Buscando de equilibrio




Buscando el equilibrio
Pr Manuel Cendales S.

“Buscando el equilibrio”

“Una predicación centrada en Dios que reconoce la necesidad y el deber integral del hombre”

Cita Refrencia:  Marcos  12:33 
----------------------------------------------------------------------------------------------------
“Y QUE AMARLE CON TODO EL CORAZON Y CON TODO EL ENTENDIMIENTO Y CON TODAS LAS FUERZAS, Y AMAR AL PROJIMO COMO A UNO MISMO, es más que todos los holocaustos y los sacrificios”
----------------------------------------------------------------------------------------------------

Buscando el equilibrio


Durante mucho tiempo me pregunte ¿se puede hablar de equilibrio en el sermón bíblico que conlleve a una vida de equilibrio  en la fe cristiana?  Es decir, ¿se puede tener un sermón equilibrado que conduzca a la Iglesia cuya adoración (continua y diaria)  sean producto del equilibrio bíblico? Después de un buen tiempo de escudriñar y consultar las Escrituras y a no pocos hombres de la Historia que consideramos “maestros de la Iglesia” no solo por su erudición sino su piedad me he atrevido a publicar la presente reflexión.

Tengo que reconocer que  muchos hermanos piadosos, a quienes considero eruditos en la Escritura, luchan con este concepto quizás  porque su idea de “equilibrio” lo entienden como una especie de caldo cuyos ingredientes sean  el pragmatismo[1], o la  negación de algunas perfecciones de Dios que al hombre parecen negativas tales como su justicia, su ira. O una predicación  fruto de un cómodo sincretismo[2] pero quisiera decir  a ellos y  a todo el que lea este blog que lejos están de mi corazón tales ideas.  Quisiera más bien que tuvieran en cuenta que si como la Biblia enseña, Dios hizo al hombre a su imagen y semejanza[3] y que el hacerle criatura terrenal constituido por espíritu y materia fue parte de su eterno plan ya que fue su divino deseo mostrar en él su Gloria desde la perspectiva de su terrenalidad (con todo lo que esto implica) y que el ser humano manifestara la multiforme sabiduría de Dios a todas las demás criaturas terrenales y celestiales se hace necesario partir de esa y no otra realidad.

Buscando el equilibrio


Si olvidáramos la terrenalidad que soberanamente Dios otorgo al hombre para mostrar su imagen en él, caeríamos en el craso error de cierto movimiento filosófico[4] que atribuye el bien a lo espiritual, y el mal a lo material. Y piensa que la Gloria de Dios será reflejada en el hombre cuando se libere de esta “cárcel” física: el cuerpo humano. Por otro lado olvidar que el hombre es espiritual con el supuesto que “muerto en sus delitos y pecados” es igual a total  ausencia de vida espiritual en todos los sentidos, es craso materialismo.

El hombre debía no solo reflejar la Gloria de Dios  en su vida integral (cuerpo y espíritu)[5] sino que como hijo de Dios (en su calidad de criatura, cuanto más en su calidad de redimido) debía darle en todo la Gloria.  Si consideramos el pecado  en una correcta perspectiva bíblica diríamos que este se puede definir en dos puntos a saber. Primero… que el  hombre peco y “desfiguro”, “arruino”, “pervirtió” la imagen de Dios en su propia humanidad. Segundo, que consecuentemente, haciéndose necio no le dio la Gloria a su Bendito Creador. Por tanto vemos   que lo que realmente está en juego es nada menos ni nada más que la GLORIA de DIOS.

Buscando el equilibrio

Y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible,  de aves,  de cuadrúpedos y de reptiles. (Rom 1:23) 


Restaurar la imagen de Dios en el hombre y desde esta manera su honra y Gloria sean alabadas, no tengo la menor duda,  debe ser punto de referencia de nuestra predicación. Y este punto, la GLORIA DE DIOS, es en mi humilde opinión, también la matriz, la raíz, de la ira de Dios:

Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad      …. Pues habiendo conocido a Dios,  no le glorificaron como a Dios,  ni le dieron gracias,  sino que se envanecieron en sus razonamientos,  y su necio corazón fue entenebrecido.  (Rom 1:18,21)

Buscando el equilibrio

Por tanto “buscar el equilibrio” tiene  que ver con  aquello que es esencial en la imagen que de Dios tiene el hombre, ser persona. Y ya que toda criatura que se considere persona es porque  está  constituida por intelecto, afectos y voluntad. Nuestra predicación ha de procurar dar a conocer a Dios (intelecto) a fin de que el creyente este preparado para toda buena obra (conducta) e indefectiblemente nuestra conducta (la voluntad en acción) está directamente relacionada con lo que  creemos e indudablemente con lo que sentimos. 

