"Algunos devocionales"

Pr. Manuel  Cendales S

Querido hermano(a) a continuación publicamos parte de una serie de sencillos devocionales que el Pastor Manuel Cendales escribió y que fueron publicados a su tiempo en el devocional “Alimento para el alma” que publica Radio Trans Mundial  “RTM”. Fueron pensados para el espacio que tal devocional presenta, así que son bastante cortos y solo serán claramente comprendidos si Usted lee la cita que es referenciada para cada uno de ellos.


En la opinión de su autor, -son tan sencillos y simples que apenas son unos pocos  “granitos de arroz” para el alma hambrienta. Lo mejor seria leer la Palabra de Dios directamente para saciar el hambre de Dios”-. A pesar de ello, esperamos bendiga su vida al ser usados por Dios para su Gloria.

I       Enfrentando lo inevitable

Lectura: Mateo 26:36-46.

…Si es posible, pase de mí esta copa…



Quienes tenemos el Espíritu Santo en nuestro corazón comprendemos que constantemente Dios nos enfrenta a circunstancias que son ineludibles e inevitables. Pues fueron provistas en su decreto eterno. Tal es el caso de la cruz de Cristo.

Algunas de esas circunstancias son comunes a todos  nosotros, pero otras son totalmente únicas de tal manera que nadie más las puede vivir en esa dimensión. Algunas de ellas muy agradables otras profunda y aterradoramente dolorosas. Por ejemplo el que Jesús fuera maldito y abandonado por Dios y al imputarle el Padre los pecados de su pueblo: -Jesús fue la mayor obscenidad- El motivo de maldición - RC Sproul (Subtítulos) puede hallarla en http://palabraprofeticaicr.blogspot.com/ Con todo,  créame detrás de ellas se esconde la bendición del Señor para su Pueblo.

Generalmente queremos evadirlas, no sufrirlas, más cuando están allí tenemos inevitablemente que enfrentarlas o daremos la espalda al Señor y tendremos que vivir con amargura y remordimiento toda la vida.

Jesús en su humanidad enfrento muchas circunstancias difíciles de sortear. Su vida estuvo en juego y la Biblia afirma que varias ocasiones huyo. Fue su recurso para evitarlas. Sin embargo en el Getsemaní estuvo frente a una de aquellas que aunque dolorosa y brinde una aparente imagen cruel de Dios Padre; El ha planeado que enfrentemos.

Créame, Dios ha planeado para Usted copas que;  frente a su rogativa a El de eximirle de ellas, responderá con un  amoroso pero firme “Debes vivirla para mi gloria”.  Ya que este es en ultimas el verdadero propósito de nuestra elección gratuita y eterna.

Recuérdelo, frente a aquellas experiencias dolorosas y amargas que son inevitables, Usted deberá repetirse aquella frase dada a Judas Iscariote por EL divino Maestro: “Lo que has de hacer, hazlo pronto”. Ha de apresurarse a beberla. Hay remedios del alma que aunque se presentan como copas amargas, pasado el tiempo traen alivio duradero… que no perece.

Manuel Cendales S, Colombia.


“Señor si he de beberla, envíame tu ángel de fortaleza.”


______________________________________________________

II      El deseo de los humildes

Salmo 10

¿Porqué estas tan lejos, oh Jehová…?



¿Alguna vez experimento que sus deseos ni son escuchados  ni le interesan a nadie? Bueno hay un ser maravilloso y omnipotente que está interesado hasta en el más mínimo de los deseos siempre que son conforme  a su voluntad. Sin embargo hay una barrera invisible al ojo humano que impide que el hombre sea complacido por Dios  a saber: el orgullo. La Biblia dice que el mira de lejos al altivo u orgulloso, pero su parte, su porción esta con los humildes. El orgullo es la representación perfecta de la iniquidad. El padre del orgullo es el diablo; y su hijo favorito será el anticristo.

Consiste en una exaltada opinión de sí mismo, sin base para ello.   El orgulloso se siente impaciente ante un rival. Aborrece a un superior, no puede tolerar un amo. El orgullo hundió a Satanás del cielo al infierno, desterró a nuestros primeros padres del paraíso.
De todos los pecados es el más sutil y solapado.

Se puede ser nacido de nuevo, tener la fe verdadera, invocar al buen Señor; pero ha de aprenderse en obediencia a su Palabra y por medio de cada necesidad por suplir, que solo somos criaturas, gracias a Él redimidas, pero criaturas al fin. Hechas para depender del Él como el ciervo que brama por agua.

El deseo de los humildes es conforme al corazón de Dios. Porqué solo el corazón contrito y humillado quiere y anida la voluntad del Gran Señor haciéndola la suya propia. Luego su deseo viene a ser el del Bondadoso Proveedor. Y todo lo que se pide conforme a su voluntad ha de recibirse.


