...Buscan lo que no quieren encontrar...


...Buscan lo que no quieren encontrar...


  Nuestro texto, referencia.....Isaías  65:1-2

1  Fui buscado por los que no preguntaban por mí;  fui hallado por los que no me buscaban.  Dije a gente que no invocaba mi nombre: Heme aquí,  heme aquí.
2  Extendí mis manos todo el día a pueblo rebelde,  el cual anda por camino no bueno,  en pos de sus pensamientos;

Introducción.
Permítanme iniciar, en esta ocasión, nuestra reflexión, con dos preguntas. La primera:  ¿puede un ciego de nacimiento observar una pintura y hacer una distinción cromática del mismo? Bien, algunos pretenden que el ciego lo haga. La segunda  ¿ Es posible aceptar con todas sus implicaciones una verdad que de antemano no se quiere aceptar? Esta es la condición de otros. Es un error ignorar que en el seno de la Iglesia existen estas dos erráticas probabilidades y es nuestro deber ya como miembros, ya como oficiales, de la Iglesia local combatirlos pues ellos son obstáculos para el saludable desarrollo de la Iglesia de Jesucristo. En nuestro pasaje en referencia, Dios nos advierte de ellas.

Contextualizando.

Hagamos una breve pero necesaria contextualización del texto bíblico para hoy:

Isaías, profeta y quien profetizó   durante los periodos del reinado de Uzías, Jotam, Acaz, y Ezequías, en la primera parte de su libro se refiere principalmente a los asuntos que llevaron a la cautividad al pueblo de Dios bajo el pacto mosaico y en su segunda parte contiene predicciones y advertencias pero particularmente promesas que se refieren a sucesos posteriores a la cautividad- y es en este ultimo contexto en el que se halla nuestra cita-. Isaías, emite por un lado un juicio, y por el otro  hace aquí una promesa, las dos cosas conectadas con  la venida redentora de Cristo.

Ahora bien, hemos de entender que el profeta, sin duda, hablo primeramente  para la circunstancia histórica que rodeaban su ministerio profético al menos en dos sentidos. En primer lugar,  en palabras del Doctor Richard Pratt, “se enfoco en el juicio”-sobre Israel - "por medio de Asiria” [2] Isaías profetizo en el periodo de la coalición Sirio- Israelí contra Asiria hasta la caída de Samaria, hasta la invasión de Senaquerib. Isaías advirtió  que el Exilio vendría pero que debían confiar en El Señor. En segundo lugar que luego del exilio vendría la restauración de Israel –nuestro texto se halla inmerso en tal afirmación- haciendo referencia a lo que ocho siglos después el Mesías reafirmaría ante la dureza persistente del pueblo, entonces judío, cuya  incredulidad y corazón no arrepentido ningún provecho había sacado del juicio divino del exilio:

Mat 13:14-17
14  De manera que se cumple en ellos la profecía de Isaías,  que dijo:
 De oído oiréis,  y no entenderéis;
 Y viendo veréis,  y no percibiréis.
15  Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado,
 Y con los oídos oyen pesadamente,
 Y han cerrado sus ojos;
 Para que no vean con los ojos,
 Y oigan con los oídos,
 Y con el corazón entiendan,
 Y se conviertan,
 Y yo los sane.
16  Pero bienaventurados vuestros ojos,  porque ven;  y vuestros oídos,  porque oyen.
17  Porque de cierto os digo,  que muchos profetas y justos desearon ver lo que veis,  y no lo vieron;  y oír lo que oís,  y no lo oyeron.

Dos tipos de personas aparecen en este pasaje, al igual que en nuestra cita en referencia, los desventurados y los bienaventurados. Los Judíos en general, que buscaban un “mesías” lejano a las Escrituras (aun lo buscan) y aquellos que fueron favorecidos por La Gracia de Dios. Pablo lo dice en otras palabras:

Romanos  10:19
 También digo: ¿No ha conocido esto Israel?  Primeramente Moisés dice:
 Yo os provocaré a celos con un pueblo que no es pueblo;
 Con pueblo insensato os provocaré a ira.

El apóstol lo ve de la misma manera que Isaías, que el Divino Salvador. Siendo de un pueblo elegido, no por ello eran creyentes todos los Israelitas. Si bien, la iglesia del primer siglo inicio con mayorías judías, no ha sido así  a lo largo de la historia de la Iglesia hasta hoy. Las mayorías son gentiles.