Nuestro deber es trazar bien la Palabra de Dios[6], si somos cristianos protestantes, no hay duda que consideramos y creemos a pie juntillas lo dicho por le Salmista “tu palabra es verdad”[7] Luego la base de la búsqueda del equilibrio es a partir de la Verdad. Dicho de otra manera, a partir de la Exposición de la Palabra.

Unos años atrás,  tuve la oportunidad de disfrutar de una de las enseñanzas del DR Richard L. Pratt, Jr.[8] titulada “Construyendo su Teología” en ellas Pratt invita a la reflexión seria y desprejuiciada de cuáles deben ser los propósitos de Teología, y hace una muy buena descripción de las que debieran ser las Metas de la Teología, que abarcan tres aspectos todos relacionados con la Verdad:

ORTODOXIA.         “Pensamiento correcto o recto”      
ORTOPRAXIS       “Conducta o practica correcta”      
ORTOPATIA.          “Sentimientos correctos o emociones correctas"   

Así que una predicación equilibrada ha de buscar como meta que el creyente conociendo a Dios (ortodoxia) refleje en su conducta esa gloria (orto-praxis)  y alaben y gratifiquen a Dios (ortopatia) en doxología santa.

No hay duda que estas metas están interrelacionadas de tal manera que forman un círculo perfecto.  

Soy de los que consideran que hay dos extremos peligrosos que son profundamente perjudiciales para una Iglesia saludable a saber:

Buscando el equilibrio


Un Neo pentecostalismo (que por definición es ex-bíblico) que por su naturaleza rechaza la formación teológica bíblica (la búsqueda sistemática de una sana erudición) y cuya casa está construida sobre el “emocionalismo”,  “una ramplona y solitaria ortopatia”. No estoy diciendo que haya ausencia de algún tipo de “conocimiento” pues todo movimiento religioso tiene un concepto de Dios (teología… errada o no). En este extremo, los sentimientos son elevados a nivel de oráculo y son el canon de esta iglesia. De donde infieren que a mayor euforia mayor unción, mayor comunión e iluminación del “dios” que adoran, quien es un ser súper poderoso, todo bondadoso y dadivoso lleno de amor complaciente por sus adoradores. Y  que  sin duda actúa según sus afectos se lo indican. Es decir su teología esa la de los afectos.

“Buscando el equilibrio”

Pero al otro extremo esta aquella “ortodoxia-fría” que halla, conscientemente o no, en el conocimiento un fin en sí mismo. Este extremo, queriendo huir de aquel extremo anteriormente descrito, declara la guerra santa a cualquier expresión sentimental considerándola una falta de dominio propio, una irreverencia a la majestad divina, ebriedad y no llenura del Espíritu (…de acuerdo a Efesios 5.18[9]). Es maestro del autocontrol y solo venera a aquellos que tienen su grado de conocimiento, es un círculo cerrado al que yo denominaría “la aristocracia del santo saber”. Los títulos, los diplomas y cantidad de seminarios y postgrados son el canon. No estoy diciendo que carezcan de afectos per se. Tampoco que el estudio académico no sea importante en la vida cristiana y particularmente en el ministerio. Más bien que esta casa está asentada sobre el “mero saber”. Es decir su teología es mera ciencia, conocimiento académico.


Buscando el Equilibrio:

Si el hombre y particularmente el creyente es llamado a adorar al único y verdadero Dios, con toda su mente, con todo su corazón y con todas sus fuerzas[10], tenemos la necesidad básica de construir una teológica bíblica equilibrada y un sermón que no solo de la impresión de alabar al expositor bíblico por su tan florido lenguaje vacio de verdad y lleno de arengas emotivas o por su bagaje académico y jactanciosa pretensión de gloria (que solo a Dios pertenece) sino aquello que lleve a la Iglesia a entender, vivir y deleitarse en esta realidad del “Gran Mandamiento” expuesto por el Divino Maestro.

