¿En verdad le conocemos?     

Pr. Manuel Cendales S

Juan 17:3  Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti,  el único Dios verdadero,  y a Jesucristo,  a quien has enviado.


El presente escrito fue la base del discurso introductorio al Seminario “La Doctrina de Dios” que Gospel Throuhg Colombia llevo acabo y que tuvo lugar el 18 de Febrero del 2012, en muestra Iglesia local (ICCR) Bogotá-Colombia, donde tuve el honor de abrir para Los pastores Oscar Arocha de la Iglesia Bautista de La Gracia, Santiago, República Dominicana y Keith Maddy de  la Iglesia Heritage Baptist, Owensboro, HY, EEUU.















Pr Keith Maddy 

Pr. Oscar Arocha 





Apenas una semana atrás había sido ministrado en la segunda Convención de Pastores en Reforma, en Villavicencio, particularmente fui literalmente humillado con las enseñanzas de los expositores entre los cuales se destacó el Pastor Sugel Michelen, a quien por cosas de la misteriosa providencia divina posteriormente tuve el honor de ser guía turístico y hospedar en mi casa junto con su amada Gloria y establecer una amistad que esperamos perdure por toda la eternidad.  El tema de Sugel, “El EVANGELIO DE LA GRACIA”  y un tema que descubrió nuestra proclividad al legalismo, a  confiar como los gálatas insensatos en nuestras presuntas buenas obras, y abandonar EL EVANGELIO de LA GRACIA y lo que es peor al DIOS DEL EVANGELIO. 


 Sugel y yo                                                      Igueth (mi esposita) y Gloria

Quisiera además reconocer que luego de ser expuesto este escrito y haber conversando con el pastor Oscar Arocha, mi amigo y mentor, debo iniciar reconociendo que lo que aquí digo no implica que yo haya llegado, más bien que el título y la pregunta está dirigida primeramente a mí mismo, y que si alguna magistralidad  hallan (no lo creo) o aroma de arrogancia (de lo que estoy seguro)  ruego me miren con misericordia y saquen provecho (si alguno hay) de esta meditación pensada  para dar  Gloria de Dios.



Introducción:

Más allá de los expositores que Dios en su providencia ha enviado, piadosos y eruditos maestros, siervos de Dios como lo son El Pastor Oscar Arocha de La Iglesia Bautista de la Gracia de Republica Dominicana, a quien tuve el privilegio de tener como maestro en “La Medula Teológica”  y el Pr Keith Maddy de la Iglesia Heritage Baptist en Owensboro, Ky, EEUU, maestro, amigo y siervo incondicional. Es un privilegio de la Gracia del Señor el poder hacer una pequeña introducción a lo que será este Glorioso Taller, Y digo Glorioso porque  este tendrá que ver  con el estudio de las SSS. Nuestro Supremo, Soberano y Santo Dios.

Aunque Harry Stoliker dice que los títulos no sirven para mucho, como él, tengo la costumbre de titular todo lo que predico, enseño o escribo para publicar. El titulo del presente escrito  es una   una pregunta que se repetirá  a lo largo de esta reflexión y que hará las veces de epilogo (resumen o conclusión de lo aquí expresado) La pregunta respecto de Dios  es esta:   ¿En verdad le conocemos? Y me daré por bien servido  si al final del presente blog Usted se hace seriamente  esa misma pregunta.
                                          
Pr Harry Stoliker


Vadeando en el contexto.

En el contexto (cap. 16) Jesús ha venido animando a sus Discípulos y prometiéndoles otro Consolador ya que por un tiempo sus discípulos no le verían mas. Sin duda hablaba de su muerte, resurrección y ascenso a su trono. Advirtiéndoles que en el mundo tendrían aflicción pero debían confiar en Él, la victoria en Cristo  su garantía.  Y en el contexto más cercano al texto elegido para mi disertación notaremos que  el tema central es la Gloria del  Padre y La Gloria de Cristo. La mutua Glorificación de Padre – Hijo, Hijo- Padre. Versos 1, Verso 4, Verso 5, Versos 9-10 Y en este contexto ruega por “por los que me diste”  e incluye en el Verso 20 a todos los que  han de creer. Es aquí, inmerso en esta Oración Sacerdotal de nuestro Señor Y Salvador que hayamos el versículo tema de nuestra reflexión:


Juan 17:3  Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti,  el único Dios verdadero,  y a Jesucristo,  a quien has enviado.

