Vaso de Honra y Vaso de Deshonra

Vaso de Honra y Vaso de Deshonra
 Vaso de Honra y Vaso de Deshonra

Vaso de Honra y Vaso de Deshonra
¿Puede un Dios Santo por naturaleza inducir al hombre, cuya naturaleza es pecadora, a pecar? Esa podría ser la impresión de un lector que, desprevenidamente y a la ligera, interprete el pasaje de Romanos que dice: 

“¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra?”
Romanos 9.21

Esta pregunta tremenda que hace el apóstol Pablo genera otra inquietud: ¿Puede Dios, cuya naturaleza es buena, hacer algo malo? La respuesta es, rotundamente, ¡NO!.

Al tratar de dilucidar lo que significa este pasaje se hace necesario entender, primero, el significado de la palabra vaso. Por pasajes análogos de la Biblia no es otra cosa que el hombre en calidad de instrumento, sirviente de Dios. Así Pablo se refiere al ministerio, a la vida en Cristo, reconociendo que Cristo y su espíritu son un tesoro, pero que ese tesoro lo tenemos en vasos de barro, que somos nosotros, nuestro ser, templos de Dios; añadiendo allí la segunda clave para comprender esta verdad bíblica:
                                                                                                 
“Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros”
2 Corintios 4.7
                                                                                                                                   
Vaso de honra & Vaso de deshonra
Este barro tipifica la fragilidad humana, nuestra fragilidad y tendencia natural a pecar que, si no fuese por la gracia misericordia divina, controlaría plenamente nuestra voluntad imposibilitándonos a obedecer la ley moral de Dios. Es por eso que el apóstol en esta segunda carta a los corintios, capítulo 12, llama “nuestro aguijón de la carne”, si bien hace referencia a un mal fisico impuesto por Dios, fué dejado alli para guardarlo de la natural proclividad humana al orgullo (raiz del pecado) por tanto  a esta tendencia de la naturaleza caída en la humanidad que en algún momento toma ventaja sobre los hijos de Dios, Y cuando él le pidió a Dios, vehementemente, que se la quitara, le respondió:  

“Bástate mi gracia; esa medida que te he dado permite que algo de tu vieja naturaleza aún se manifieste con el fin de que no llegues a pensar que lo bueno que haces, lo haces tu, sino que soy yo, un Dios Bueno , operando en tu corazón para inclinarte al bien; es decir, un vaso para mi honra. (Paráfrasis del autor), 2 Corintios 12:1-13.

Entendiendo esto como una contradicción, vemos que el versículo de estudio al referirse al vaso de deshonra no explica que de alguna manera Dios halla producido el pecado de traición de Judas, o que la maldad de Acab o la rebelión de Coré sean su obra. Si lee con atención dice:

“De manera que (Dios) de quien quiere, tiene misericordia (lo inclina al bien dándole un corazón de carne), y al que quiere endurecer endurece”
Romanos 9.18


Vaso de Honra y Vaso de Deshonra
Es decir, un vaso de deshonra corresponde a un hombre al cual, en su soberanía, el creador ha abandonado a la suerte determinada por su propia naturaleza pecadora a hacer el mal; más grave aún, al no recibir éste la benevolente gracia salvadora, ineludiblemente su fin eterno es la muerte. Es lo que quiere decir en el verso 17 de este pasaje. Jehová dejo a su propio consejo a faraón; esto es lo que significa. en Exodo dice

“Jehová dijo a Moisés: Entra a la presencia de Faraón; porque yo he endurecido su corazón”
Éxodo 10.1
Y aqui nos reitera:
                                                                                              
“Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen”
Romanos 1.28

Sin embargo, no quiere decir que estén en su maldad absolutamente fuera de la soberanía divina. Satanás creyó vencer a Jesús matándole en la cruz y, en su depravación absoluta, no sabía que esto formaba parte de un plan concebido por Dios desde antes de la fundación del mundo.

Vasos de deshonra son los que menciona el libro de Hechos:

“Porque verdaderamente se unieron en esta ciudad contra su santo Hijo Jesús, a quien ungiste,
Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles y el pueblo de Israel, para hacer cuanto tu mano y tu consejo habían antes determinado que sucediera”
Hechos 4.27-28 
Vaso de Honra y Vaso de Deshonra

Pablo, Juan, y Marcos, vasos de honra usados por Dios para su gloria predicando el evangelio, enseñando la cruz, la resurrección, el arrepentimiento y el perdón; Acab, faraón y Pilatos, vasos de deshonra para su propio mal, desafiando la voluntad de Dios e ignorándolo y escarneciendo a los que son sus hijos escogidos, pero en todo caso para la gloria de la justicia divina, pues tendrán su paga en el Seol. 

Luego, ¿Sigue usted pensando, amado lector, que los violentos, los que se oponen al evangelio de Cristo matando hermanos en la fe, están fuera del control de Dios?

Vasos de ira son los reservados para el día de la ira del Señor. ¡Alabe a Dios si es que Él le ha dado de su gracia salvadora!