Los que propendemos por una Iglesia Bíblica (Semper Reformanda[11]) deberíamos recordar dos definiciones de Teología:

La teología es la ciencia de los hechos de revelación divina hasta ahora, como esos hechos conciernen a la naturaleza de Dios  y su relación con El” [12]

Esta definición desmorona la idea de una vida cristiana donde las emociones reinan y el estudio bíblico es relevado a un rincón. Pero, si bien es definida como ciencia, no ha de entenderse como se comprende ciencia en  la modernidad. No hay duda que connota saber, pero saber de Dios, conocer a Dios, que en el sentido más bíblico   (del griego  γινώσκω  ginósko)[13]  implica amar a Dios. Es un conocimiento que nace del amor, es un conocimiento relacional no meramente intelectual.

“La teología es la doctrina o enseñanza de vivir  a Dios”[14]

Esta definición, nos permite quitarle el sabor “academicista” a la teología, y nos lleva a comprender que la Biblia, revelación inspirada de Dios y por Dios, nos ha sido dada para qué conociendo a Dios, vivamos a Dios. Es un estilo de vida donde están implicadas todas las facultades humanas. Intelecto, afectos y voluntad.

Volviendo a las metas que la Teología debe alcanzar en el planteamiento del doctor Pratt, Ortodoxia, Ortopraxis y Ortopatia, somos dados a inclinarnos hacia aquello que por tradición hemos aprendido.

No hay la menor duda que un punto de partida con miras a tener una Iglesia saludable es una consistente ortodoxia. Alguno dirá plausiblemente predicando a “Cristo y a este crucificado”, un Iglesia donde el centro de todo es la cruz de Cristo. Sin embargo no debemos olvidar lo dicho por el gracioso reformador Juan Calvino bajo el titulo...
   
....“El cristiano bajo la cruz no es un estoico[15]” comentando 2a Cor 4.8-9:

!Alguien tiene que pagar!


 Afligidos en todo, pero no agobiados; perplejos, pero no desesperados;
  Perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no destruidos;

Vemos aquí cómo sufrir la cruz con paciencia no es volverse insensible… como los estoicos antiguamente describieron… Realmente pintaron una imagen de la paciencia cual jamás se vio ni puede ser encontrada entre los hombres. Más bien persiguiendo una paciencia tan perfecta, privaron a los hombres de ella.
También existen entre los cristianos hoy, nuevos estoicos, que reputan[16] por falta grave, no solamente gemir y llorar, sino incluso entristecerse y estar acongojado. Estas extrañas opiniones proceden casi siempre de gentes ociosas, que mas bien se ejercitan en especular  que en poner las  ideas en práctica, y no son capaces más que  producir fantasías.”[17]



Evidentemente, Juan Calvino tenía sumamente claro la integralidad de la persona humana y aunque siempre enfatizo en la necesidad de conocer, entender, y relacionarse con Dios a través de La Biblia y sus doctrinas divinas, nunca olvido que la voluntad del alma es precedida por vigorosos afectos  que determinan los actos volitivos (léase: de la voluntad). Esta realidad la describe mucho mejor el Filosofo, Teólogo y pastor maestro Jonathan Edwards, de quien debido a su carácter tranquilo y para algunos poco expresivo podrían pensar que combatió estoicamente sus emociones, mas esta fue su declaración:

“La verdadera religión consiste principalmente en emociones santas” [18]

Y quien dijo además  bajo el titulo ¿Que son las emociones? : “Las emociones son las actuaciones enérgicas e intensas de las inclinaciones y la voluntad del alma”[19]

Edwards ve dos cualidades dadas de Dios al; hombre (hecho a su imagen y semejanza) “Entendimiento” a través del cual  examinamos y juzgamos las cosas. Por la segunda que llama “inclinación” observamos  esas cosas reconociéndolas   agradables o desagradables, aprobando o rechazando. Y  estas dos preceden las decisiones que llamamos “Voluntad”.


El entendimiento ha de ser correcto y recto (ortodoxia) asentado en La Verdad Inspirada, pero invariablemente nuestros afectos   , no como el observador indiferente,  han de hallar deleite  -emociones correctas-  (ortopatia) que conduzca a una conducta correcta (ortopraxis).

Uno de los personajes bíblicos mas mal interpretado por la firmeza en sus doctrinas y declaraciones teológicas ha sido Pablo, considerado por muchos un hombre “fuerte” y cuyas definiciones de su persona dan la impresión de ser “frio” sin embargo, vemos que constantemente, mientras escribe sus cartas, explota, irrumpe y se exterioriza en gloriosas  alabanzas.  