Manuel Cendales S, Colombia

Recuérdelo, EL no está lejos; su orgullo le alejo de EL.


______________________________________________________


 III      La palma de Dios

1ª Reyes 18:41-46

…Yo vi una pequeña nube como la palma de la mano de un hombre



Quizás usted es de aquellas personas que ha orado pidiéndole a Dios, le saque de la sequía, la necesidad y el desasosiego. Y asomándose por la ventana de la esperanza no ve respuesta alguna. Le parece que todo ha llegado a su fin y que no vale la pena,  ni seguir orando, ni asomarse a la ventana de nuevo. ¡Deténgase! y escuche la voz del profeta Elías que le grita: “Sube ahora y mira hacia el mar” y si usted le respondiera “No hay nada“ El le replicaría: “vuelve siete veces”.

Constantemente Dios prueba nuestra fe, persistencia, perseverancia y confianza en El, demorando su respuesta. Lo hizo con el Leproso Naamán, siete veces hubo de ir al Jordán para ser curado de su lepra.

Pero más allá, en otras tantas ocasiones, su respuesta parece nimia e insignificante. Una pequeña nube como la palma de la mano de un hombre. Como probando nuestra gratitud. Confirmando que no seamos de aquellos que despreciamos el tiempo de las pequeñeces.
Pablo dijo que lo pequeño, lo insignificante de Dios, supera toda expectativa y comprensión humana.

La pequeña nube lejana suele ser la primicia de una torrencial tempestad de bendiciones. Mientras su siervo apenas si veía con ojos de incredulidad e ingratitud lo pequeño con desdén; Elías reconocía que si Dios hizo todo de la nada, ¡cuánto podía hacer de una pequeña nube!

Esa pequeña nube, esa pequeña palma, Es la palma de Dios. Corra como el profeta y dígale al enemigo que el tiempo de la sequía ha cesado. Que una vez restauramos el altar de Dios, tipo de nuestra adoración y destruimos lo falso de nuestras vidas la bendición viene.
Que el enojo de Dios se aplaca cuando vindicamos su justicia en la cruz de su Amado Hijo.

Manuel Cendales S, Colombia.

“Señor, déjame ver esa pequeña nube”


______________________________________________________

IV      Motivos, es lo que cuenta

Juan 6

Me buscáis, no porque habéis visto la señales, si no porque comisteis el pan y os saciasteis



Platicaba hace no mucho tiempo con un joven creyente la importancia de procurar conocer las razones de nuestra  Fe. Le puse como ejemplo dos hijos el rebelde y el sumiso sirviendo un café a su padre de esta manera:

En cierta ocasión un padre que tenía dos hijos cuyos corazones eran diametralmente opuestos solicito a cada uno y en diferente ocasión  le sirviera un café. El primero de ellos era rebelde e insensato, indignado sirvió el café y tirándolo literalmente hizo que el pocillo y plato se quebraran. A su turno, el hermano, al recibir la orden  emocionado corrió a servirlo con tan mala suerte que tropezando le estrello contra el piso. En ambas circunstancias el fin del aromático fue catastrófico, con todas las intenciones del corazón fueron totalmente distintas.

Jesús acabando de hacer el milagro de la multiplicación de panes y peces se ve perseguido por multitudes de muchos “discípulos” que querían hacerle rey. Su afirmación fue tajante. No le seguían por ser Dios y  Salvador, sino porque sacio sus vientres. Indignado el Maestro les expuso su evangelio que implicaba la cruz y dice la Biblia que “desde entonces muchos de sus “discípulos” volvieron atrás”.

Luego pregunto a sus apóstoles si también le dejarían lo que Pedro respondió: ¿A dónde iremos, si solo tú tienes palabras de vida eterna?

Evidentemente muchos fallamos al Maestro, como en nuestro relato o el pasaje bíblico. Pero será necesario que hoy reflexione ¿Cuál es su motivo? Pues cuando la motivación es equivocada la decepción es inevitable.

Manuel Cendales S, Colombia.

“Señor, que mi motivo seas tú y tu bendita palabra”


______________________________________________________

V      ¡Sálvelo por favor!

 2ª Corintios 12: 1-13

Porque mi poder se perfecciona en la debilidad….



En cierta ocasión en un, balneario, en la piscina, un muchacho luchaba con todas sus fuerzas por no ahogarse. Al percatarse de la situación su madre, desesperada, corrió hacia el guardián salvavidas quien imperturbable observaba la escena. La madre le gritaba sin cesar: sálvelo por favor es lo que más amo en la vida. Sin aparentemente tomar en cuenta la solicitud de la desesperada mujer aquel experto nadador espero hasta prácticamente ver desmayado al “ahogado” y entonces se lanzo y sacándolo del agua lo reanimo y con vida lo entrego a su progenitora la cual le preguntaba muy enojada ¿Por qué espero tanto tiempo? A lo que el fiel cuidador respondió; Mientras aun tenía fuerzas; el ayudarle era casi imposible.