 Isa 65:1-2
1  Fui buscado por los que no preguntaban por mí;  fui hallado por los que no me buscaban.  Dije a gente que no invocaba mi nombre: Heme aquí,  heme aquí.
2  Extendí mis manos todo el día a pueblo rebelde, el cual anda por camino no bueno,  en pos de sus pensamientos;


Con todo, la presente reflexión quiere concentrarse en la aplicación de este pasaje para hoy. Pues en mi humilde parecer es un mensaje bastante contemporáneo y con muchas implicaciones para hoy. Tocaremos  tres puntos a saber:

  Los que buscan lo que no quieren encontrar
  Los que hallan lo que no estaban buscando
  Buscadme y me hallareis.

1. Los que buscan los que no quieren encontrar

Isa 65:2
2  Extendí mis manos todo el día a pueblo rebelde,  el cual anda por camino no bueno,  en pos de sus pensamientos;

Este era el caso de Israel, las diez tribus del norte que se desarrollaron bajo el reinado de Jeroboam- el criado de de Moisés- y que se desenfrenaron en la idolatría. Pero Judá, al sur y que se quedo al lado de Roboam el hijo de Salomón y de cuyo linaje vendría el Mesías –el legislador -[3], Judá, no era mejor. Asiria no solo asoló a Samaria, sino algunas partes de Judá. Con todo, quien a la postre llevaría a cautividad a Judá, bajo el juicio divino, fue Babilonia.

Permítame exponer este texto.  Dios  estaba diciendo por medio del profeta Isaías que en Gracia y por misericordia de todas las naciones de la tierra había escogido a este pueblo para revelársele, no por ser más grande o mejor pues su patriarca Abram fue llamado desde la idolatría, pero de tal privilegio  se esperaba que le buscasen de todo corazón. Lo cual en realidad no sucedió.   Judá fue a cautiverio 70 años, volvió a Jerusalén pero Malaquías denuncia en su libro que el pueblo Judío no aprendió la lección –en ultimas no era de aprender sino de convertirse-a eso se refiere con “buscarle de corazón”. Sobre esto Cristo dijo:


Mat 15:8  Este pueblo de labios me honra;  Mas su corazón está lejos de mí.

Aquellos que pretendían buscarle, a la venida de Cristo – no le hallaron –, porque buscaban lo que querían encontrar. Gloria de hombres [4]. Obras humanas [5]. Méritos religiosos [6].   Algunos esperaban un gran comandante militar, un rey poderoso y político no un humilde carpintero nacido en un pesebre y sin tener donde recostar la cabeza.


¿Cómo aplicar esto en nuestros días. La impresión primaria es aplicarla a  los incrédulos, pero si vemos es una palabra dada al pueblo separado por Dios. Luego podríamos  aplicarlo a lo que Richard Pratt llama la Iglesia Visible, compuesta por todos aquellos que profesan ser cristianos, algunos le llamarían la Iglesia nominal .[7] Lo haremos en dos  sentidos:


a. Búsqueda  a ciegas

Sin duda una de las razones por las que los Judíos no hallaron a Dios en Jesús es porque lo que ya mencionamos antes y que Jesús lo reconfirma en Mateo 13.14-17 estaban ciegos y sordos. Muertos en sus delitos y pecados. Sus líderes religiosos eran ciegos guiando ciegos. Si, pertenecían al pueblo llamado a ser santo, al pueblo al que se le dieron muchos privilegios entre ellos la ley y la promulgación de la misma,[8] con todo, no todos los que fueron llamados, los que oyeron la palabra, obedecieron. La razón, no tenían fe.[9] Parecían ser pero no eran. Usted podría pensar que entonces es una referencia directa a los incrédulos e impíos y comparto en parte esto, solo que los tales pertenecían a Israel como los que hoy militan y confiesan ser cristianos. Cristo en el libro de las revelaciones se lo dijo así a Juan:

Escribe al ángel de la iglesia en Sardis:  El que tiene los siete espíritus de Dios,  las siete estrellas,  dice esto:Yo conozco tus obras,  que tienes nombre de que vives,  y estás muerto. Sé vigilante,  afirma las otras cosas que están para morir;  porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios. Apocalipsis 3.1-2.


