Video-Felices los que lloran

Pastor Manuel Cendales S.
Serie de sermones "Felices"

1. Felices los pobres en espíritu 2. Felices los que lloran
3. Felices los mansos
4. Felices los que tienen hambre y sed de justicia
5. Felices los misericordiosos 6. Felices los de limpio corazón
7. Felices los pacificadores
8. Felices los que padecen persecución por causa de la justicia

ESQUEMA DE LA PREDICACIÓN

"Felices los que lloran"
Mateo 5.4

Mat 5:4 Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.

Introducción
Que nuestro tema que hemos titulado “felices” se encuentra en el contexto del Sermón del monte, el que describe al creyente, y de hecho esta la comienzo del mismo. Las bienaventuranzas, nuestro tema sosn El Evangelio mismo. Seria imposible describir el carácter bíblico del creyente, si en primer lugar no es un verdadero creyente.
En el Sermón anterior vimos:
“Que el Reino de los cielos le pertenece a los pobres de espíritu”. Los que conscientes de su condición malvada, se saben perdidos, sin esperanza. Es decir le pertenece a perdedores. A aquellos que saben que lo único que tiene que ofrecer a Dios es su pecado, inmundicia, escoria y necesidad total.” Los Bartiemeo, paralitico de Betesda, los Gedeón, Ana, María, Pedro, Pablo…

Que El sermón del monte, contexto donde se hallan las bienaventuranzas describen el carácter no de cristianos especiales, sino de todos los verdaderos creyentes.

Que las bienaventuranzas, como en general todo el sermón del monte habla particularmente del reino de los cielos “en nosotros” “dentro de nosotros”.

También dijimos que las Bienaventuranzas están dadas en un orden lógico y secuencial interdependiente.

Que para ser felices se necesitan todas estas dichas, no una y no dos, ¡todas!. Pues son secuenciales y describen a un mismo individuo.

Y que tales dichas no son naturales, no las puede producir el hombre, son gracias del Espíritu Santo reservadas para quienes genuinamente son escogidos.

Mat 5:4 Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.

Al decir que felices los que lloran no estamos expresando una especie de masoquismo. Como ciertas sectas religiosas o grupos religiosos que piensan que el sufrimiento y el dolor de una persona es su, medio expiatorio, o que a más sufrimiento mayor santidad. El deseo de Dios es que seamos felices, el dolor, la aflicción, la angustia, la enfermedad y la muerte fueron introducidos al mundo, al hombre, por el pecado. Esa debe ser una delas razones principales por la que los creyentes odiemos el pecado. Nos trajo desgracia e infelicidad.

Si el orden es lógico aquí como creemos, hablaremos de los que lloran en tres esferas:

Primero: Lloran Por su propia condición.

Segundo: Lloran Por la condición de este mundo.

Tercero: Lloran Por los que no se consideran pobres de espíritu…

1. Lloran por su propia condición pecaminosa…

Así como la felicidad del pobre de espíritu la constituye que es, no candidato, sino ganador por gracia del Reino de los cielos. Así mismo la felicidad del que llora consiste en que, sin duda será consolado.

Por otro lado no hablamos de los que lloran por hambre, por abuso sexual, por violencia familiar o por cualquier clase de injusticia social. Tampoco de los que lloran por ser víctimas de una catástrofe natural detrás de la que se puede esconder un juicio de Dios. Muchos de “estos que lloran este tipo de llanto”, por no decir la mayoría, mueren sin consuelo debido a que no conocieron a Cristo como su Salvador. Asi que indefectiblemente hablamos, repito, de los que lloran por su condición pecaminosa:

Isaías…
Isaías 6:5
5 Entonces dije: ¡Ay de mí! Que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos.

Llora, porque ha venido a ser consiente de su pobreza, por no decir su inmundicia, espiritual. Y se sabe en medio de un mundo perdido, caído, inmundo. Es paradójicamente dichoso porque su llanto es consolado, por la Salvación de su alma, de hecho quien experimenta esta pesadumbre, lloro ,dolor o tristeza indefectiblemente ha sido conducido de las tinieblas a la luz, de lo contrario no podría ser Feliz como lo describe Cristo, si así no fuera.

