¡Aviva....


¡Aviva tu iglesia en estos tiempos de oscuridad!



Texto referenciaHabacuc 3.2

Oh Jehová, he oído tu palabra, y temí. 
Oh Jehová, aviva tu obra en medio de los tiempos, 
En medio de los tiempos hazla conocer; 
En la ira acuérdate de la misericordia.  

Habacuc significa abrazar y manteniendo ese sentido, el presente artículo tiene como objetivo abrazar de manera solidaria a todos aquellos hermanos, iglesias, medios de comunicación, entidades académicas etc. que profesan sinceramente la fe cristiana y cuyos fundamentos o principios están siendo sacudidos por la oscuridad que se cierne sobre del cierre del presente siglo malo. No es hora de dudar y mucho menos de desmayar pues Cristo nos llamó a ser nada menos que: ¨Columna y baluarte de la verdad¨ ( 1Tim 3.15)

El libro de Habacuc inicia con el grito de angustia del profeta como resultado de la maldad que reina en Israel (Juda) y el inminente juicio en que Dios usará a Babilonia una pagana y feroz nación (1.1-11) . Del  tono de clamor pasa al de protesta: …  1.13b¿Por qué ves a los menospreciadores y callas”… los hebreos que han dado la espalda a la voluntad de Dios   … “y callas cuando el impío desprecia al más justo que el” … Para Habacuc sea hace incomprensible ¿como podría Dios usar la maldad de los impíos para disciplinar a los santos?. Sin duda es lo que muchos creyentes se preguntan hoy. De adentro Una pseudo iglesia apóstata y  de afuera la maldad incrementándose en el mundo. ¿Cómo poder permanecer firme en medio de semejante caos?  Pregunta a la que la divina respuesta no se hace esperar: “He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá”  (2.4

Dios es soberano, tiene control absoluto, y aunque parezca paradójico, Dios en su eterna santidad y justicia no se queda impávido como lo pensaba Habacuc, nada de lo que tanto aterrorizaba al profeta estaba fuera del control divino. Y en medio de la oscuridad el Evangelio brilla con mayor intensidad…más el justo por la fe vivirá…  En otras palabras, los que son de la fe genuina se sostendrán, perseveraran o si  prefiere serán preservados por esa genuina fe  “…una vez dada a los santos…” (Gal 3.22) la fe cuando es el genuino don de Dios tal como lo hizo con Job les sostendrá. 

Ahora la oración de Habacuc cobra sentido. De nuestro texto en referencia quiero hacer notar tres aspectos…

La necesidad de oír la Palabra de Dios en estos tiempos



…Oh Jehová, he oído tu palabra, y temí…

Luego de oír a Dios, Habacuc comprendió. En tiempos de oscuridad es la Biblia, la voz de Dios y de sus grandes hechos, es  la luz que alumbra. 



Pedro lo expresa mas apropiadamente: “Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones” ( 2Pedro 1.19

La fe del cristiano, el santo temor, el valor, y la preservación en la santificación sin duda provienen de leer, oír y guardar la Palabra de Dios. (Apoc.  1.3) Por tanto es ahora cuando se hace urgentemente imprescindible y esencialmente necesaria la exposición de las Santas Escrituras  ya que la apostasía y el mover herético de hoy se iniciaron  cuando estas fueron desplazadas de la Iglesia para darle paso a doctrinas de hombres. 

El humillarse ante nuestro Todopoderoso Dios


“ Oh Jehová, aviva tu obra en medio de los tiempos, 
En medio de los tiempos hazla conocerHab3.2a

Luego de volver a las Escrituras,  y devolverle la supremacía a Dios en la predicación, y no de otra forma, clamar, orar y reconocer que no hay métodos, trucos, estratagemas humanos que puedan sustituir la Gloriosa manifestación de Dios. Solo El, puede reanimar, revivir, resucitar aquello que está muriendo por su glorioso Espíritu Santo. Fue Jehová quien prometió que El no  “ No quebrará la caña cascada, ni apagará el pábilo que humeare; por medio de la verdad traerá justicia”( Isaias 42.3)  

El además de avivar,  puede hacer creyentes de las piedras. El puede en medio de una absoluta oposición y oscura adversidad levantar su Iglesia. De hecho ya lo hizo en el pasado, lo leemos en el antiguo testamento, basta recordar al rey Ezequías y  solo como ejemplo de esta era  miremos al siglo XVI después de un siglo de oscurantismo proveyó y propicio la reforma que tuvo como agente acrisolador a Martin Lutero. 

Recordando que su misericordia es para siempre!





En la ira acuérdate de la misericordia.” Hab3.2b





Job dijo: “Pero si él determina una cosa, ¿quién lo hará cambiar?  Su alma deseó, e hizo. El, pues, acabará lo que ha determinado de mí;  Y muchas cosas como estas hay en él. Por lo cual yo me espanto en su presencia;  Cuando lo considero, tiemblo a causa de él.”(Job 23.13-15)  De la misma manera Habacuc entiende que el juicio de Dios es inevitable, Babilonia invadirá a Jerusalén, pero entiende que aun en medio de sus juicios que son primicias de lo que será  el día de su ira final, hay un remanente, siete mil que no doblan rodilla delante de la mentira y maldad. Y humildemente se lo recuerda a Dios. (1Rey19.18)

Interceder por toda la iglesia solicitando compasión a Dios y que en su juicio, que suele indirectamente afectar a los justos, ese fue el caso de Jeremías, recuerde a su Divino Hijo y sus méritos que han sido imputados a sus verdaderos discípulos. 

No es tiempo de desmayar, ni de negociar los principio bíblicos que no son otra cosa que la santidad de Dios. Unidos roguemos al Señor…. ¡Aviva tu iglesia en estos tiempos de oscuridad!


Su siervo, 

Manuel Cendales S.
Correo electrónico: Palabraprofetica@Hotmail.com
Twitter: @ManuelCendalesS