Cuando preguntándome que es la vida eterna muchos años atrás  leí por primera vez con luz divina este texto: Mi manera de leer la Biblia, de interpretarla y la supremacía de mis sermones así como su contenido tuvo un giro de 180 grados. Cuatro cosas sacudieron  de esta porción mi alma:
  1.      Como acceder a la Vida Eterna,
  2.      El  Urgente, prioritario y necesarísimo conocimiento de Dios.
  3.      Conocimiento…del Dios verdadero.
  4.      Y de  Jesucristo como el único camino hacia el conocimiento de Dios y por tanto a la vida Eterna.

1.    Como acceder  a la Vida Eterna

Juan 17:3  Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti,  el único Dios verdadero,  y a Jesucristo,  a quien has enviado.

Sin detenernos siquiera a tratar de explicar que es para ellos  y cómo ven la vida eterna los paganos no materialistas,  regularmente cuando piensan en cómo acceder  a la vida eterna encuentra que el medio es por “buenas obras”. Y aunque parezca descabellado, esta  convicción  que proviene de  la idea de alguna bondad o mérito humano, está presente en la Iglesia cristiana protestante. El legalismo y la Meritocracia1  sostienen el seudo evangelio que por nuestros días se predica. Pues la Biblia  dice  del verdadero que  es el EVANGELIO DE LA GRACIA  DE DIOS… En su despedida en Mileto Pablo dice:


Hch 20:24  Pero de ninguna cosa hago caso,  ni estimo preciosa mi vida para mí mismo,  con tal que acabe mi carrera con gozo,  y el ministerio que recibí del Señor Jesús,  para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.

Estoy de acuerdo que el desconocimiento de las Doctrinas de la Gracia es, para quienes abogamos por  sana doctrina, confesionales, bíblicos, la razón de esta inclinación herética. Pero  creo que muchos maestros en la historia de la Iglesia se han concentrado en estos cinco puntos, y han procurado mas allá de sus fuerzas darlos a conocer… pero a mi humilde manera de entender, Jesús, en Juan 17.3 nos permite ver en esta afirmación que más allá de la necesidad de conocer de esta gracia… hemos olvidado lo más importante… AL DIOS DE  GRACIA.


Así que cuando hablemos de acceder a la Vida Eterna y nos concentramos tanto en la Gracia y sus doctrinas podemos convertirlas como un fin en sí mismo y no como un medio o si prefiere como una expresión del puro afecto de la voluntad de Dios, corremos el riego de olvidarnos de lo más importante El DIOS DE GRACIA. Así por ejemplo vemos que no fue la “GRACIA” la que salvo a Noé ya su Familia del juicio:

Génesis 6:8  Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová.

Es Dios quien de manera soberana le dio gracia.  Fue lo mismo en el caso de María la que   fue constituida por Dios, mediante su gracia, madre de Jesús.

Luc 1:30  Entonces el ángel le dijo: María,  no temas,  porque has hallado gracia delante de Dios.

Cuando Bernabé se entero de los que hombres de Chipre y Cirene estaban haciendo, predicando el Evangelio, y una gran multitud de convertidos su reacción fue esta:

Hch 11:22  Llegó la noticia de estas cosas a oídos de la iglesia que estaba en Jerusalén;  y enviaron a Bernabé que fuese hasta Antioquía.Hch 11:23  Este,  cuando llegó,  y vio la gracia de Dios,  se regocijó,  y exhortó a todos a que con propósito de corazón permaneciesen fieles al Señor.

Notemos que en la proposición… y vio la gracia de Dios…  Dios es el protagonista. El olvidarnos de Dios nos obliga a cometer el error de creer que el  mero conocimiento intelectual de las verdades medulares de la fe cristiana, ser miembro de una Iglesia de “sana doctrina” o confesional nos asegura que vamos en el camino correcto… olvidando lo dicho por Dios mismo… Que te conozcan a Ti…Cerrando este punto  leamos:

Rom 9:14  ¿Qué,  pues,  diremos?  ¿Qué hay injusticia en Dios?  En ninguna manera.
Rom 9:15  Pues a Moisés dice: Tendré misericordia del que yo tenga misericordia,  y me compadeceré del que yo me compadezca.

Rom 9:16  Así que no depende del que quiere,  ni del que corre,  sino de Dios que tiene misericordia.

