importante de alguno de los poderes supremos del Estado, en orden a su ejercicio o a las relaciones con los demás poderes de clase semejante. || 3. Atributo de excelencia o dignidad muy honrosa en algo inmaterial.

Leamos lo que dice al respecto Pablo:

Filipenses 2:6
6  el cual,  siendo en forma de Dios,  no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,

No los de espíritu altanero, que remueven el mundo para conseguirlo, sino los mansos, que son vapuleados de un rincón a otro y sufren y apenas se les deja tranquilos en parte alguna. Esta tierra de la cual estaban  privados ahora la poseerán para gozar de ella. John Penington.

3.    La felicidad del Manso: Heredará La Tierra.

Heredar: Tiene derecho a esa posesión de Gracia.
                  Ciertamente lo recibirá  como un tesoro  inalienable.
                  No puede ganárselo pero tampoco necesita ganárselo… ya es suyo… por gracia.

Mientras que los soberbios e impíos quieren ganarse la tierra por su fuerza, con violencia y cohecho.
“la persona mansa deja  todo en manos de Aquel que ama y cuida”

No busca poseer; espera en Dios…Busca su Reino primero:

Mat 6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia,  y todas estas cosas os serán añadidas.

Él sabe que Dios está al cuidado, es su Proveedor, su Torre Fuerte su buen y bienhechor Padre. Este contraste está bien delineado en El salmo 37.
  
LA MANSEDUMBRE.

Sal 37:1-11
1 No te impacientes a causa de los malignos,
 Ni tengas envidia de los que hacen iniquidad.
2  Porque como hierba serán pronto cortados,
 Y como la hierba verde se secarán.
3  Confía en Jehová,  y haz el bien;
 Y habitarás en la tierra,  y te apacentarás de la verdad.
4  Deléitate asimismo en Jehová,
 Y él te concederá las peticiones de tu corazón.
5  Encomienda a Jehová tu camino,
 Y confía en él;  y él hará.
6  Exhibirá tu justicia como la luz,
 Y tu derecho como el mediodía.
Guarda silencioante Jehová,  y espera en él.
 No te alteres con motivo del que prospera en su camino,
 Por el hombre que hace maldades.
Deja la ira,  y desecha el enojo;
 No te excites en manera alguna a hacer lo malo.
9  Porque los malignos serán destruidos,
 Pero los que esperan en Jehová,  ellos heredarán la tierra.
10  Pues de aquí a poco no existirá el malo;
 Observarás su lugar,  y no estará allí.

Sal 37:11  Pero los mansos heredarán la tierra,
 Y se recrearán con abundancia de paz.

Quizá posean solamente una pequeña porción de esta tierra, o de bienes terrenales, pero una pequeña porción  con la bendición de Dios reposando en ella es más que las riquezas más grandes sin la bendición de Dios
William Hendriksen.

No son los malos del mundo sino los mansos que saben que Romanos 8.28 es verdad.

LA SOBERBIA

Salmo  37:12-21
Sal 37:12  Maquina el impío contra el justo,
 Y cruje contra él sus dientes;
Sal 37:13  El Señor se reirá de él;
 Porque ve que viene su día.
Sal 37:14  Los impíos desenvainan espada y entesan su arco,
 Para derribar al pobre y al menesteroso,
 Para matar a los de recto proceder.
Sal 37:15  Su espada entrará en su mismo corazón,
 Y su arco será quebrado.
Sal 37:16  Mejor es lo poco del justo,
 Que las riquezas de muchos pecadores.
Sal 37:17  Porque los brazos de los impíos serán quebrados;
Mas el que sostiene a los justos es Jehová.
Sal 37:18  Conoce Jehová los días de los perfectos,
 Y la heredad de ellos será para siempre.
Sal 37:19  No serán avergonzados en el mal tiempo,
 Y en los días de hambre serán saciados.
Sal 37:20  Mas los impíos perecerán,
 Y los enemigos de Jehová como la grasa de los carneros
 Serán consumidos;  se disiparán como el humo.
Sal 37:21  La impía toma prestada,  y no paga;
 Mas el justo tiene misericordia,  y da.

Salmo 37.16-40
16  Mejor es lo poco del justo,
 Que las riquezas de muchos pecadores.
17  Porque los brazos de los impíos serán quebrados;
Mas el que sostiene a los justos es Jehová.
18  Conoce Jehová los días de los perfectos,
 Y la heredad de ellos será para siempre.
19  No serán avergonzados en el mal tiempo,
 Y en los días de hambre serán saciados.
40  Jehová los ayudará y los librará;
 Los libertará de los impíos,  y los salvará,
 Por cuanto en él esperaron.

Finalmente….
 Nadie puede ser manso sino es pobre de Espíritu, nadie puede ser manso sino llora el ser un vil pecador. Es consiente  que  además debe haber ausencia de orgullo. El manso no es orgulloso en si mismo no se gloria nunca en si mismo, siente que no tiene nada en que enorgullecerse. También significa que no se trata de imponer. El manso no exige para sí, no exige todos sus derechos. No exige que tengan en cuenta su posición, sus privilegios, bienes y nivel social.

No es susceptible de sí mismo.
No está velando siempre por sus intereses.
No está siempre a la defensiva.
Ser manso significa que uno ya no se protege porque no ve nada que valga la pena proteger.
Nunca se compadece de si mismo. “Cero autocompasión
Ausencia total de espíritu de venganza. De tomarse revancha.
Siempre enseñables.
El verdadero manso siempre estará satisfecho. Está contento.
No teniendo nada, más poseyéndolo todo
Sabe vivir humildemente y sabe tener abundancia.
Todo lo puede en Cristo que le fortalece


Filipenses 2:5-9
5  Haya,  pues,  en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,
6  el cual,  siendo en forma de Dios,  no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,
7  sino que se despojó a sí mismo,  tomando forma de siervo,  hecho semejante a los hombres;
8  y estando en la condición de hombre,  se humilló a sí mismo,  haciéndose obediente hasta la muerte,  y muerte de cruz.
9  Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo,  y le dio un nombre que es sobre todo nombre,

John Bunyan lo expresa muy bien:
 “El que está en el suelo no debe temer caer”.

Todo esto es imposible para el hombre natural. Nunca conseguirá ser pobre de espíritu, llorar y ser manso por sí mismo. Requiere necesariamente de ser una nueva creatura, requiere la graciosa intervención de Dios.  Esa Gracia irresistible, eficaz que convierta su corazón de piedra en uno de carne.

Oremos…