“EL Complejo de Elías”


“EL Complejo de Elías”

Texto referencia.
El respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas; y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida.
1a Reyes 19.14

Introducción

La vida del hombre no es en blanco y negro. Si bien, la doctrina de la “depravación total del hombre”[1], o si lo prefiere en palabras del Dr. R.C. Sproul “corrupción radical”[2], nos dice que todo hombre nace en pecado, pecador e inclinado irremediablemente al mal; El impío al no perder la totalidad de la imagen de Dios si bien sus obras aun las que en general son buenas, (ej. dar limosna), son vistas como trapos de inmundicia de parte de Dios[3] (pues no llenan los requisitos para ser buenas absolutamente[4]) no hace todo el mal que pudiera y en ese sentido, sino para Dios, si para los benefactores de aquellas acciones son vistas como bondades- tal es el caso de Ciro de Persia[5]. Por otro lado el piadoso, si bien ha sido constituido hijo de Dios y “para buenas obras”[6]aun hay “remanente de pecado”. 

Ahora bien, como quiera que, la experiencia nos muestra que ningún cristiano es perfectamente santo, que no peque; Y Pablo en Romanos nos dice que la razón es “nuestro pecado remanente”. La Regeneración si bien nos hace santos y efectúa nuestra liberación del pecado en Palabras de John Murray:

“Esta liberación del poder del pecado lograda por la unión con Cristo y de la contaminación del pecado lograda por la regeneración, no elimina todo pecado del corazón del creyente, el pecado sigue ejerciendo dominio sobre el creyente”[7]

En nuestra reflexión de hoy veremos cómo aun la vida de uno, quizás el más connotado, de los profetas veterotestamentarios[8], Elías; tampoco es en blanco y negro y si bien en los capítulos que preceden a esta porción bíblica (1ª Reyes cap. 17 y 18) vemos los éxitos “en Dios” que alcanzó Elías, en este capítulo (1ª reyes 19) vemos su decadencia, en palabras de Jorge Atiencia; “Del éxito a la depresión[9]

A. W. Pink dice: Al pasar del capítulo 18 al 19 de 1ª de reyes, nos encontramos con una transición extraña. Es como si el sol brillara en un cielo claro y, de repente, sin aviso alguno, este se cubriera de negras nubes y una tormenta sacudiera la tierra. Los contrates que ofrecen estos dos capítulos son violentos y sobrecogedores. Al final del uno, “la mano de Jehová fue sobre Elías” mientras corría delante del carruaje de Acab; al principio del otro, está ocupado en sí mismo, tratando de “salvar su vida” En el primero vemos lo mejor del profeta; en el último lo peor.”[10]

1. El complejo

Para que comprender a que llamo “El Complejo de Elías” permítanme primero definir la palabra complejo: “Conjunto de ideas, emociones y tendencias generalmente reprimidas y asociadas a experiencias del sujeto, que perturban su comportamiento[11]

En muchas -no pocas - ocasiones, nuestro orgullo, y vaya que lo somos los creyentes, -y peor si creemos saber “algo mas” o haber alcanzado “algo mejor”-nos hace creer “fantasiosamente” que somos la última coca- cola en el desierto, “El último de los Mohicanos” y prácticamente la Iglesia de Cristo depende absolutamente de nosotros. Imaginemos una cabeza sostenida únicamente por un dedo meñique de pie. ¿Hilarante[12] verdad?
Elías, al oír que su vida estaba en riesgo por las amenazas de doña Jezabel, decidió echarse a morir. Y en medio de su “complejo” empezó a desvariar[13]. Algunos autores razonablemente atribuyen motivos de estrés ministerial, había personalmente “arreglado el altar de Jehová que estaba arruinado” preparado leña, cortado en pedazos un buey para el holocausto etc. Personalmente degolló, o por lo menos ayudo, a degollar varios cientos de falsos profeta, oró fervientemente para que regresara la lluvia. Y corrió para llegar primero a Jezreel que Acab y en todo estuvo Dios de su lado. Ahora, por las amenazas que se cernían sobre él, tuvo la equivocada impresión, así sea transitoria, u olvido que Dios es soberano y que “ni un pajarillo cae en tierra sin su voluntad” que “nuestros cabellos están contados” y que para que los malignos siquiera nos toquen se requiere el permiso de Dios[14].

