Creyente: Toma interés en el Estado

Creyente: Toma interés en el Estado 

                                        


¿Por qué debería el creyente tomarse interés por las cosas del Estado? 


Dr Martyn Lloyd-Jones.



Dios… “por medio de su gracia general…. ha establecido a la iglesia para que brille como luz en el mundo y para señalar a una humanidad caída los caminos y los estándares divinos. 

Así que los cristianos deberían expresar un interés en el Estado por ser una de las tres (Familia, Iglesia y el Estado) grandes influencias “refrenadoras” establecidas por  Dios, y deberían estar alertos a lo que ocurre en el campo político y en el gobierno de su país… (1.Ti 2:1-2¿Por qué debería el creyente tomarse interés por las cosas del Estado? Como explica  este versículo  " para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad"

La función del gobierno  es en primer lugar limitar la maldad y mitigar, hasta cierto punto, los efectos de la Caída. Tiene que refrenar a los malhechores por medio de leyes y controles para ayudarnos a vivir de una manera tranquila, lo que será un beneficio enorme (Negrillas mías). En cuanto a nosotros los cristianos, podremos orar con más libertad, asistir a la casa de Dios sin ser molestados, evangelizar etc. Para nombrar solo tres beneficios. 

Tampoco debería esperar demasiado  del Estado. Puesto que su función – como ya lo hemos mencionado – es mayormente mitigar algunos de los efectos de la Caída. He aquí algunos ejemplos: tiene programas de salud porque ahora hay enfermedad y sufrimiento en el mundo; una política exterior porque existen tensiones y conflictos; un programa de defensa porque sus vecinos internacionales  quieren dominar, controlar y aumentar su poder e influencia; una política educativa porque cada niño posee una naturaleza  adánica  dentro de sí que necesita ser educada y controlada, o más bien,  severamente limitada con respecto a sus manifestaciones. Mas el creyente no debería esperar demasiado del Estado. Las leyes parlamentarias no cambiaran el mundo. Refrenan la maldad y hacen que la vida sea soportable, pero nada más. Solo el evangelio aplicado al corazón por el Espíritu Santo, puede transformar la situación humana  radical y fundamentalmente…. (El cristiano)  Ha de participar en  las actividades de su nación, pero debe tener en cuenta la diferencia que hay entre la vida de la Iglesia y la del EstadoCristo y el Evangelio son la prioridad máxima, la política seria el numero dos.  (Negrillas mías)

Dr. Martyn Lloyd-Jones

Tomado de su primer sermón sobre el capítulo 13 de Romanos. Versión en español. El Estandarte de la Verdad pagina 709-710.

Su siervo, 

Manuel Cendales S

un NO a CONCIENCIA

un  No a Conciencia
-Mi respuesta  al plebiscito del 2 de Oct /2016 en Colombia -



Mi conciencia continúa cautiva de las palabras de Dios. Ni puedo ni quiero retractarme de nada, porque no es ni seguro ni honrado actuar en contra de la propia conciencia” 
                                                 Martin Lutero1 

Lo peor que puede hacer un ser humano es actuar en contra de su conciencia. Cuanto más si es cristiano, y peor aun cuando su nación está abocada a tomar una resolución tan importante que trasciende, como lo veremos, mas allá de la paz o la guerra.

Romanos 2:14-15:
Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos,  aunque no tengan ley, son ley para sí mismos, mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos (negrillas mías).

“La conciencia es sin duda una facultad del alma que nos permite aprobar o desaprobar aquello que nuestro entendimiento nos presenta”.2 En el tema de los acuerdos de la Habana; sin duda, el punto central no está relacionado con que haya guerra o paz, sino que estos se relacionan con lo que entendemos por justicia; en este sentido, Pablo dice que todo hombre posee esta facultad; si bien, el no creyente continuamente hace caso omiso de la misma, pues su maldad, avaricia y ansias de poder le enceguecen o en palabras paulinas, “su conciencia esta cauterizada”3 no es y no debería ser el caso, del cristiano.

Nuestra regla es la Biblia, no nuestros afectos o nuestras filosofías humanas, pues recordemos que Pablo conminó a la Iglesia a delimitar su forma de pensar a “lo que está escrito”4  y no más allá. Permítanme exponer mis razonamientos que me llevan a tomar el NO como respuesta a los acuerdos del presidente santos con las Farc y  que son el tema central de este blog.

Nuestra postura frente al Estado 

Romanos 13:1: 
Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas (Negrillas mías).