Vaso de Honra y Vaso de Deshonra

Pastor Manuel Cendales S.
palabraprofetica@hotmail.com


“Una Necesaria Respuesta”


“Una Necesaria Respuesta”

TEXTO EN REFERENCIA  

44Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.
 Juan 8.44

Pregunta en cuestión:
Buen día Pastor Cendales, quisiera preguntarle acerca de la diferencia entre herejía y doctrina del error, ya que en la conferencia de semana santa usted lo menciono y saber si en algún libro lo explican. Bendiciones y saludos a su esposa.

La reflexión para el día de Hoy proviene del deseo de dar respuesta a una querida hermana (de quien me reservo su nombre por no estar autorizado a publicarlo) que visito mi Iglesia local durante un seminario donde expuse el tema de la Oración. Y en quien se suscito una duda en razón a que o bien me exprese mal (que es lo más probable) o fui mal escuchado. Pero que a la postre redundo en bendición que espero hoy amado lector pueda Usted recibir. 

La Biblia en general, pero particularmente El Nuevo Testamento al referirse a los falsos profetas y maestros:

2a Pedro 2.
1Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina

Efesios 4.14
… para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,


No parece diferenciar (guardando sus contextos) entre herejía y artimañas del error[1] en lo que respecta a su procedencia maligna y propósito destructivo contra la iglesia. Uno de los nombres reveladores del carácter de Satanás es “Padre de mentira” y en todo caso este es el origen de estas. (Leer Texto referencia)
                                                                                             
Etimológicamente hablando, la palabra HEREJIA, viene del griego αἵρεσις jáiresis; que connota: elección, alternativa, disensión, secta, desunión.[2] HEREJE entonces en un sentido específico es alguien que habiendo sido iluminado por la VERDAD y que disfruto del privilegio de oír la Buena Palabra[3] voluntariamente elige abrazar el error, en contra de la Verdad, lo que por cierto le da el carácter de apostata o uno que ha negado la FE. (A decir verdad, nunca la tuvo verdaderamente)
                                                                                              
La Palabra ERROR; proviene en cambio de la palabra griega πλάνη pláne; que connota desviarse de la ortodoxia o piedad, engañoso, error, extravío. Ahora bien, esta palabra por sí misma no necesariamente indica que quien ande en el error terminara necesariamente siendo un hereje; Ya que en Efesios 4 (cita ejemplar)

Efesios 4.14
… para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,

Pablo dice a los creyentes a los santos, elegidos, que los dones ministeriales[4] fueron dados a la Iglesia para su edificación, perfeccionamiento y unidad de la fe. Por inferencia podemos decir que eventualmente algunos creyentes pudimos estar expuestos a estos errores y hasta militar en ellos por algún tiempo, de manera que aunque escogidos ser “niños fluctuantes” y si niños, inmaduros en cuanto a discernir (por ignorancia o tozudez) entre lo bueno y lo malo.[5]
                                                                                    
Quisiera citar textualmente al Pastor Oscar Arocha: 
                                                                                         
“Diferenciemos su significado: relacionado con este asunto se dan varios casos: Error, divisiones, herejía. El error es una disociación entre lo que se piensa y la Verdad. Un hermano pudiera estar errado, y aun así no se separa de sus hermanos. Las divisiones separan, pero no apartan del Evangelio. Se van a otros lugares y aun así siguen trabajando dentro de la Iglesia. La herejía no hace nueva Iglesia sino ninguna iglesia.

El error mancha las paredes, la división la tumba, pero la herejía socava el fundamento con el fin de tumbar no la pared sino la casa”[6] 

                                                                                          
Bajo todo lo anteriormente dicho, me ha parecido apropiado afirmar que hay diferencia entre la Herejía propiamente definida, y exegesis, doctrinas y aun conductas que un creyente incluso Ministro de la Iglesia, asume y enseña, por algún tiempo como producto del error. Es decir entre herejías y lo que yo llamaría “doctrinas del error”. 
                                                                                                     
¿De dónde entonces la necesarísima y tan amada Reforma del Siglo XVI? ¿No militó Lutero en las “doctrinas del error” por no poco tiempo abrazándolas y adorándolas como la ciertísima verdad hasta el tiempo por Dios establecido para su apropiada iluminación y avivamiento? ¿No es este uno de los motivos principales por los que una de Las Solas de la Reforma es “reformándonos siempre reformándonos”? .De allí mi opinión (como siempre presuntuosa) que ninguna Iglesia local se llamase así misma reformada (como si ya hubiera llegado) sino en reforma. 
                                                                                                   
¿Que nos deja la presente reflexión? ¿No oramos acaso para que la Iglesia contemporánea salga del error? o en palabras más familiares ¿que se Reforme? O acaso actuando como “abogado del diablo” podríamos afirmar que toda iglesia local “no reformada” es necesariamente herética. ¿Son todos los predicadores no confesionales herejes? Yo creo que no. Aunque afirmo que una gran mayoría militan en el error y consecuentemente enseñan “doctrinas del error” por lo cual oro para que lleguen a la Verdad.
                                                                                            