Llora la comparar su condición con la Gloriosa Santidad de su Señor. Se lamenta, se sabe indigno. Es consiente de que lo único que merecería es la muerte, y muerte eterna o condenación eterna.

Pedro…
Lucas 5:8
8 Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.

Se sabe inmundo ante un Dios terriblemente Santo. Y delante del cual nada inmundo puede permanecer.

Pablo…
Romanos 7:24
24 ¡Miserable de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte?

Por cierto, no es un mero acto en la vida del creyente, mientras no sea glorificado , oh hecho perfectamente Santo.

Este llanto. Esta tristeza difiere de la que produce el mundo. Por la muerte de un ser amado, por una bancarrota, por la infidelidad conyugal. Por una enfermedad terminal. Es una tristeza regalada, otorgada por Dios, tristeza que precede a la alegría.

2Co 7:10
10 Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte.

Las tristezas del mundo producen o si e permiten decirlo de otra manera vaticinan muerte eterna. De ahí que los verdaderos creyentes, aun en las peores calamidades, nos gozamos, somos felices, tenemos esperanza. Vaticina nuestra FE Vida y Vida abundante y eterna.


2. Lloran por la condición pecaminosa de este mundo(sistema)

Si bien es Feliz espiritualmente al saberse salvo, no lo es absolutamente en este siglo, en el presente siglo que es malo. Llora la saber
Habacuc…
Habacuc 1:2-4
¿Hasta cuándo, oh Jehová, clamaré, y no oirás; y daré voces a ti a causa de la violencia, y no salvarás?
3 ¿Por qué me haces ver iniquidad, y haces que vea molestia? Destrucción y violencia están delante de mí, y pleito y contienda se levantan.
4 Por lo cual la ley es debilitada, y el juicio no sale según la verdad; por cuanto el impío asedia al justo, por eso sale torcida la justicia.

Lot…
2ª Pedro 2:7-8
7 y libró al justo Lot, abrumado por la nefanda conducta de los malvados
8 (porque este justo, que moraba entre ellos, afligía cada día su alma justa, viendo y oyendo los hechos inicuos de ellos),


3. Lloran por la condición pecaminosa, perdida, sin esperanza de quienes no se consideran pobres de espíritu:

Los verdaderos creyentes, sembramos con lágrimas, llevamos la semilla con llanto. Pero recogemos con regocijo. Si bien somos felices por nuestra salvación, el amor de Cristo nos constriñe. ¿Cuál es el amor de Cristo? En este sentido, un amor redentivo. Un que se duele, llora, por los que se pierden.

Jamás se alegraría por ejemplo por la muerte del “Mono Jojoy” Lamenta su perdida en esta tierra, mientras el guerrillero la lamenta eternamente…. Lloro y crujir de dientes por siempre.

Samuel lloró tan profundamente el hecho que Dios hubiera desechado al malvado rey Saúl, que Dios tuvo que llamarle la atención. Durante toda su impía vida, este rey persiguió a David, sin embargo a la muerte de Saúl David la lloró larga y amargamente.

Jesús lloró por Jerusalén…

Lucas 19:41-42
41 Y cuando llegó cerca de la ciudad, al verla, lloró sobre ella,
42 diciendo: ¡Oh, si también tú conocieses, a lo menos en este tu día, lo que es para tu paz! Mas ahora está encubierto de tus ojos.

Invitó a lo mismo a las mujeres…

Lucas 23:28
28 Pero Jesús, vuelto hacia ellas, les dijo: Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí, sino llorad por vosotras mismas y por vuestros hijos.
29 Porque he aquí vendrán días en que dirán: Bienaventuradas las estériles, y los vientres que no concibieron, y los pechos que no criaron.