La Biblia nos advierte de nuestra responsabilidad obligatoria de someternos a la autoridad del Estado, en nuestro caso un Estado democrático, y todos sus entes legítimamente constituidos, recordando que somos un Estado Social de Derecho, pero no debemos olvidar que los Estados bajo la perspectiva de la gracia común de Dios (“compuesto por justos e injustos”)5 son guiados por personas en su mayoría incrédulas (por no decir todas) y que la Iglesia debe cumplir su rol profético de recordarle, lo acepten o no, que están allí para administrar justicia divina. No solo a los cristianos , sino a todo ciudadano.

“Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo… porque es servidor de Dios para tu bien… porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo6 (Negrillas mías).
    
La iglesia no solo debe amonestar al Estado; también, debe oponerse de manera bíblica a las injusticias que este cometa o pretenda cometer violando los mandamientos del Señor. Notemos que no hablamos de un sistema de gobierno en particular.7 Un Estado que castiga al inocente y premia al malhechor es condenable y debe ser resistido por los medios que la providencia divina ofrece. Hoy este medio se llama el sufragio o voto.

La justicia y la paz son inseparables 


Salmos 85:10:
La misericordia y la verdad se encontraron; La justicia y la paz se besaron. (Negrillas mías).

Los argumentos que esgrime la gran mayoría de incrédulos que proponen el SI y algunos cristianos, es que “Dios es amor” y “estamos obligados a perdonar”; lo cual, son en sí mismas, verdades establecidas en la Biblia; pero, obviamente son verdades a medias y totalmente descontextualizadas. El Señor del perdón, Cristo mismo (Dios hecho hombre), nunca entendió el perdón como indulto u olvido, o borrón de la culpa; pues, en la cosmovisión israelita, bajo el pacto de Moisés, las injusticias se pagaban con la vida 8 , toda transgresión de la ley se le llamaba pecado y eso no ha cambiado, el cordero pascual era el chivo expiatorio para perdonar las transgresiones de los hebreos. Juan el bautista señalo a Jesús como ese cordero 9 que vendría a sufrir todo el peso de la ley para recibir sobre sí mismo el castigo de los pecados de su pueblo 10 Notemos que lo primero para recibir el perdón  del cordero sustituto, constituye el reconocimiento y declaración de la verdad. El presente proceso carece de verdad, de credibilidad. En segundo lugar el perdón es precedido por el arrepentimiento, el primer sermón de Jesús fue, “arrepentíos porque el Reino de los Cielos se ha acercado”.11 Ahora bien, el arrepentimiento bien entendido está definido en la Biblia de la siguiente forma: 

Proverbios 28:13:
El que encubre sus pecados no prosperará; mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia (Negrillas mías).

Hay cosas encubiertas en este proceso colombiano, no hay confesión completa y sincera de la extorsión y asesinatos cometidos, violaciones, abortos, secuestros y  crímenes de lesa humanidad,  contra hombres, mujeres, niños y niñas  dentro de los cuales no hay pocos cristianos y un gran número de pastores. Y que decir  del narcotráfico. Y observo que esto es esencial para que haya reparación. La verdad, el arrepentimiento y la solicitud de perdón. Esto incluye una compusion de corazón.12 Así que, no puedo otorgar un perdón a gente que no está interesada en recibirlo. 

Salmos 85:10:

La misericordia y la verdad se encontraron; la justicia y la paz se besaron (Negrillas mías).

El salmo 85, “es la oración de un patriota en favor de su país que se halla postrado, el cual pide al Señor las antiguas misericordias y por medio de la fe prevé días más alegres”;13 con todo, el salmista no olvida que para hallar misericordia se debe empezar por la verdad y que la paz se fundamenta en la justicia. Sin justicia, no hay paz entre los hombres, ni para con Dios. Por otro lado, Las guerras en Israel fueron constantemente el juicio de Dios por sus transgresiones.  

¿Cuando poner la otra mejilla?


Juan 18.22-23:  Cuando Jesús hubo dicho esto, uno de los alguaciles, que estaba allí, le dio una bofetada, diciendo: ¿así respondes al sumo sacerdote? Jesús le respondió: si he hablado mal, testifica en qué está el mal; y si bien, ¿por qué me golpeas?  (negrillas mías)

Jesús no siempre puso la otra mejilla. Él puso la otra mejilla por nosotros; sin embargo, ante la injusticia no se quedó pasivo, si no que reprendió a su abusador. Por otro lado, en el sermón del monte Jesús dijo que pusiéramos la otra mejilla pero “este mandamiento se refiere a nuestra actitud individual, una persona puede sacrificarse a sí misma, pero nadie tiene el derecho de sacrificar a otros. Como dijo alguien ‘yo no voy a poner la mejilla de mi esposa, o la de un indefenso o un débil a quien soy llamado a proteger’”.14

Es fácil decirle a otros “pon la otra mejilla” como un medio de coacción para llevarlos a que hagan lo que queremos; cuando en realidad, debe ser una decisión personal y de conciencia, es fácil cuando no hemos sufrido la violencia, homicidio, desplazamiento forzado, violación de nuestras mujeres, boleteo etc, pero lo natural, y no según mi filosofía sino la Biblia, es sentir deseo de venganza, al ser ultrajados y vejados y Dios, en su sabiduria y procurando justicia,  manda que no se venguen por sí mismos,en cambio  los manda a confiar en el Estado, el presidente, el congreso, el senado, la policía y los Jueces, notemos que estas instituciones son administradores de la justicia de Dios. cosa que no está ocurriendo en  el caso que consideramos.