Ahora, desde la otra perspectiva ¿Somos absoluta y finalmente reformados todos los hermanos confesionales? ¿No es verdad que tenemos que aceptar que aun no hemos llegado al fin de la escalera?
                                                                                  
¡Sí!, las Escrituras son inerrantes, las Escrituras, no nosotros. ¿Alguno de los más iluminado y piadoso erudito de la historia de la Iglesia afirmo alguna vez que estaba libre del error?
Si así fuera ¿Por qué el clamor de David?
                                                                          
Salmo 19: 12-13
¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos. Preserva también a tu siervo de las soberbias; Que no se enseñoreen de mí; Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión.

  
Nuestro ministerio camino un largo tiempo en “doctrinas del error” hasta que por soberana Gracia, Dios se manifestó alumbrado nuestro entendimiento[7] a quienes estábamos ensoberbecidos pretendiendo tener solos y únicos poseedores de la verdad.

Viene a mi memoria uno de los predicadores más vigorosos de la naciente Iglesia Neo testamentaria: Apolos; hombre educado que había asistido a escuelas Judía y Griega de Alejandría y definitivamente un “apasionado creyente” y además elocuente.  


Hechos 18.24-25
Llegó entonces a Éfeso un judío llamado Apolos, natural de Alejandría, varón elocuente, poderoso en las Escrituras. Este había sido instruido en el camino del Señor; y siendo de espíritu fervoroso, hablaba y enseñaba diligentemente lo concerniente al Señor, aunque solamente conocía el bautismo de Juan. 
Lucas afirma que era “experto en las Escrituras” (Veterotestamentarios), capaz inteligente y había sido instruido en el Camino del Señor o en la Palabra del Señor, y predicaba, sin embargo solo conocía “el bautismo de Juan” ¿Que enseñaba? Sería una pregunta valida. Simón J. Kistemaker en su comentario a los Hechos dice:     
                                                                             
“Apolos ha llegado a conocer la enseñanza del Camino. Con un deseo ardiente en su corazón, hablaba elocuentemente acerca de Jesús. Era ferviente en espíritu (c.f.Ro.12.11). Todo lo que sabía acerca del Mesías seguía enseñándolo fielmente. La desventaja era que el solo había “conocido el bautismo de Juan”. Juan había proclamado un bautismo de arrepentimiento, no un bautismo de Fe en Cristo Jesús. Aunque Apolos articulaba con fidelidad los hechos acerca de Jesús (su nacimiento, ministerio, muerte y resurrección), no conocía la obra del Espíritu Santo, el progreso del Reino de Dios y el Camino de Dios” 
                                                                                      
De Nuevo ¿Qué enseñaba Apolos? A estas alturas que muestra este pasaje de Hechos 18, ¿Estaba absolutamente exento de error el mensaje de Apolos? Bueno creo que la ignorancia de tantas cosas fundamentales de la doctrina: "no conocía la obra del Espíritu Santo, el progreso del Reino de Dios y el Camino de Dios” no hay duda que afectaba lo sustancial del mensaje del Evangelio. ¿Fue considerado Apolos como un hereje por Priscila y Aquila?, Leamos:
                                                                                            
Hechos 18.26-28
Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando le oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios. Y queriendo él pasar a Acaya, los hermanos le animaron, y escribieron a los discípulos que le recibiesen; y llegado él allá, fue de gran provecho a los que por la gracia habían creído; porque con gran vehemencia refutaba públicamente a los judíos, demostrando por las Escrituras que Jesús era el Cristo. 

   
El texto bíblico nos dice que no; sino que con Gracia le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios. Y corregidos los errores, le animaron a seguir y llegó a ser su ministerio (el de Apolos) de gran provecho para la Iglesia. ¿Cuántos “Apolos” puede haber hoy, que literalmente ignoran?

¿Les aplaudimos? Absolutamente no. Pero es nuestro deber antes de llegar a conclusiones erradas y condenarle, exponerles más clara y exactamente “El Camino de Dios” ¡Oh Dios, cuanta necesidad de “Priscilas y Aquilas”! Si no hubiese sido así, que alguien hubiese venido a sacarme del error jamás hubiese conocido la Verdad en la Dimensión que la conozco. Si alguien no hubiese expresado hacia mí la paciente misericordia de Dios, ¿dónde estaría hoy?   

  
Verdad es que aun en su misericordia Dios nos permite ver y oír a hombres que consideramos verdaderos creyentes militando en “ciertos disparates” que a nuestro entender no es conforme a ciencia. Y sin embargo sabemos que nos es imposible descalificarles absolutamente.[8] Si bien, es nuestro deber condenar el error, aun así es menester no juzgar a nadie antes de tiempo: 
                                                              
1ª Corintios 4.5
5Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios. 