El punto aquí es que el llegó a creer que era solo él y Dios. Que la Iglesia era monolítica[15] Que lo que Dios no hiciera por su mano no seria. ¿Pues quien tan fiel y santo como Elías? Al verlo en semejante estado de depresión y enviándole previamente un ángel para que le alimentase (pues de pan también vive el hombre) y hallándolo en una cueva Dios le pregunta: ¿Qué haces Elías?

1a Reyes 19.14
El respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos;
porque los hijos de Israel han dejado tu pacto,
han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas;
y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida.

Nuestro texto referencia es muy elocuente; “el complejo de Elías” no es solo un problema de poca importancia -pues en tal caso Dios no lo hubiera dejado inscrito- así, tampoco es solo problema de Elías, sin duda el Señor quiso mostrarnos que si Elías, un gigante en la Fe, cayó en tal "complejo” que podemos decir nosotros si dejamos de lado el consejo Paulino de fortalecernos, no en nosotros o nuestros logros sino “En El Señor y en el poder de su Fuerza”[16].

2. Un celo insano

1a Reyes 19.14
El respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos;

Lamentablemente somos demasiado proclives a sustituir la justicia de Dios que es por la Fe, por nuestra propia justicia. Constantemente se oye entre nosotros ante los hechos providenciales de Dios esto o aquello “no es justo”. Como si algo se escapara de la Voluntad secreta y soberana de Dios. Y particularmente en lo que refiere al desarrollo de la Iglesia, a su inevitable e indefectible crecimiento hasta llegar a ser ese árbol final de la parábola de “la semilla de mostaza”[17] en donde las aves del cielo providencialmente hallan nido. Indicando “que el reino de Dios es una bendición para hombres de toda región, raza y nación[18]

Romanos 10.1-4
Hermanos, ciertamente el anhelo de mi corazón, y mi oración a Dios por Israel, es para salvación. 2Porque yo les doy testimonio de que tienen celo de Dios, pero no conforme a ciencia. 3Porque ignorando la justicia de Dios, y procurando establecer la suya propia, no se han sujetado a la justicia de Dios; 4porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree.

Solemos experimentar celo santo lo cual es bueno, pero también celos amargos y celo propio de nuestra omisión, en nuestros juicios, de la Soberanía de Dios. ¡El todavía hace como y lo que quiere! Y omitir esto en nuestra manera de pensar y actuar ¡todavía es pecado hermanos! Pues estamos diciendo o dando a entender que Dios es injusto, que se equivoco.

3. Desertando de nuestro deber

1a Reyes 19.14
El respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos;
 porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han derribado tus altares,
y han matado a espada a tus profetas;

El escapismo es un “el viejo truco” del viejo hombre que mora en nosotros. Culpamos a otros de nuestra incredulidad e inoperancia. ¿Huir es tener celo de Dios? ¿Aislarnos nosotros quienes desaprobamos el “monacato”[19]? Argüir que por que hay demasiada teología liberal en el ambiente nos rehusaremos a ir a cumplir con nuestra profética labor es propio de un estado de confusión.

Tenernos por tan entendidos y justos (superando a Dios mismo) no es más que una inyección de anestesia espiritual que llena de pánico; el cual no solo es paralizante sino supremamente contagioso. El enfriamiento de una comunidad, la falta de un crecimiento sano, y un desarrollo persistente de la Iglesia hacia la madurez, no se le puede atribuir a la adversidad de un mundo pagano y la apostasía galopante pues, desde la antigüedad, los más glorioso y renombrados avivamientos los ha provisto Dios en medio de las más terribles y antagónicas circunstancias.


Seamos ponderados, no traslademos nuestro fracaso al diablo y sus falacias pues esto es propio de las teologías que condenamos. Alguien dijo Si tuviera que ir al mismo infierno para rescatar almas lo haría

4. ¿Estoy solo?

1a Reyes 19.14
Jehová por nombre, por señal eterna que nunca será raída.
… y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida.

No hay la menor duda que las amenazas de la malvada Jezabel eran muy en serio y así había que tomarlas. Jesús mismo tomo en serio las amenazas de los fariseos y en algunas ocasiones huyó. Pero nunca dejo de hacer su labor por ver la incrementada maldad del mundo, o por la proliferación de falsas doctrinas, falsos maestros y detractores. ¡Claro, dirá usted, El es Dios! Y que de la tarea de hombres como Lutero, Calvino y más recientemente C.H. Spurgeon quien murió rechazado, menospreciado, difamado con la seguridad “que la historia lo vindicaría”. Y hoy sus sermones son de los, sino los más consultados incluso y mayormente en la internet.