Y claro, a sabiendas que esto no siempre sucede, que los magistrados hagan justicia, Dios promete vengarse Él mismo,15 sin duda una referencia al día del juicio, pero eso no nos exime de la responsabilidad de combatir la injusticia con los medios de gracia que Dios ha puesto a nuestro alcance y exigirle a esas instituciones “justicia” como la viuda de la parábola de Jesús, mujer que prefigura la iglesia de los postreros días y nunca se rinde de reclamar justicia aun a pesar de estar frente a un  Juez sin temor de Dios y sin temor a los hombres,16  este es el caso del estado colombiano en cabeza de su presidente y los arreglos totalmente  inconstitucionales.

¿La guerra o la paz?

Algo con lo que no debemos permitir que  manipulen deshonestamente  nuestra conciencia es haciéndonos sentir responsables de la guerra  por oponernos a los acuerdos  y que somos enemigos de la paz.

 "La Biblia nos advierte que hay tiempo de guerra y tiempo de paz (Ecl. 3:8). También nos dice que debemos predicar el evangelio cualesquiera que sean los tiempos (2 Tim 4.2). Desde su inicio y a lo largo de su historia, la Iglesia ha predicado la palabra en condiciones severamente hostiles y durante períodos de relativa tranquilidad y sosiego. Si bien debemos orar por los gobernantes a fin de que podamos vivir quieta y reposadamente (1 Tim. 2:1-2), la historia nos dice que no siempre hemos vivido así".17

Nosotros oramos por la paz y esencialmente somos gestores de paz, no propusimos la guerra, esta ha estado presente y nos correspondió generacionalmente sufrir esta, y quisiéramos que cesara pero no al costo de negociar nuestros principios. Hay una guerra detrás de cada guerra en esta postmodernidad,  la guerra contra Jesús que  ha sido, es y será cruenta, ha tomado millares de víctimas y muy pocos hacemos algo aparte de orar. 



El Racionalismo tiene hijos y nietos entre los que se hallan el  comunismo hijo del marxismo y este a su vez del nacido del ateísmo de la Revolución Francesa, cuyo objetivo fue matar a Dios y a sus hijos.“La Revolución Francesa causo más muertes en un mes a nombre del ateísmo, que la inquisición en el nombre de Dios a lo largo de la edad media en Europa”.18 Y lo sigue haciendo, no solo con armas de fuego, también efectuando y promoviendo el aborto.Estilo de homicidio masivo promovido por el feminismo que ademas rechaza la procreación por considerar que es un abuso divino,y lanza en ristre acomete contra la familia, base de la sociedad concebida por Dios impulsando a nivel global la herejía del “género” y el matrimonio homosexual y su pedagogía perversa contra naturaleza y por supuesto contra  la Iglesia de Cristo, a la que aborrece. 

¡No se nace niño o niña pero si homosexual!



Todas estas líneas de pensamiento no son mas que hijas inconformes de la Revolución Francesa. "La libertad, equidad e igualdad" por ella prometidas son utopías inconclusas, el iluminismo, el marxismo, el capitalismo, probaron su ineficacia y crearon un mundo peor; pues, desecharon a Dios por medio de la doctrina de la  deconstrucción, el existencialismo y sus ideas, repito,del“género”completamente anti-bíblicas. Estos son ataques contra  todo ser humano y Dios quien lo creo  y por supuesto contra su iglesia  de Cristo;  y esto aprobaría si dijera SI a estos acuerdos yendo en contra de mi conciencia que está amarrada a la Escritura. 

Alguien dijo “es mejor un mal arreglo que un buen pleito” pero esto no aplica a Dios, a Cristo y su evangelio, el pleito será hasta el fin cuando Él venga en gloria. No debemos rehuir la batalla de ser necesaria, Dios no nos dio espíritu de cobardía sino de poder, amor y dominio propio. Respetado lector, sería bueno que indagara sobre la multitud de asesinatos de cristianos en el mundo, en su mayoría bajo regímenes totalitarios filosóficos o políticos, o bien religiosos. 