      
Volviendo a nuestro Texto en Referencia:    
      
Juan 8.44
44Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.

      
Nuestro amado Salvador, confirmando que solo hay dos linajes espiritualmente hablando en esta tierra, El de Dios, sus Hijos en Cristo y los hijos del diablo, establece una notoria señal del linaje malvado. Así como su padre, el diablo, no ha permanecido en la Verdad, sino que eligió la mentira, haciéndose el padre de la herejía, así también sus hijos hacen.

Hay muchos herejes por ahí cuya herejía es evidente, y es nuestro deber no solo combatir la herejía, sino al hereje mismo  
    
2ª Timoteo 2:
Más evita profanas y vanas palabrerías, porque conducirán más y más a la impiedad. Y su palabra carcomerá como gangrena; de los cuales son Himeneo y Fileto, que se desviaron de la verdad, diciendo que la resurrección ya se efectuó, y trastornan la fe de algunos. Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo.
    
Sin embargo, así mismo, no hay duda. Hay quienes se hallan enseñando y viviendo doctrinas propias del error, en la ignorancia, y es nuestra oración que estos sean alumbrados, y viniendo al conocimiento apropiado vivan y enseñen la verdad.
   
Solo para terminar, querida hermana perdóneme mi discapacidad pedagógica si al oír mi enseñanza le pude ser tropiezo, la presente respuesta si bien es para usted, no así lo es la vehemencia que le acompaña, perdóneme si aproveché la ocasión para que muchos reflexionáramos en esto. Espero no haber incrementado sus dudas.

Por lo demás, es nuestra oración que hagamos la tarea completa Exhortemos, Edifiquemos y Consolemos[9] en el Amor de Cristo. Dios conoce los suyos y estos oímos su voz. Algunos más pronto y otros más lentamente (este es mi caso).

Oremos para que la Verdad triunfe, no que haya posibilidad de que falle, sino porque la oración es uno de los medios de la Gracia para alcanzar aquello que nos fue prometido, porque Orar es nuestra obligación, nuestra necesidad, pero por sobretodo nuestro deleite. 


     
Pr. Manuel Cendales S. 
palabraprofetica@hotmail.com



1 Para ejemplo solamente dos citas.
2 Diccionario DRAE.
3 Hebreos 6.4-8
4 Apóstoles, Profetas, Evangelistas, Pastores y Maestros.
5 Hebreos 5.11-14
6 Pastor de la Iglesia Bautista de la Gracia en Santiago Republica Dominicana, exponiendo su primer sermón en el taller para  pastores “DENUNCIANDO LOS FALSOS MAESTROS” dado en la Iglesia Comunidad Cristiana Reedificando en Bogotá Colombia. En Agosto del 2009.
7 Efesios 1.15-18
8 Mateo 13.24-30
9 1ª Cor 14.1-2






“EL Complejo de Elías”


“EL Complejo de Elías”

Texto referencia.
El respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas; y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida.
1a Reyes 19.14

Introducción

La vida del hombre no es en blanco y negro. Si bien, la doctrina de la “depravación total del hombre”[1], o si lo prefiere en palabras del Dr. R.C. Sproul “corrupción radical”[2], nos dice que todo hombre nace en pecado, pecador e inclinado irremediablemente al mal; El impío al no perder la totalidad de la imagen de Dios si bien sus obras aun las que en general son buenas, (ej. dar limosna), son vistas como trapos de inmundicia de parte de Dios[3] (pues no llenan los requisitos para ser buenas absolutamente[4]) no hace todo el mal que pudiera y en ese sentido, sino para Dios, si para los benefactores de aquellas acciones son vistas como bondades- tal es el caso de Ciro de Persia[5]. Por otro lado el piadoso, si bien ha sido constituido hijo de Dios y “para buenas obras”[6]aun hay “remanente de pecado”. 

Ahora bien, como quiera que, la experiencia nos muestra que ningún cristiano es perfectamente santo, que no peque; Y Pablo en Romanos nos dice que la razón es “nuestro pecado remanente”. La Regeneración si bien nos hace santos y efectúa nuestra liberación del pecado en Palabras de John Murray:

“Esta liberación del poder del pecado lograda por la unión con Cristo y de la contaminación del pecado lograda por la regeneración, no elimina todo pecado del corazón del creyente, el pecado sigue ejerciendo dominio sobre el creyente”[7]

En nuestra reflexión de hoy veremos cómo aun la vida de uno, quizás el más connotado, de los profetas veterotestamentarios[8], Elías; tampoco es en blanco y negro y si bien en los capítulos que preceden a esta porción bíblica (1ª Reyes cap. 17 y 18) vemos los éxitos “en Dios” que alcanzó Elías, en este capítulo (1ª reyes 19) vemos su decadencia, en palabras de Jorge Atiencia; “Del éxito a la depresión[9]