No es la Gracia, aunque sí, es la gracia, pero no ella en si misma sino Dios, solo Dios, y nada más que Dios… Dios de misericordia y quien soberanamente ha elegido a quien otorgar sus bondades eternas. Acceder a la vida Eterna no es pues potestad de una buena técnica de Evangelismo Bíblico, o de esparcir conocimiento teológico… todo esto, sin duda es no solo necesario, sino que nos ha sido impuesto 2 ,  pero en últimas Dios es que tiene tal potestad para Salvar.  Jesús también dijo…

Mat 19:29  Y cualquiera que haya dejado casas,  o hermanos,  o hermanas,  o padre,  o madre,  o mujer,  o hijos,  o tierras,  por mi nombre,  recibirá cien veces más,  y heredará la vida eterna.

Notemos "Por mi nombre" El y solo El debe ser el objeto y objetivo Supremo de nuestra DEVOCION.

¿En verdad le conocemos?


2.    El  Urgente, prioritario y necesarísimo conocimiento de Dios.


Juan 17:3  Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti,  el único Dios verdadero,  y a Jesucristo,  a quien has enviado.

 Creo que aquí brilla una palabra  que muchos odian por que aducen que divide la Iglesia: TEOLOGIA. Viene a mi memoria dos citas que hace el Dr. Richard Pratt en su curso “construyendo nuestra teología” al tratar de definir esta Palabra cita a HODGE quien dice que la Teología es el conocimiento de Dios. Y   AMES quien dice que la Teología es vivir a Dios. Y Creo como Pratt que las dos definiciones no deben ser excluyentes sino incluyentes. Así que lo que creo es que el conocimiento al que se refiere Jesús si bien pasa por el intelecto tiene una verdadera residencia en el corazón. Conocer aquí es mucho más que mera información. La Palabra griega es Ginosko y es la misma palabra usada para decir que José no “conoció “a María hasta  que alumbro a Jesús. Connota intimidad, personal, persona a persona. 







                                                                              
Charles Hodge                                                                        William Ames

En su libro “hacia el conocimiento de Dios” cuya nueva versión fue traducida al español como “el conocimiento del  Dios Santo”  J I Parker hace una pregunta pertinente como título a un extenso párrafo:
                                                 

  “¿Conocer a Dios o conocer acerca de Él? Y dice: Se puede conocer mucho  acerca de Dios sin tener mucho conocimiento de Él.  “Estoy seguro-continua” que muchos de nosotros nunca nos hemos dado cuenta de esto… Leemos libros de Teología, Apologética. Nos aventuramos a la Historia cristiana y estudiamos  el credo cristiano. Aprendemos a manejar las Escrituras. Los demás sienten admiración ante nuestro interés en estas cuestiones y pronto descubrimos que se nos pide opinión en público…se nos invita a dirigir grupos de estudio…Y la capacidad de pensar con claridad y hablar bien sobre temas cristianos no tiene nada que ver con EL CONOCIMIENTO DE DIOS. Podemos saber tanto como Calvino acerca de Dios-más aun, si estudiamos diligentemente sus obras-tarde o temprano así ocurrirá- y sin embargo, a diferencia de Calvino, si se me permite, a lo mejor no conozcamos a Dios en absoluto”  .
__________________________________

Solo para ilustracion, se puede vivir e incluso dormir muchísimos años con una persona (el cónyuge por ejemplo) y ser sorprendido al descubrir que en verdad no le conocía. Es a esto a lo que se refiere El Señor Jesús. Los Hebreos y particularmente los Judios habian tenido la revelacion de Dios por cientos de años y sin embargo Juan dice:

Juan 1. 11 A los suyo vino,y los suyos no le recibieron...

¿En verdad le conocemos?

3.    Conocimiento del Dios Verdadero

Juan 17:3  Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti,  el único Dios verdadero,  y a Jesucristo,  a quien has enviado.

Viene a mi memoria una serie de sermones del pastor Oscar Arocha sobre la Adoración Basada en Juan 4, donde Jesús dice a la mujer Samaritana:   

Juan 4: 22A  Vosotros adoráis lo que no conocéis… (LBLA)  

Muchísimas comunidades locales  en el mundo entero presumen adorar a Cristo pero al igual que la samaritana, tienen buenas intenciones y nada más. Y alguien dijo que el infierno está lleno de hombres de buenas intenciones como Saúl quien en varias ocasiones quiso hacerlo a su manera, no conocía en verdad a Jehová, por lo cual fue desechado por Dios.

1Sa 15:23  Porque como pecado de adivinación es la rebelión,  y como ídolos e idolatría la obstinación.  Por cuanto tú desechaste la palabra de Jehová,  él también te ha desechado para que no seas rey.