De la misma manera el apóstol Pablo nos revela uno de los misterios más bellos y de aparente contradicción. Nuestra fuerza y auto confianza  son literalmente barreras que impiden la operación de la gracia y el poder de Dios; El corazón en su engreimiento cree que puede hacer algo bueno sin la intervención divina. El apóstol enseña que así como Jesús no vino por sanos, tampoco vino por fuertes. Ser débil y reconocerse como tal quizás sea mal visto por el mundo pero es la oportunidad para Dios revelar su gloria. Una vez se acaban sus fuerzas, apenas si empieza a actuar la poderosa mano del Salvador.

Es posible que usted este rogando por su vida o la de un ser querido y parezca que El Salvador no quiere responder. Pero pacientemente espera sean débiles para mostrar su misericordia.


Manuel Cendales S, Colombia.

“Diga el débil; fuerte soy”


______________________________________________________


VI       Auto aceptación

Job 10:8-11

Tus manos me hicieron y me formaron….



Mientras los niños de su clase le gritaban, “gafufa,  regordeta” refiriéndose a su cuerpo gordito y al hecho de que por su miopía debía usar gafas, Anita recordaba lo que su creyente y buen papa le refería de la Biblia: “La Palabra  dice que tu  eres “Hechura suya y ovejas de su prado” maravillosa creación de Dios”; hallando así contentamiento y paz para su alma.

Sepa usted que fue Dios quien hizo la materia y vio que era bueno en gran manera. Dios no solo le regalo el alma que usted posee sino que con sus propias manos y tomando del barro formo personalmente su cuerpo. No existen dos seres humanos cuya personalidad y fisonomía sean idénticas, ni siquiera los gemelos. Usted es una obra de arte divina ¡única!

En su maldad el hombre ha confeccionado y definido la belleza de una manera; sensual, perversa y  enfermiza. Pero El bendito Jesús dijo que El Padre Dios vistió de manera tan esplendorosa a las mariposas las que son criaturas de unas cuantas horas de vida; como no dará un tabernáculo hermoso y perfecto a quienes hemos de heredar vida eterna en Cristo.

Esto despierta el enojo de Dios, porque con su ceguera, el pecador pervierte la bella obra de Dios reduciéndola además a lo sensual e inmoral. Llegando a odiar su propia anatomía  deseando cambiarla  a cualquier precio aun el de la muerte mostrando su abierto y perverso desacuerdo con la obra de Dios.

Piense usted cuan valiosa es el templo temporal de su cuerpo donde mora El Espíritu Santo: Cuanto más lo será en la resurrección.

Manuel Cendales S, Colombia.

Enséñame a aceptarme como tú me hiciste acepto en el amado.


______________________________________________________


VII ¿Quién eres y quién serás?

Jeremías 1:5-7

A todo lo que te envíe iras tú, y dirás todo lo que te mande….



No deja de maravillar el tema que ha inspirado a cantantes y poetas. La historia del payaso que queriendo ser trapecista sufre un terrible accidente que le deja paralítico. Y es allí en su silla de ruedas donde descubre su don dado por Dios de hacer sonreír a los chicos. El avergonzarse de su profesión por la burla de los malintencionados quedo atrás. Y ante la rogativa de los niños de que haga sus payasadas declara a quienes lo critican cruelmente:
“Seria un miserable si no cumpliera con mi Misión”.  -Payaso de Marcos Vidal-

El hombre impío odia a Dios porque odia la idea de que: “quien es y quien será” depende  también de la gracia de Dios.  No acepta que El Señor haya decidido su rol en la creación o en el mejor de los casos su papel en el cuerpo de Cristo. En la vida del profeta Jeremías como en la de los personajes bíblicos y por tanto en todos los hombres, Dios muestra su plan eterno y soberano, para mal en el impío y para bien en los que creemos.

Antes de  siquiera ser formado en el vientre materno, si usted es creyente,  fue conocido por Dios, es decir elegido con un bendito propósito eterno. En contraste con aquellos que en día del juicio Dios les dirá “apartaos de mi, nunca os conocí”.

También fue usted santificado, apartado para tareas nobles y santas, privilegio que aun los ángeles quisieran tener. Obras hechas por Cristo de antemano para que ande en ellas.


Manuel Cendales S, Colombia.

Señor, pon en mi tu voluntad, y luego demándamela.


______________________________________________________


VIII    …Guarda tu Corazón…

 Proverbios 4:23

Porque de el mana la vida



La pregunta es: en la Biblia ¿que significa corazón? Pues bien la mejor definición la halle en el  primer libro sobre el sermón del  monte de Martín Lloyd Jones:

“El corazón  es el centro del ser. El centro de la personalidad. El centro de la mente. El centro de sus afectos. El centro de su voluntad”.