A. W. Pink dice: Al pasar del capítulo 18 al 19 de 1ª de reyes, nos encontramos con una transición extraña. Es como si el sol brillara en un cielo claro y, de repente, sin aviso alguno, este se cubriera de negras nubes y una tormenta sacudiera la tierra. Los contrates que ofrecen estos dos capítulos son violentos y sobrecogedores. Al final del uno, “la mano de Jehová fue sobre Elías” mientras corría delante del carruaje de Acab; al principio del otro, está ocupado en sí mismo, tratando de “salvar su vida” En el primero vemos lo mejor del profeta; en el último lo peor.”[10]

1. El complejo

Para que comprender a que llamo “El Complejo de Elías” permítanme primero definir la palabra complejo: “Conjunto de ideas, emociones y tendencias generalmente reprimidas y asociadas a experiencias del sujeto, que perturban su comportamiento[11]

En muchas -no pocas - ocasiones, nuestro orgullo, y vaya que lo somos los creyentes, -y peor si creemos saber “algo mas” o haber alcanzado “algo mejor”-nos hace creer “fantasiosamente” que somos la última coca- cola en el desierto, “El último de los Mohicanos” y prácticamente la Iglesia de Cristo depende absolutamente de nosotros. Imaginemos una cabeza sostenida únicamente por un dedo meñique de pie. ¿Hilarante[12] verdad?
Elías, al oír que su vida estaba en riesgo por las amenazas de doña Jezabel, decidió echarse a morir. Y en medio de su “complejo” empezó a desvariar[13]. Algunos autores razonablemente atribuyen motivos de estrés ministerial, había personalmente “arreglado el altar de Jehová que estaba arruinado” preparado leña, cortado en pedazos un buey para el holocausto etc. Personalmente degolló, o por lo menos ayudo, a degollar varios cientos de falsos profeta, oró fervientemente para que regresara la lluvia. Y corrió para llegar primero a Jezreel que Acab y en todo estuvo Dios de su lado. Ahora, por las amenazas que se cernían sobre él, tuvo la equivocada impresión, así sea transitoria, u olvido que Dios es soberano y que “ni un pajarillo cae en tierra sin su voluntad” que “nuestros cabellos están contados” y que para que los malignos siquiera nos toquen se requiere el permiso de Dios[14].

El punto aquí es que el llegó a creer que era solo él y Dios. Que la Iglesia era monolítica[15] Que lo que Dios no hiciera por su mano no seria. ¿Pues quien tan fiel y santo como Elías? Al verlo en semejante estado de depresión y enviándole previamente un ángel para que le alimentase (pues de pan también vive el hombre) y hallándolo en una cueva Dios le pregunta: ¿Qué haces Elías?

1a Reyes 19.14
El respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos;
porque los hijos de Israel han dejado tu pacto,
han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas;
y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida.

Nuestro texto referencia es muy elocuente; “el complejo de Elías” no es solo un problema de poca importancia -pues en tal caso Dios no lo hubiera dejado inscrito- así, tampoco es solo problema de Elías, sin duda el Señor quiso mostrarnos que si Elías, un gigante en la Fe, cayó en tal "complejo” que podemos decir nosotros si dejamos de lado el consejo Paulino de fortalecernos, no en nosotros o nuestros logros sino “En El Señor y en el poder de su Fuerza”[16].

2. Un celo insano

1a Reyes 19.14
El respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos;

Lamentablemente somos demasiado proclives a sustituir la justicia de Dios que es por la Fe, por nuestra propia justicia. Constantemente se oye entre nosotros ante los hechos providenciales de Dios esto o aquello “no es justo”. Como si algo se escapara de la Voluntad secreta y soberana de Dios. Y particularmente en lo que refiere al desarrollo de la Iglesia, a su inevitable e indefectible crecimiento hasta llegar a ser ese árbol final de la parábola de “la semilla de mostaza”[17] en donde las aves del cielo providencialmente hallan nido. Indicando “que el reino de Dios es una bendición para hombres de toda región, raza y nación[18]

Romanos 10.1-4
Hermanos, ciertamente el anhelo de mi corazón, y mi oración a Dios por Israel, es para salvación. 2Porque yo les doy testimonio de que tienen celo de Dios, pero no conforme a ciencia. 3Porque ignorando la justicia de Dios, y procurando establecer la suya propia, no se han sujetado a la justicia de Dios; 4porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree.

Solemos experimentar celo santo lo cual es bueno, pero también celos amargos y celo propio de nuestra omisión, en nuestros juicios, de la Soberanía de Dios. ¡El todavía hace como y lo que quiere! Y omitir esto en nuestra manera de pensar y actuar ¡todavía es pecado hermanos! Pues estamos diciendo o dando a entender que Dios es injusto, que se equivoco.

3. Desertando de nuestro deber

1a Reyes 19.14
El respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos;
 porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han derribado tus altares,
y han matado a espada a tus profetas;

El escapismo es un “el viejo truco” del viejo hombre que mora en nosotros. Culpamos a otros de nuestra incredulidad e inoperancia. ¿Huir es tener celo de Dios? ¿Aislarnos nosotros quienes desaprobamos el “monacato”[19]? Argüir que por que hay demasiada teología liberal en el ambiente nos rehusaremos a ir a cumplir con nuestra profética labor es propio de un estado de confusión.