No es mi interés ahondar en el tema de Saúl solo resaltar que en verdad no le conocía. Pues su Palabra es Dios mismo revelándose, expresando su imperativa voluntad. Esta ignorancia de Dios es mortal. El profeta Oseas lo dijo

Ose 4:1  Oíd palabra de Jehová,  hijos de Israel,  porque Jehová contiende con los moradores de la tierra;  porque no hay verdad,  ni misericordia,  ni conocimiento de Dios en la tierra.
Ose 4:2  Perjurar,  mentir,  matar,  hurtar y adulterar prevalecen,  y homicidio tras homicidio se suceden.
Ose 4:3  Por lo cual se enlutará la tierra,  y se extenuará todo morador de ella,  con las bestias del campo y las aves del cielo;  y aun los peces del mar morirán.
Ose 4:4  Ciertamente hombre no contienda ni reprenda a hombre,  porque tu pueblo es como los que resisten al sacerdote.
Ose 4:5  Caerás por tanto en el día,  y caerá también contigo el profeta de noche;  y a tu madre destruiré.

Ose 4:6  Mi pueblo fue destruido,  porque le faltó conocimiento.  Por cuanto desechaste el conocimiento,  yo te echaré del sacerdocio;  y porque olvidaste la ley de tu Dios,  también yo me olvidaré de tus hijos.

Otro tanto dijo Pablo a los griegos que tenían un altar al  “Dios desconocido”

Hch 17:23  porque pasando y mirando vuestros santuarios,  hallé también un altar en el cual estaba esta inscripción: AL DIOS NO CONOCIDO.  Al que vosotros adoráis,  pues,  sin conocerle,  es a quien yo os anuncio.
Hch 17:24  El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay,  siendo Señor del cielo y de la tierra,  no habita en templos hechos por manos humanas,
Hch 17:25  ni es honrado por manos de hombres,  como si necesitase de algo;  pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas.



 Pablo parte diferenciando al Creador de sus Creaturas, Tal como Jesús lo dijo a la samaritana que Dios es espíritu, Pablo les informa que no habita en templos de ladrillos. Les da a conocer el maravilloso atributo de su DIVINA AUTOEXISTENCIA que implica autosuficiencia…no necesita nada, ni adoradores, ni oraciones de su Iglesia, ni ofrendas , ni confesión de pecados… aunque esto no sucediera el seguirá siendo lo que siempre ha sido…. Dios…. GUAO….. (COMENTARIO recomiendo leer “Los deleites de Dios” de John Piper)

Es a partir de Este DIOS VERDADERO que el Evangelio es Verdadero pues Dios mismo es el Evangelio. EL VINO EN CRISTO A REVELERSE Y DARSE ASI MISMO PARA REDENCION DE UN PUEBLO QUE ESCOGIO PARA SI ANTES DE LA FUNDACION DEL MUNDO.

Tuve el privilegio de conocer al Pastor David Michel  y su esposa Sally en “Por su causa” en República Dominicana, donde El Pr Arocha, Piper y Sugel Michelen fueron expositores,   Los esposos Michel lideran en la Bethlehem Church Minneapolis de John Piper el ministerio para niños: “niños deseando a Dios” y ellos junto a un equipo de hermanos desarrollaron unos materiales para la Escuela Dominical que todos los adultos deberíamos estudiar. Dos vienen a mi memoria “El ABC de DIOS” donde estudian los atributos , las perfecciones de Dios, Su Independencia, su Eternidad, su Santidad, su Soberanía… etc. con la certeza que al estudiar las Escrituras tenemos que solucionar tres preguntas fundamentales: ¿Quién es Dios? ¿Cómo es Dios? ¿Cómo relacionarnos con EL? Y el segundo bajo las mismas perspectivas “CUAN GLORIOSO ES TU NOMBRE” donde estudian de los 700 nombres de Dios al menos 211 pues mediante ellos Dios también revela aspectos de su Divino carácter. …. GUAO…. (Comentario).

…. ¿En verdad le conocemos? ….

4.     De Jesucristo como el único camino hacia el conocimiento de Dios y por tanto a la vida Eterna…

Juan 17:3  Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti,  el único Dios verdadero,  y a Jesucristo,  a quien has enviado.

Dios nos dice en el primer capítulo del Evangelio de Juan que El Verbo que estaba en el principio, por cuanto es coeterno con el Padre, El verbo que es igualmente divino, Se hizo carne, hizo tabernáculo entre los hombres y sin perder ninguna de sus perfecciones pero siendo de la misma manera 100 % humano… siendo la Vida y la Luz misma…  alusión a aquello que perdió el hombre en su caída… vino a este mundo.