El corazón es el que le da esencialmente su carácter de humano. Este concepto de corazón jamás es aplicado a animal alguno por Dios. Solamente a su especial creación, Usted. Pero por esto mismo, es la única criatura responsable en la tierra delante de Él. Cada cosa que diga haga o piense proviene de su corazón.

Jesús dijo a los fariseos, religiosos preocupados de la liturgia de lavarse las manos antes de comer; “Lo malo no es lo que entra por la boca sino lo que sale del corazón” El corazón del cristiano fue mudado de piedra a carne. Limpio por la sangre de Cristo. Purificado por la Palabra de Dios.

Es su responsabilidad guardarlo de lo que oye “Las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres”. El sentarse a la mesa de chismosos o andar en los caminos de los malvados no le será provechoso. También debe cuidarse de lo que ve y como ve; pues si el ojo es maligno, maligno es el corazón. Pero sobre todo de lo que piensa pues EL Redentor dijo, que todo lo malo que ejecutamos proviene de los malos pensamientos del corazón.   Nuestra mente ha de llenarse de la mente de Dios mediante la oración, lectura, meditación y aplicación de la Palabra.

Manuel Cendales S, Colombia.

Los que son del Espíritu, piensan en las cosas del Espíritu


______________________________________________________


IX  ¿Por qué a ellos sí?

Deuteronomio 18:9-14

Más a ti no te ha permitido esto



Un hombre supremamente piadoso exponía sus razones a uno de los hermanos de la congregación de la siguiente manera:

“Querido hermano, el amor que Dios tiene por su pueblo, por sus hijos en Cristo es deferente y especial. Se asemeja al del padre de familia quien a pesar y por encima de dolerse por el mal del muchachito de los vecinos, se preocupa y alegra del bien de su hijo. Le importa poco lo mal que ande el hijo del extraño. Más instruye, amonesta y corrige al propio pues en ultimas es el hijo de su complacencia”.

En la ley de Moisés, Dios dijo claramente que si bien es cierto permitía por razones de su soberanía que las naciones paganas que ocupaban la Tierra prometida, practicaran cosas abominables, a Israel le estaba vedado. No se lo permitiría y le trataría duramente si desobedecía. Y así lo hizo.

Hoy la ley moral de Dios sigue vigente para el creyente. Y aunque aparentemente El Señor “ignore” las maldades de los incrédulos. Nuestras injusticias las trata con azote y disciplina en razón a que somos hijos y no bastardos.

La razón de tal actitud divina obedece a que usted como escogido y cristiano verdadero ha sido llamado con llamamiento santo. La gloria y perfección de  Cristo debe ser vista en toda su  esencia y manera  de vivir.

Solo así Dios puede llamarle hijo y usted a Él su  Padre. Desde que  le escogió tenía un solo pensamiento; presentárselo a sí mismo sin mancha y sin arruga y trabaja en usted sin receso para tal fin.

Manuel Cendales S, Colombia.

Padre Santo; gracias por corregirme.



______________________________________________________

X          ¡Por qué me clamas a mí!

Éxodo 14.15

Di a los hijos de Israel que marchen. Y tú, alza tu vara, y extiende tu mano sobre el mar y divídelo



Es verdad que la oración del justo es mucho lo que puede; pero ¿puede haber una ocasión que sea ineficaz? Indudablemente que si ¡Cuando es tiempo de actuar!

La oración tiene como propósitos principales afinar nuestra voluntad con la de Dios. Armonizar nuestros deseos de tal manera que sean los suyos, fortalecer nuestra dependencia y confianza en El y en sus benditas promesas.

Pero como dice la Palabra de Dios; todo tiene su tiempo y todo tiene su hora. No tengo la menor duda que en un sentido a esto se refiere el apóstol Santiago cuando dice que la fe sin obras está muerta. Israel se encuentra entre la espada y la pared. Atrás le persigue Faraón con su ejército para matarle; al frente un mar embravecido que les cierra el paso hacia la libertad. Moisés apacigua la ansiedad provocándolos a creer en Jehová pero Clama cuando debería actuar.

Jesús en la resurrección de Lázaro nos da ejemplo. Luego de orar y dar gracias al Buen Padre por escucharle ordena al muerto que salga de su tumba y este obedece. Aquí Moisés dice al mar que abra paso y este obedece.

Mientras usted conciba que Dios responda de manera mágica y no por medio de las acciones cotidianas y naturales de sus hijos; solo será un pobre soñador. Quienes conquistan reinos, tapan bocas de leones, caminan en medio del fuego, y predican el evangelio con poder son aquellos que hacen de la oración y la acción una combinación poderosa.
La hora de actuar ha llegado querido creyente.

Manuel Cendales S; Colombia.


“Señor en tu nombre y por la fe marchare”