Notemos que el menaje va dirigido a la Iglesia de Sardis.  De la misma manera,  hay una Iglesia visible hoy, un cristianismo “protestante” cuyo origen es confesado como de la reforma y que sin embargo no son reformados. Su Canon parecieran ser las Escrituras, al menos así lo afirman ellos, pero no se quieren conformar a ellas. Predican un “salvador “distinto al de la Biblia, un “dios” hecha conforme a su imagen y semejanza –corrupta-. Ellos, como dijo Jesús a la samaritana “adoran lo que no saben”.[10]
Sus líderes son “Los fabricantes de dioses”[11]. Los mormones son un buen ejemplo de estos, pero los hay más sutiles y destructivos pues se acercan tanto a la verdad (no por ello deja de ser mentira) que pasan por veraces ante aquellos que o bien no la conocen [12]o bien son simples[13], o bien  niños fluctuantes llevados por doquiera de todo viento de doctrina[14] . Buscan lo que no quieren encontrar. O si prefiere, no importa cuánto “busquen” como los de la ciudad de Sodoma, andan a tientas sin poder hallar la puerta[15]

Es un “pueblo” (no mi pueblo) que anda en camino no bueno .Versículo en referencia

b. Búsqueda prejuiciada

Este segundo grupo busca lo que de antemano quiere encontrar. Notemos lo que dice el versículo  2 ... Extendí mis manos todo el día a pueblo rebelde,  el cual anda por camino no bueno,  en pos de sus pensamientos... De estos se hallan en todos los grupos, denominaciones, y aun algunos pudieran ser en alguna  medida “confesionales”. El problema de estos es que buscan en la Escritura con la  idea de que ellos mismos “ya llegaron” por tanto llegan a pensar que ya no hay nada que buscar. Estos ignoran voluntariamente que la bandera de una Iglesia saludable es estar Semper Reformanda. No me malinterprete por favor, pues se que muchos liberales usan esta frase para justificar sus desvaríos, solo quiero hacer notar lo peligroso que puede ser sustituir al Espíritu de Dios, quien siempre está reformando la iglesia por medio de la Palabra[16] y llegar a pensar que ya han llegado, solo por abrazar algunas de las doctrinas medulares del Cristianismo Bíblico o implementar una cultura externa “reformada “en la Iglesia local.
Si bien hay diferencias sustanciales con el grupo anterior, este grupo va  a la Escritura de tal manera que su “estrecha confesión”[17] se convierte en un impedimento para hallar la verdad tal como ha sido revelada.

2  Extendí mis manos todo el día a pueblo rebelde,  el cual anda por camino no bueno,  en pos de sus pensamientos;

En pos de sus pensamientos... sus propias ideas, teologías construidas en la mayoría de los casos no a la luz de una desprejuiciada reflexión bíblica sino rendida a tradiciones que no por ser practica de largo tiempo en la iglesia histórica, necesariamente responden a principios bíblicos. 

Permítame resumir los dos grupos mencionados. El primero... tiene nombre de qué vive pero está muerto...  Y no lo digo de manera irresponsable, más bien lo dice Cristo a la iglesia de Sardis[18]. Y quisiera enfatizar en esto. El mensaje es a la Iglesia.

Y el segundo, probablemente viva  pero...ha dejado su primer amor[19]... como lo dice Cristo a la Iglesia de Filadelfia. En palabras de Kistemaker: 

“Funcionaban no como propagadores de la fe sino como cuidadores y custodios. Había una deficiencia obvia en expansión evangelistica como consecuencia de una forma conservadora de pensar. Amaban a su Señor pero ya no con el corazón, alma y mente”

2. Los que hallan lo que no estaban buscando

Isa 65:1
1  Fui buscado por los que no preguntaban por mí;  fui hallado por los que no me buscaban.  Dije a gente que no invocaba mi nombre: Heme aquí,  heme aquí.


Que Gloriosa explosión de Gracia conlleva este versículo. A diferencia de los que buscan lo que no quieren encontrar. Estos en realidad no eligieron, más bien fueron elegidos. No buscaron, más bien fueron hallados.  Una referencia a la independencia de Dios y su total y absoluta soberanía en revelársele a quien El quiera. Isaías anticipaba el pacto de Gracia en Cristo, haciendo  una referencia directa a su elección incondicional
[20]y a su Gracia Irresistible[21](también llamada Gracia eficaz). Cabe aquí citar la expresión que ante tal soberanía expreso el mismo Salvador:

Mat 11:25  En aquel tiempo,  respondiendo Jesús,  dijo: Te alabo,  Padre,  Señor del cielo y de la tierra,  porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos,  y las revelaste a los niños.



3. Buscadme y me hallaréis.

Isa 65:1-2
1  Fui buscado por los que no preguntaban por mí;  fui hallado por los que no me buscaban.  Dije a gente que no invocaba mi nombre: Heme aquí,  heme aquí.
2  Extendí mis manos todo el día a pueblo rebelde,  el cual anda por camino no bueno,  en pos de sus pensamientos;

Si Usted piensa que, a la luz del pasaje en referencia, el encabezado de este último punto es paradójico estoy de acuerdo con Usted. Sin embargo es conforme a la doctrina bíblica. En Romanos capítulo 3 leemos:

Rom 3:9-11 
9  ¿Qué,  pues?  Somos nosotros mejores que ellos?  En ninguna manera;  pues ya hemos acusado a judíos y a gentiles,  que todos están bajo pecado.
10  Como está escrito: 
No hay justo,  ni aun uno;
11  No hay quien entienda. 
 No hay quien busque a Dios.