Volviendo al tema de la guerra

“No debemos glorificar la guerra, pero la Biblia nos muestra que Israel tuvo que enfrentarlas en muchas ocasiones de esto sabe y habla Boettner: 

“Algunos, para probar que no se debe usar la fuerza militar contra nadie, citan la regla de oro que dice; ‘Todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así haced vosotros con ellos’ (Mt. 7:12). Pero en el caso de una guerra tenemos que decidir quiénes son los hombres en cuyo lugar nosotros queremos ponernos, o los codiciosos criminales, tiranos que quieren que nos sometamos a ellos, o nuestras esposas, hijos e indefensos que necesitan nuestra protección. Algunos dicen que puesto que debemos amar a nuestros enemigos, no debemos de ir a guerra contra nadie. Pero aunque debemos amar a nuestros enemigos, eso no significa que no debemos defendernos a nosotros y a nuestros seres queridos de los que nos quieren oprimir o destruir. La defensa propia y el amor no son contradictorios. El juez que sentencia a los malhechores puede y debe a la vez simpatizar y tener lástima por él. Ciertamente debemos amar a nuestros enemigos, pero no en la misma forma ni con la misma intensidad con que amamos a nuestros amigos. Podemos amarlos de modo que sabiendo que están equivocados y que pueden y quieren dañarnos, les resistimos y peleamos contra ellos sin odiarlos, sino deseando honestamente que se vuelvan de sus malos caminos hacia lo bueno”.19 

Tengo sinceramente la esperanza que Dios, quien pone el querer así como el hacer por su buena voluntad 20, en su gracia común 21 (que rige al estado) incline el corazón de todos los colombianos para rechazar estos acuerdos amangualados y que favorecen a los malhechores y los premian, castigado a los ciudadanos de bien, no solo entregándole el país a aquellos sino exponiendo a los últimos  a vivir las atrocidades de países como Cuba y Venezuela. 

Estas son las razones por las que  mi conciencia me dicta un NO.  Y espero que ese sea su caso. Y de darse las condiciones mínimas y coherentes con los principios bíblicos y del Dios al que servimos, re-negociar los acuerdos con la participación de toda la sociedad colombiana incluyendo la iglesia protestante.

Su siervo, 


  

                                                    Pr.  Manuel Cendales S






Referencias:


1. La dieta de Worms. Fue  una reunión que en 1521 príncipes y nobles alemanes tuvieron con su emperador, Carlos I (Carlos V de España) y con el monje agustino Martín Lutero, el iniciador de la Reforma Protestante. En esta dieta se trataba de obligar a Lutero a echarse para atrás en  las 95 tesis que publicó criticando los abusos y vicios de la Iglesia Católica; pero como Lutero defendió sus ideas y no se echó para atrás se le declaró delincuente, le prohibieron seguir predicando y hasta se autorizaba a cualquier creyente a matarlo sin que fuera pecado.
2. Los afectos religiosos de Jonathan Edwards.
3. 1aTimoteo 4:2. Por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia.
4. 1aCorintios 4:6. Pero esto, hermanos, lo he presentado como ejemplo en mí y en Apolos por amor de vosotros, para que en nosotros aprendáis a no pensar más de lo que está escrito, no sea que por causa de uno, os envanezcáis unos contra otros.
5. Mateo 5:45. Para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos.
6. Romanos 13:3. Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella; Romanos 13:4. Porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo.
7. Monárquico, Aristocrático, Comunista, Democrático e incluso totalitario. Daniel en cautiverio se opuso con lo que estaba a su alcance, la oración, ese no es nuestro caso, a más de orar podemos afectar las decisiones mediante el sufragio. 
8. Léase el pentateuco o los cinco libros de Moisés o de la ley. 
9. Juan 1:29. El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.
10. Mateo 1:21. Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.
11. Mateo 4:17. Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.
12. Hechos 2:37. Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: varones hermanos, ¿qué haremos? Hechos 2:38. Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados;  y recibiréis el don del Espíritu Santo.
13. C.H. Spurgeon en su libro El tesoro de David, tomo II.
14. Loraine Boettner ¿Que dice la Biblia sobre la Guerra?
15. Romanos 12:19. No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.
16. Lucas 18.3-8
17. Tomado de: http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/5-puntos-a-considerar-sobre-el-acuerdo-de-paz-en-colombia
18. Pierre Chaunu. Historiador Francés.
19. Loraine Boettner ¿Que dice la Biblia sobre la Guerra?
20. Flp_2:13  porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer,  por su buena voluntad.
21. Mat_5:45  para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos,  que hace salir su sol sobre malos y buenos,  y que hace llover sobre justos e injustos.