Tenernos por tan entendidos y justos (superando a Dios mismo) no es más que una inyección de anestesia espiritual que llena de pánico; el cual no solo es paralizante sino supremamente contagioso. El enfriamiento de una comunidad, la falta de un crecimiento sano, y un desarrollo persistente de la Iglesia hacia la madurez, no se le puede atribuir a la adversidad de un mundo pagano y la apostasía galopante pues, desde la antigüedad, los más glorioso y renombrados avivamientos los ha provisto Dios en medio de las más terribles y antagónicas circunstancias.


Seamos ponderados, no traslademos nuestro fracaso al diablo y sus falacias pues esto es propio de las teologías que condenamos. Alguien dijo Si tuviera que ir al mismo infierno para rescatar almas lo haría

4. ¿Estoy solo?

1a Reyes 19.14
Jehová por nombre, por señal eterna que nunca será raída.
… y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida.

No hay la menor duda que las amenazas de la malvada Jezabel eran muy en serio y así había que tomarlas. Jesús mismo tomo en serio las amenazas de los fariseos y en algunas ocasiones huyó. Pero nunca dejo de hacer su labor por ver la incrementada maldad del mundo, o por la proliferación de falsas doctrinas, falsos maestros y detractores. ¡Claro, dirá usted, El es Dios! Y que de la tarea de hombres como Lutero, Calvino y más recientemente C.H. Spurgeon quien murió rechazado, menospreciado, difamado con la seguridad “que la historia lo vindicaría”. Y hoy sus sermones son de los, sino los más consultados incluso y mayormente en la internet.

Elías dijo he quedado solo. Su afirmación, sin querer queriendo, (como diría “la Chimoltrufia”[20]) daba a entender que El Dios que ayer nos protegió, salvó y prosperó hoy ha mudado, es otro. Es inconfiable, infiel. Y que así como por una mujer se le coló el pecado en el mundo, ahora por otra su plan Mesiánico se frustraría. Ignorando que El Decreto de Dios es Soberano, infalible, inerrante e incontenible y eficaz.


Isaías 55.10-13
Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá,
sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra,
 y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca;
no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero,
y será prosperada en aquello para que la envié.
Porque con alegría saldréis, y con paz seréis vueltos;
los montes y los collados levantarán canción delante de vosotros, 
 y todos los árboles del campo darán palmadas de aplauso.
En lugar de la zarza crecerá ciprés, y en lugar de la ortiga crecerá arrayán;
 y será a Jehová por nombre, por señal eterna que nunca será raída.

¿No será que este complejo ha venido a paralizarle? Y de manera soterrada ha hecho que Usted se aislé del cuerpo, del cual Usted no es solamente un miembro sino uno importante y necesario. Quizás posea más luz que otros, que Elías (de hecho así es, pues contamos ahora con toda la Biblia y Elías carecía de ella) y los demás necesitamos aun a regañadientes oírle y aprenderle a Usted. Quizás (no lo dudo) usted necesite de los demás dones repartidos en el cuerpo para hacerse a una mejor y mayor iluminación o por lo menos asumir otro ángulo de la misma.

5. Finalmente: La Divina Respuesta
1a Reyes 19.15-18
15Y le dijo Jehová: Ve, vuélvete por tu camino, por el desierto de Damasco;
y llegarás, y ungirás a Hazael por rey de Siria. 16A Jehú hijo de Nimsi ungirás por rey sobre Israel;
y a Eliseo hijo de Safat, de Abel-mehola, ungirás para que sea profeta en tu lugar.
17Y el que escapare de la espada de Hazael, Jehú lo matará;
y el que escapare de la espada de Jehú, Eliseo lo matará.
18Y yo haré que queden en Israel siete mil,
cuyas rodillas no se doblaron ante Baal, y cuyas bocas no lo besaron.

Ante tal circunstancia, Dios le recuerda por lo menos seis cosas:

1. Que irrevocables son los dones y el llamamiento.
2. Que aún queda mucho trabajo por hacer.
3. Que El reino continua en expansión.
4. Que aun debemos ungir (ordenar) a los que nos continuaran.
5. Que a falta de Elías, Dios levanta un Eliseo.
6. Pero sobre todo que Dios mismo levantará adoradores de las rocas si fuera necesario. Dicho esto    por Jesús y que hacía alusión a la dureza del corazón impío.