Porque Dios ha encerrado a todos en desobediencia para mostrar misericordia a todos. ¡Oh, profundidad de las riquezas y de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios e inescrutables sus caminos!  Pues, ¿quien ha conocido la mente del Señor?, ¿o quien llego a ser su consejero?,   ¿o quien le ha dado a el primero para que se le tenga que recompensar? Porque de El, por El y para El son todas las cosas. A Él sea la gloria para siempre. Amén.

Finalmente

Ortodoxia…. En la medida que Usted se hace más Bíblico su conducta y emociones van a ser desafiadas a ser  más Bíblicas. Richard Pratt afirma que si de ortodoxia se trata, el diablo es bastante ortodoxo, pero su corazón está lejos de deleitarse en Dios y obedecerle.

 Tú crees que Dios es uno. Haces bien; también los demonios creen, y tiemblan. Stg 2:19 


Ortopraxia…  Dios quien demanda oidores y hacedores de su Palabra por medio del Salmista nos enseña que la vida piadosa siempre nos conducirá de nuevo a la fuente profética más segura…

Lámpara es a mis pies tu palabra, y luz para mi camino. Sal 119:105 .


Ortopatia… Lo que hacemos tiene un gran peso en lo que sentimos...; Cuando pecamos… culpa tristeza… cuando hacemos lo correcto… alegría. El placer (gozo)  de la integridad. Los afectos correctos influyen una conducta correcta y una necesidad por tanto de escrudiñar las Escrituras.
Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea perfecto.  Juan 15:11.

Hemos de mantener un equilibrio pues estas se interrelacionan. El pensar correcto nos suele llevar a emociones correctas y a acciones correctas. Pero el actuar correcto nos regresa a la Ortodoxia. A ir a la fuente que es la Escritura y despertar emociones correctas…. Así mismo el sentir lo correcto suele conducirnos a actuar de manera apropiada y regresar a la Escritura.


Es decir que, ¿se puede cometer el error de solo estar alimentando los afectos del hombre a fin de que su conducta sea el fruto de ellas? Las emociones dijo alguien “son buenas ayudadoras pero malas consejeras. O ¿se puede estar dando mera información intelectual a fin de llenar al hombre de conocimiento fatuo? Los demonios también conocen de Dios y tiemblan. ¿A dónde debería apuntar nuestra predicación?


Si Usted me lo permite, nuestra predicación, siempre centrada en Dios, debe ser, por tanto, expositiva (Escritural) presentada de tal manera que como dijo Martin Lutero hagamos prisionera nuestra conciencia  (y la de nuestra feligresía)[20] a La Escritura[21], buscando despertar las emociones mas santas y que ellas exploten en una indescriptible exultación.

Esa debe ser nuestra tarea dar a conocer El Evangelio de tal manera que algunos escuchen y digan indignados “dura cosa es esta palabra”. Pero sobre todo con la esperanza de que lo escuchen y reconozcan no como los discípulos que volvieron atrás (Juan 6, 60-66) sino que tomando partido del lado de lo recto y lo correcto digamos lo dicho por Pedro: “A quien iremos” si solo Cristo tiene Palabras de Vida Eterna. Edwards dijo

una buena predicación está destinada a provocar a afecciones santas…   Si la verdadera religión tiene mucho que ver con nuestras emociones, debemos valorar altamente aquello que produce en nosotros estas emociones. Debemos desear el tipo de libro, de predicación, de oración, y de canción, que profundamente afecte nuestros corazones” [22]  

!Alguien tiene que pagar!

Por último, y como siempre no pretendiendo ser original, permítame terminar con un pensamiento de John Piper quien dice:

“La razón que la predicación sea tan esencial a la adoración corporativa de la Iglesia es que es adecuada de manera única para alimentar ambos, entendimiento y sentimiento. Es adecuada de manera única para despertar el ver a Dios y el saborear a Dios. Dios ha ordenado que la Palabra de Dios venga en una forma que enseñe a la mente y toque el corazón”[23]