Pablo también experimentó esta gracia… ese llanto de los felices.
Hechos 20:31
31Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno.

Es el sentir, el dolor de todo verdadero creyente….
Judas 1:21-25
21 conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna.
22 A algunos que dudan, convencedlos.
23 A otros salvad, arrebatándolos del fuego; y de otros tened misericordia con temor, aborreciendo aun la ropa contaminada por su carne.
24 Y a aquel que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría,
25 al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén.

4. La Felicidad que evade el dolor

Martin Lloyd Jones dice:
ABRO COMILLAS “Si hay una cosa que el mundo trata de evitar es el dolor; todo él está organizado; basado en la idea que hay que evitar el dolor. La filosofía del mundo es “olvídese de los problemas, vuélvanles la espalda, hagan lo posible para evitarlos. “Las cosas son ya de por sí bastante malas para que uno vaya en busca de problemas, dice el mundo; por tanto, traten de ser lo más felices que puedan. La organización de toda la vida, la manía por los placeres y el dinero, la energía y entusiasmo que se gastan en entretener a la gente, todo ello no es más que un objetivo del mundo, de huir de la idea del dolor y de éste espíritu del dolor… (Mostrar la Biblia) .CIERRO COMILLAS.

Jesús nuestro Señor:
Isa 53:3
3 Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.

El amor es sufrido…
1Cor 13:4
4 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;

5. El galardón del llanto…

De nuevo citemos a Lloyd-Jones:
ABRO COMILLAS “El que verdaderamente llora por su estado y condición de pecado es el que se va a arrepentir; en realidad ya se está arrepintiendo. Y El que se arrepiente de verdad como resultado de la acción del Espíritu Santo en él, va a ser sin duda conducido al Señor Jesucristo. Una vez vista su condición irremediable y pecaminosa, busca un salvador y lo encuentra en Cristo.” CIERRO COMILLAS

Uno de los que mejor ilustran esto es el apóstol Santiago:

Santiago 4:6-10
6 Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.
7 Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.
8 Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.
9 Afligíos, y lamentad, y llorad. Vuestra risa se convierta en lloro, y vuestro gozo en tristeza.
10 Humillaos delante del Señor, y él os exaltará.

Lea el verso 6. El humilde no es humilde por si mismo ha recibido esa gracia de ser “pobre de espíritu” , llora.
Lea versos 7-8 Luego invita el apóstol a que los tales se acerquen a Dios; pues si permanecieran ensoberbecidos Dios los miraría de lejos, los despreciaría.

Pero me quiero concentrar en el verso 9 :
La orden que recibe el pecador para acercarse correctamente al Señor es
Afligirse…
Lamentar…
Llorar…
Permítanme ilustrarlo con el caso de cuantas veces mis hijos e hijas, esposa, yerno o yo hemos estado enfermos y acudimos a urgencias. Vamos enfermos, pero la orden imperativa si quiere ser rápidamente atendido es “muéstrate más enfermo” con el fin de mover a los médicos de turno a misericordia y que nos atiendan más pronto.
Esto es lo que esta expresando Santiago… Cristo no vino a curar a los sanos o que se creen sanos…
Esa risa superficial que da el mundo, que pretende cubrir la desnudez y vergüenza échala a un lado…
Llórale al Señor…
El que Viene a El no le hecha fuera… si trae tal sincera actitud.
Delante de El esta desnudo, no trate de arroparse, de cubrirse…
Bienaventurado aquel cuya maldad ha sido cubierta por Cristo… dice la Escritura
Solo tras ese llanto, ese lamento será feliz, verdaderamente Feliz.

Finalmente:
En el pasaje paralelo de Lucas dice:
Lucas 6:21b
… Bienaventurados los que ahora lloráis, porque reiréis.

Hoy quizás Usted aquí quebrantado por el dolor de su condición pero pronto se reirá de esto, Cristo murió por pecadores como Usted y como yo….
Será perdonado…
Será acepto en el amado…

Oremos….