Deje el complejo hermano y escuche la palabra dada Esdras en su tiempo:
 
Esdras 10.4
4Levántate, porque esta es tu obligación,
y nosotros estaremos contigo;
esfuérzate, y pon mano a la obra


Pr. Manuel Cendales S.
palabraprofetica@hotmail.com


1 Léase Doctrinas Claves de Edwin Palmer. El Estandarte de la Verdad.
2 Léase Escogido por Dios .Editorial Unilit.
3 Ezequiel 36. 16-18
4 A) Que provengan de la fe verdadera B) Que no violen la ley moral de Dios C) Que glorifiquen siempre a Dios.
5 Esdras 1.1-4
6 Efesios 2.8-9 
7 La Redención Consumada y Aplicada. Libros Desafio. pág.139.
8 Concernientes o que profetizaron durante el periodo de la historia sagrada desarrollada en El Antiguo Testamento
9 Del éxito a la depresion. Jorge Atiencia. Colección libro bolsillo.editorial ABUA
10 La Vida de Elías. A.W. Pink. Pág. 221. El Estandarte de la Verdad.
11 Diccionario DRAE.
12 Que produce risa. Divertido.
13 Delirar, decir locuras o despropósitos. Diccionario DRAE.
14 Léase Job capitulo 1 y 2.
15 Hecha de una sola piedra.
16 Efesios 6.10 ss.
17 Lucas 13.18-19
18 Comentario de William Hendriksen a este pasaje. Pág. 671. Libros Desafio.
19 Estado o profesión de monje.  (2). Institución monástica. Diccionario DRAE.
20 Personaje de la serie “El Chapulín Colorado”

Procuremos esa Unidad


“Procuremos esa Unidad”
Juan 17.21


 20Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, 21para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.

Al leer este pasaje de la Biblia no podemos menos que abrumarnos ante tan Gloriosa oración de nuestro Señor y Salvador. En ella es evidente el clamor de nuestro eterno sacerdote por el tema de la UNIDAD de La IGLESIA.
Por un lado las Facciones no han de ser propias del cuerpo de Cristo (su Iglesia) por cuanto Cristo mismo no está dividido:

1a Corintios 1.10-13
Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer. Porque he sido informado acerca de vosotros, hermanos míos, por los de Cloé, que hay entre vosotros contiendas. Quiero decir, que cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo; y yo de Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo. 13¿Acaso está dividido Cristo?

En segundo lugar la Iglesia no es solo en un sentido individual y privado la “Sal de la Tierra” [1] y la “Luz del mundo”[2] sino enfáticamente con un cuerpo, como un todo.
Juan 17.21
20Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos,
De todos los tiempos y no solo en la era presente. La Iglesia es en este sentido universal, supra temporal y supra cultural.

1. La Unidad no es organizacional Externa

A manera de reflexión para hoy me pareció necesario y apropiado esbozar, aunque someramente “La unidad de la Iglesia de Cristo” con el fin de darle el enfoque apropiado. Pues sino definimos que es Unidad según La Escritura, ¿cómo andar VIVIENDO LA UNIDAD?

Para muchos, la Unidad Cristiana es algo inalcanzable en razón a que lo ven como algo meramente visible y posible solo alrededor de agrupaciones, asociaciones y/o denominaciones lo cual es absolutamente incorrecto pues no es así como la muestra la Escritura. Procurar la Unidad bajo esta perspectiva no solo es propio de una doctrina del error sino una tarea totalmente estéril. Ya que la naturaleza o el carácter de la verdadera unidad no es algo que debamos lograr, dado que tal unidad es primera y esencialmente espiritual y ya existe:
Juan 17.22-23
La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado.

Tal gloria, incluye la unidad de la iglesia y esta unidad no es algo debemos producir, está presente y enlaza a todos los verdaderos creyentes en absoluto.
Juan 14. 20
En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en
vosotros…
Es unidad en la Divinidad. Padre, Hijo y Espíritu Santo. En palabras del Dr. Martyn Lloyd Jones haciendo referencia a este último pasaje Bíblico:
“Nuestro Señor trata aquí de la unión mística que existe entre las Personas de la Trinidad. Nos encontramos ante el más grande misterio de la fe cristiana. Y, sin embargo, este es el texto, estos son los versículos que se citan en muchos círculos como si su sentido obvio, natural y simple, fuera únicamente este: Que Jesús ora por una unidad organizacional externa[3] No, absolutamente no; Tal unidad no solo es esencialmente espiritual, mística sino además incluye a todo aquel que es “participante de la Naturaleza divina” No es entonces, como bien lo dijo el Dr. Martyn, cosa de mera amistad, o compañerismo, es algo más profundo que eso.

2. La Unidad no es ajena a la doctrina

Ahora bien, con la anterior premisa, muchos piensan, por otro lado, que tal comunión ha de tenerse, sin tener en cuenta nuestro punto de vista doctrinal fuere cual fuere. Lo importante para estos es la fraternidad, que trabajemos juntos que la unidad algún día vendrá. Pero no es lo que afirma la Escritura leamos Efesios
Efesios 4.1, 3-5
1Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados…

...solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe, un bautismo, 6un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos.