Juan 1:10  En el mundo estaba,  y el mundo por él fue hecho;  pero el mundo no le conoció.

 Y el mundo no le conoció porque estaba en tinieblas, ilustración del pecado, o como diría Pablo en Romanos 1… "entregados a una mente reprobada"… el mundono pudo conocer a Dios…

1Co 1:21  Pues ya que en la sabiduría de Dios,  el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría,  agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.

Ahora bien, solo hay una forma como Dios, en estos postreros días se da  a conocer, por su Palabra y la locura de la predicación, pero no por la predicación en sí misma, más bien por el mensaje de esa predicación.   ¿Predicación de qué o de quién? De El Bendito Evangelio de la persona de Jesucristo, Dios hecho hombre.   Que Dios estaba reconciliando al mundo en Cristo 3 .

Juan 14:6  Jesús le dijo:   Yo soy el camino,  y la verdad,  y la vida;  nadie viene al Padre,  sino por mí.Juan 14:7  Si me conocieseis,  también a mi Padre conoceríais;  y desde ahora le conocéis,  y le habéis visto.

Cuando Cristo en su oración sacerdotal dice que: "Y esta es la vida eterna, que te conozcan a ti, el único Dios Verdadero, y a Jesucristo, a quien tú has enviado…",  esta diciendo que para llegar a conocer al Padre hay que necesariamente conocer al Hijo en quien Dios se está revelando. En Cristo habita la plenitud de la Deidad…. Permítanme para terminar hacer un contraste que creo necesarísimo ya que en conocer o no conocer a Cristo… marca la diferencia entre vivir o morir eternamente…. Pues cuando dice Jesus en 

Mat 10:33  Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres,  yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos.

 La palabra usada aquí para negar arnéomai también puede ser traducida como “desconocer”... Y desconocer no solo es ignorancia sino desconocimiento voluntario. Rechazo a la verdad revelada de su persona o predicar un Cristo desfigurado, rebajado, insuficiente, falible, de lo cual es culpable esta generacion de la Iglesia en su mayoria. Un Cristo Salvador, pero no Señor.  Ahora veamos el contraste final

Juan 14:17  el Espíritu de verdad,  al cual el mundo no puede recibir,  porque no le ve,  ni le conoce;  pero vosotros le conocéis,  porque mora con vosotros,  y estará en vosotros.

El mundo, entendido aquí como toda humanidad entenebrecida no puede conocer al Hijo… Por tanto no puede conocer al Padre…Y Nadie Puede venir al Hijo si El Padre no le trae… y por tanto La presencia no solo manifiesta del Espíritu Santo  sino que hace habitáculo en el corazón de los verdaderos creyentes como sello de garantía de que son verdaderos adoradores… jamás será para estos… pero Cristo Afirma que quienes verdaderamente hemos nacido de Nuevo debiéramos conocerle. Ahora si su Iglesia no le conoce, ¿cómo invocaran a aquel del que nunca verdaderamente han oido?

Déjenme terminar con esta Cita:

Dan 11:32  Con lisonjas seducirá a los violadores del pacto;  mas el pueblo que conoce a su Dios se esforzará y actuará.


Estos son días peligrosos, la apostasía corre, la noche está más avanzada que cuando El Apóstol dijo esto. ¿Estamos preparados para enfrentar los embates finales del enemigo? Daniel y sus amigos vivieron y murieron por amor a Dios, si que le conocían. Pero nosotros, nuestra generación presente y la generación venidera, ¿esta lista? No creo haber resuelto el conflicto, no lo escribí para dar solución sino despertar hambre por lo que técnica y académicamente llamamos “TEOLOGIA PROPIA” y que solemos estudiar como una materia mas siendo la base de nuestra salvación eterna. Vuelvo a preguntar y esto me incluye:

¿En verdad le conocemos?

En el amor de Cristo,   

 Manuel Cendales S



1. Aquí no quise usar este término en su pleno sentido etimológico, más bien como queriendo ganar favores de Dios por nuestras buenas acciones como orara ayunar, leer la Biblia, evangelizar etc.
2. 1Co 9:16  Pues si anuncio el evangelio,  no tengo por qué gloriarme;  porque me es impuesta necesidad;  y  ¡ay de mí si no anunciare el evangelio! 

3. 2Co 5:19  que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo,  no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados,  y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.