Elías dijo he quedado solo. Su afirmación, sin querer queriendo, (como diría “la Chimoltrufia”[20]) daba a entender que El Dios que ayer nos protegió, salvó y prosperó hoy ha mudado, es otro. Es inconfiable, infiel. Y que así como por una mujer se le coló el pecado en el mundo, ahora por otra su plan Mesiánico se frustraría. Ignorando que El Decreto de Dios es Soberano, infalible, inerrante e incontenible y eficaz.


Isaías 55.10-13
Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá,
sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra,
 y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca;
no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero,
y será prosperada en aquello para que la envié.
Porque con alegría saldréis, y con paz seréis vueltos;
los montes y los collados levantarán canción delante de vosotros, 
 y todos los árboles del campo darán palmadas de aplauso.
En lugar de la zarza crecerá ciprés, y en lugar de la ortiga crecerá arrayán;
 y será a Jehová por nombre, por señal eterna que nunca será raída.

¿No será que este complejo ha venido a paralizarle? Y de manera soterrada ha hecho que Usted se aislé del cuerpo, del cual Usted no es solamente un miembro sino uno importante y necesario. Quizás posea más luz que otros, que Elías (de hecho así es, pues contamos ahora con toda la Biblia y Elías carecía de ella) y los demás necesitamos aun a regañadientes oírle y aprenderle a Usted. Quizás (no lo dudo) usted necesite de los demás dones repartidos en el cuerpo para hacerse a una mejor y mayor iluminación o por lo menos asumir otro ángulo de la misma.

5. Finalmente: La Divina Respuesta
1a Reyes 19.15-18
15Y le dijo Jehová: Ve, vuélvete por tu camino, por el desierto de Damasco;
y llegarás, y ungirás a Hazael por rey de Siria. 16A Jehú hijo de Nimsi ungirás por rey sobre Israel;
y a Eliseo hijo de Safat, de Abel-mehola, ungirás para que sea profeta en tu lugar.
17Y el que escapare de la espada de Hazael, Jehú lo matará;
y el que escapare de la espada de Jehú, Eliseo lo matará.
18Y yo haré que queden en Israel siete mil,
cuyas rodillas no se doblaron ante Baal, y cuyas bocas no lo besaron.

Ante tal circunstancia, Dios le recuerda por lo menos seis cosas:

1. Que irrevocables son los dones y el llamamiento.
2. Que aún queda mucho trabajo por hacer.
3. Que El reino continua en expansión.
4. Que aun debemos ungir (ordenar) a los que nos continuaran.
5. Que a falta de Elías, Dios levanta un Eliseo.
6. Pero sobre todo que Dios mismo levantará adoradores de las rocas si fuera necesario. Dicho esto    por Jesús y que hacía alusión a la dureza del corazón impío.

Deje el complejo hermano y escuche la palabra dada Esdras en su tiempo:
 
Esdras 10.4
4Levántate, porque esta es tu obligación,
y nosotros estaremos contigo;
esfuérzate, y pon mano a la obra


Pr. Manuel Cendales S.
palabraprofetica@hotmail.com


1 Léase Doctrinas Claves de Edwin Palmer. El Estandarte de la Verdad.
2 Léase Escogido por Dios .Editorial Unilit.
3 Ezequiel 36. 16-18
4 A) Que provengan de la fe verdadera B) Que no violen la ley moral de Dios C) Que glorifiquen siempre a Dios.
5 Esdras 1.1-4
6 Efesios 2.8-9 
7 La Redención Consumada y Aplicada. Libros Desafio. pág.139.
8 Concernientes o que profetizaron durante el periodo de la historia sagrada desarrollada en El Antiguo Testamento
9 Del éxito a la depresion. Jorge Atiencia. Colección libro bolsillo.editorial ABUA
10 La Vida de Elías. A.W. Pink. Pág. 221. El Estandarte de la Verdad.
11 Diccionario DRAE.
12 Que produce risa. Divertido.
13 Delirar, decir locuras o despropósitos. Diccionario DRAE.
14 Léase Job capitulo 1 y 2.
15 Hecha de una sola piedra.
16 Efesios 6.10 ss.
17 Lucas 13.18-19
18 Comentario de William Hendriksen a este pasaje. Pág. 671. Libros Desafio.
19 Estado o profesión de monje.  (2). Institución monástica. Diccionario DRAE.
20 Personaje de la serie “El Chapulín Colorado”