Pablo afirma que los cristianos tampoco buscaban a Dios. Lo paradójico es que Dios demanda que se le busque, 

Amo 5:4  Pero así dice Jehová a la casa de Israel: Buscadme,  y viviréis;

El profeta Amos, quien también advirtió la inminente destrucción de Samaria, dice a Israel y por su medio  a todo hombre que si quiere vivir debe buscar a Dios. Siendo así ¿a qué se refiere Isaías con las palabras  divina... Fui buscado por los que no preguntaban por mí;  fui hallado por los que no me buscaban?  .... Bien, la respuesta está en las palabras que seguidamente expresa el mismo Dios... Dije a gente que no invocaba mi nombre: Heme aquí,  heme aquí.

El Señor mismo les abrió los ojos a aquellos elegidos antes de la fundación del mundo[22] y no solo se dejo ver, por así decirlo, sino que Voceo... Heme aquí, heme aquí. Hoy sigue aplicando esa misma y graciosa misericordia en cada generación. Dotando de Fe a sus escogidos[23] y guiándolos al arrepentimiento[24].

Según lo ultimo expresado y sabiendo que el hombre no puede ni quiere arrepentirse, con todo llama a todo hombre a que se arrepienta, pues es criatura moral y responsable ante los ojos de Dios y quebrantador de sus mandamientos por tanto culpable y merecedor de condenación eterna.

Hechos  17:30  Pero Dios,  habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia,  ahora manda a todos los hombres en todo lugar,  que se arrepientan;

 Pasar por alto puede traducirse “superado”.  Hendriksen lo expresa así:   Si los gentiles deciden defenderse con la afirmación que ellos han actuado en ignorancia de los mandamientos de Dios, Pablo les dice que Dios ha superado sus hechos de ignorancia pecaminosa (véase 3:17;  13:27). Es decir, Dios ni ha juzgado al pueblo ni lo ha castigado por sus pecados; sino que en lugar de ello ha buscado otro camino, para decirlo así. En otros dos casos, Pablo señala este mismo punto.  Primero, en su discurso al pueblo de Listra, Pablo afirma que en el pasado Dios permitió a las naciones gentiles vivir su propia forma de vida (14:16). Esto no significa que Dios justifique a las naciones, porque él sigue considerándolos responsables de sus acciones (Ro. 1:19–20). Pero cuando estos gentiles oyen la proclamación del evangelio, el tiempo de su ignorancia ha llegado a su fin.  Si ellos escuchan las Buenas Nuevas y no se arrepienten, pierden la oferta de Dios para la salvación y consecuentemente sufren castigo eterno.  Segundo, en Romanos 3:25 Pablo escribe que Dios toleró los pecados de la gente cometidos en tiempos pasados y así los perdonó. Pero ahora que Cristo ha derramado su sangre por los pecados de su pueblo, Dios está listo para perdonar los pecados del pasado de la misma forma que olvida los pecados de todos aquellos que arrepentidos vienen a él ahora.

Permítanme cerrar esta pequeña reflexión diciendo: Según lo entendido, algunos buscan a Dios y en su Palabra, aquello que no quieren hallar. Dicho de otra forma, tiene un dios imaginario alejado de las Escrituras y cuando leen las mismas o bien, son ciegos y sordos conminados a la más terrible oscuridad. Otros, en el fondo de su corazón saben que algunas de sus creencias no son conforme a la Biblia pero sus “tradiciones teológicas“ pesan tanto en sus corazones que nublan la razón y se convierten en un obstáculo para reformar su alma

Que Dios tenga misericordia de nosotros y podamos tener la luz suficiente para no anteponer nuestros... pensamientos... a los de Dios, y si alguno esta a ciegas que por medio de este sencillo y nada pretencioso blog reciba la revelación de Dios en la faz de Jesucristo.


Vuestro siervo.

Manuel Cendales S. 