Notemos la poderosa y tierna matización que El Espíritu Santo imprime, por la “pluma” de Pablo, en este pasaje respecto de lo debemos o no creer. Tal unidad no empieza con comunión y termina con doctrina; sino que de acuerdo al verso 1 (uno) la doctrina es la base a partir de la cual nace esa unidad. Fue por la predicación del genuino Evangelio y andando conforme a la vocación de tal llamamiento. Delineada ésta (la vocación) por las doctrinas mismas y entonces sí, estar solícitos, prestos, diligentes en guardar la Unidad, no de alcanzarla puesto Cristo mismo la otorgó para su Iglesia; de la cual El es cabeza.
Acrisolando[4] la idea introductoria de hoy. La unidad de la Iglesia es un hecho ya dado, y cuya consumación es a partir de la doctrina misma del Evangelio. Bajo tal perspectiva a la unidad no se llega sino se nace en ella.

Efesios 1.4-6
“…según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,”
Y solo por la Gracia y el puro afecto de la voluntad de Aquel que nos amó con Amor Eterno. Pero regresando al tema de la doctrina, leamos lo que Cristo mismo expresa a través de su apóstol Juan:
Juan 14. 21
....El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.
Notemos en este verso que la unidad está relacionada directamente con guardar la Palabra. Por implicación: vivir la doctrina. Ciertamente Pablo en su carta a los Romanos, disertando alrededor de “la comida” nos enseña que la medida de iluminación es diferente en cada creyente y que algunos aun son “débiles en la fe” [5] lo cual no implica tener diferente doctrina (hay una sola doctrina) sino más bien una escasa, pobre o corta comprensión de la misma. De ahí que regresando a la Carta a los Efesios el apóstol nos declara el porqué de los “dones ministeriales”[6] dados a la Iglesia, de cuál es su finalidad:

Efesios 4.12-14
“…a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, 13hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,”
 
Por favor no caigamos en el error que se dio durante una “bienintencionada” campaña de Evangelización en Londres en la que apareció un artículo “Hagamos una tregua teológica durante la campaña” o como alguien dijo “Por lo menos en la evangelización todos seamos ecuménicos” sin duda connotando que la doctrina nada tiene que ver con la Unidad de la Iglesia. En lenguaje coloquial colombiano ¡Tomémonos un tinto, seamos amigos! No es lo que Pablo le está diciendo a los Efesios ¿verdad?
Por el contrario la Unidad ya es, y hemos de contender por mantenerla teniendo un corazón enseñable, siempre en reforma, y procurando llegar por medio de la Oración, la meditación Bíblica y la práctica de la piedad prontamente a la estatura requerida para retener y defender tal Unidad. So pena de ser creyentes fluctuantes[7] proclives peligrosamente a la Apostasía.

3. Promover la Unidad

Habiendo tocado el asunto de la verdadera Unidad de la Iglesia, que es la Unidad según Dios; pasemos al tema de fraternizar que en sencillas palabras se define en “tratarnos como hermanos”, “amarnos los unos a los otros”, Coadyuvarnos[8], “cooperar en la extensión del Reino, como uno solo que somos, promoviendo siempre la Unidad. Y nadie mejor que El Príncipe de la Predicación para puntualizar este tema:



La mejor manera de promover la unidad es promover la verdad. De nada nos servirá estar todos unidos juntos, rindiéndonos a los errores de uno y de otro. Debemos amarnos el uno al otro en Cristo, pero no deberíamos estar unidos a tal grado que no podamos ver las faltas del uno o del otro, y especialmente no poder ver las nuestras propias. ¡No!, purguemos la casa de Dios y entonces los tiempos grandiosos y benditos amanecerán sobre nosotros.
                                                                                                          
   C.H. SPURGEON


Esta es la verdadera unidad que debemos procurar; cualquier otro tipo no está motivado por una fe que proviene de limpio corazón; será un intento estéril y redundará en latifundios espirituales y pequeños reinos que desmiembran el cuerpo de Cristo que es su Iglesia.
Pr. Manuel Cendales S.
palabraprofetica@hotmail.com



[1] Mateo 5.13
[2] Mateo 5.14
[3] Sugiero la lectura del pequeño libro de Martyn Lloyd Jones Unidad Cristiana. ¿Cuál es su Base verdadera?
Pág. 15. Ediciones Hebrón.
[4] Acrisolar 3. Aclarar o apurar algo por medio de testimonios o pruebas, como la verdad, la virtud, etc. Diccionario DRAE.
[5] Romanos 14.13-23
[6] Apóstoles, Profetas, evangelistas, Pastores y Maestros.
[7] fluctuar. Dicho de un cuerpo: Vacilar sobre las aguas por el movimiento agitado de ellas. || 2. Dicho de una cosa: Correr el riesgo de perderse y arruinarse. || 3. Vacilar o dudar en la resolución de algo. || 4. oscilar (ǁ crecer y disminuir alternativamente). Diccionario DRAE.
[8] Coadyuvar: Contribuir, asistir o ayudar a la consecución de algo. Diccionario DRAE.