En el amor de Cristo,


Manuel Cendales S.
--------------------------------------------------------------------------------
1  Movimiento filosófico norteamericano de carácter empirista que considera los efectos prácticos de una teoría como el único criterio válido para juzgar su verdad.  
2 "sistema filosófico que consiste en la conciliación de diversas doctrinas" por lo general irreconciliables.
3 Génesis 1.26
4 Dualismo…. Que condena la materia.
5 Léase…Efesios 4.22-24  con Romanos 12.1-2
6 2ª Timoteo 2.15
7 Salmo 119.169
8 Profesor de seminario y Ministro ordenado. Obtuvo su Maestría  en Divinidad del Unión Thelogical Seminary y su doctorado en teología de la universidad Harvard. Sus credenciales incluyen dirigir el departamento del Antiguo Testamento del Reformed Theological Seminary en Orlando. Traducir para el New Living translations y servir como editor general para la NIV Spirit of the Reformation Study Bible. Es autor de numerosos libros incluyendo comentarios de 1ª y 2ª de Crónicas de 1ª y 2ª de Corintios.
9   No os embriaguéis con vino,  en lo cual hay disolución;  antes bien sed llenos del Espíritu,
10 Mar 12:29  Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye,  Israel;  el Señor nuestro Dios,  el Señor uno es.
   Mar 12:30  Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón,  y con toda tu alma,  y con toda tu mente y con todas tus fuerzas.  Este es el principal mandamiento.
11 Siempre en Reforma uno de los estandartes de la Reforma
12 Charles Hodge: Teología sistemática. Introducción, 2.1
13 Juan 17.3
14 William Ames. La Medula de la Teología.
15  Dentro del período helenístico, que comienza con la muerte de Alejandro Magno (323 a. de C.) y termina con el final de la República romana (31 a. de C.), el estoicismo es uno de los movimientos filosóficos que mayor importancia y difusión adquirieron. En pugna con las otras escuelas helenísticas (el epicureísmo y el escepticismo), fue fundado por Zenón de Citio, chipriota nacido hacia el 333 a. de C. que, a su llegada a Atenas en el 311, y después de tomar contacto con la filosofía socrática, cínica y megárica, creó una escuela en una Stóa poikilé, es decir, “pórtico pintado”, palabra de la que deriva el nombre “estoicismo”. Zenón escribió numerosas obras entre cuyos títulos destacan: De la vida conforme a la naturaleza; De los universales; Argumentos dialécticos y De las pasiones. Cuando Zenón muere en el 261 a. de C. se hacen cargo de la escuela Cleantes y Crisipo.

Zenon, fundador del estoicismo.


 Características del Estoicismo

-Las disciplinas teoréticas se cultivan  a causa de la ética. La filosofía pasa a ocupar para los hombres cultos el lugar de la religión, y busca una nueva seguridad para el hombre.
-Predomina la cuestión del sentido y finalidad  del hombre y del cosmos. El hombre ya no es visto desde la polis , y la ética ya no es considerada como una parte de la política.
-El estoicismo ve al hombre particular como miembro de la humanidad una, en la cual no hay diferencias étnicas ni sociales.
-Este nomoses idéntico con el lógos divino que dirige el cosmos.
-Según la doctrina estoica, además de los elementos griegos, han influido otros de origen semítico. Es importante la influencia de las escuelas socráticas, principalmente la de los cínicos.
-Rasgos esenciales de la física y de la teología estoicas han sido tomados de Heraclito.
-Pueden considerarse estoicas todas las doctrinas eticas que defiendan la indiferencia hacia los placeres y dolores externos , y austeridad en los propios deseos.
-El ser humano se halla limitado por un destino inexorable que no puede controlar y ante el que solo puede resignarse.
-La conducta correcta solo es posible en el seno de una vida tranquila conseguida gracias a la imperturbabilidad del alma, es decir, mediante la insensibilidad hacia el placer y hacia el dolor.

16 Considerar, juzgar el estado o calidad de una persona o cosa. Se construye con de y como: sus compañeros le reputan de excelente.
17 Juan Calvino. Institución  de la Religión Cristiana. Libro III, capítulo VIII, numeral 9.
18 Jonathan Edwards. Los afectos Religiosos.
19 Jonathan Edwards. Los afectos Religiosos.
20 -mío-
21 En su defensa en la famosa Dieta de Worms de 1521:
A menos que no esté convencido mediante el testimonio de las Escrituras o por razones evidentes —ya que no confío en el Papa, ni en su Concilio, debido a que ellos han errado continuamente y se han contradicho— me mantengo firme en las Escrituras a las que he adoptado como mi guía. Mi conciencia es prisionera de la Palabra de Dios, y no puedo ni quiero revocar nada reconociendo que no es seguro o correcto actuar contra la conciencia. Que Dios me ayude. Amén.”
23. Los afectos Religiosos
22. John Piper. La supremacía de Dios en la Predicación.