[1] Añadido mío.
[2] Dios nos dio profetas. Modulo 5.
[3] Génesis 49.10
[4] Juan 12.43.
[5] Gal 3.1-6
[6] Mateo. 6.1-5,16
[7]  Adj. Que tiene nombre de algo y le falta la realidad de ello en todo o en parte. 
[8] Romanos 9.4-5
[9] Hebreos 3.7 al 4.2
[10] Juan 4.22
[11] Los fabricantes de dioses. Ed Decker y Dave Hunt.
[12] Juan 8.31-32
[13]  Proverbios  1.22; 14.15
[14] Efesios 4.14
[15] Genesis 19.11
[16] http://westminsterhoy.wordpress.com/2009/10/22/semper-reformanda/   Por su interés, reproducimos esta cita, traducida, del  artículo del Dr. Michael S. Horton sobre uno de los motivos más citados, por unos y por otros, de la fe reformada, aunque, la mayoría de las veces, de manera que resulte desvirtuado. A estas palabras de Horton, tan sólo añadiríamos estas otras de Josep-Ignasi Saranyana, sobre su origen último, que sería anterior a la Reforma y se remontaría hasta principios el siglo XIV (sus apreciaciones sobre la Reforma protestante no son del todo correctas, pero el dato que aporta es válido).
“Si ha estado usted en círculos protestantes durante mucho tiempo, ya sea conservadores o liberales, habrá oído la frase “reformada y siempre reformándose” o, algunas veces, simplemente “siempre reformándose”. La oigo muchas veces en estos días, especialmente por amigos que quieren que nuestras iglesias reformadas sean más abiertas a los movimientos que están más allá de la fe y práctica confesadas en nuestros estándares doctrinales. Incluso últimamente en los círculos reformados, varios movimientos se han levantado que cuestionan estos estándares. ¿Cómo pueden las confesiones y catecismos escritos en los siglos 16 y 17 guiar nuestra doctrina, vida y adoración en el siglo 21? Los protestantes liberales frecuentemente invocan esta frase para justificar su cautividad al espíritu de la época, pero algunos protestantes conservadores también lo usan para animar una más amplia definición de lo que significa ser reformado.
Pero ¿de dónde viene esta frase? Su primera aparición fue en un devocional de 1674, por Jodocus van Lodenstein, quien fue una figura importante del pietismo reformado holandés –un movimiento conocido como la Segunda Reforma Holandesa–. Según estos escritores, la Reforma reformó la doctrina de la Iglesia, pero las vidas y prácticas del pueblo de Dios siempre necesitaban mayor reforma.   Van Lodenstein y sus colegas estaban comprometidos con la enseñanza de la confesión y catecismo reformados; ellos simplemente querían ver que esta enseñanza llegara a ser aplicada, así como entendida, más a fondo. Con todo, aquí está su frase entera: “La Iglesia es reformada y siempre [en necesidad de] ser reformada según la Palabra de Dios.” El verbo es pasivo: la iglesia no está “siempre reformándose,” sino está “siempre siendo reformada” por el Espíritu de Dios a través de la Palabra. Aunque los Reformadores mismos no utilizaron este eslogan, ciertamente refleja lo que ellos propugnaban; esto es, ¡si se cita toda la frase!”
[17] Ni siquiera la confesiones Históricas y aprobadas por la iglesia más ortodoxa deberían ser la plantilla para buscar la verdad. Ellas no son infalibles, inerrantes o autoritativas.
[18] Escribe al ángel de la iglesia en Sardis:  El que tiene los siete espíritus de Dios,  y las siete estrellas,  dice esto:  Yo conozco tus obras,  que tienes nombre de que vives,  y estás muerto. Apocalipsis 3.1
[19]  . Ver comentario de apocalipsis 2.4 de Simón Kistemaker.
[20] ES Aquella doctrina bíblica llamada así “porque no hay condición de que el hombre conozca a Dios antes de que Dios lo escoja para Salvación. El hombre esta muerto en sus delitos y pecados. Entonces no hay condición de conocer a Dios antes de que Dios lo escoja para salvarle de la muerte” No es estamos diciendo que la salvación final  es incondicional. No lo es. Debemos experimentar la condición de la fe en Cristo para heredar vida eterna. Pero la fe no es una condición para la elección. Es justamente lo contrario. La elección es la condición para la Fe. Es así porque Dios nos escoge desde antes de la fundación del mundo para comprara nuestra redención en la cruz. Y revivirnos con la Gracia Irresistible y traernos a la fe” John Piper
[21] “La doctrina de la gracia Irresistible no significa que toda la influencia del Espíritu santo no pueda ser resistida. Significa que El Espíritu Santo puede vencer toda resistencia y hacer su influencia irresistible.” John Piper. Es una influencia dada solo a los elegidos.
[22] Efesios 1.1-14
[23] Efesios 2.8-9
[24] Romanos 2.4