“Generación Sanguijuela”

Generación Sanguijuela
Pr. Manuel Cendales al lado del Pr David Michael y su esposa Sally 
durante la Conferencia Por su Causa 2010 en Santo Domingo RD.

 “Generación Sanguijuela”
Proverbio 30.11-17

Generación Sanguijuela
 
Hay generación que maldice a su padre
Y a su madre no bendice.
Hay generación limpia en su propia opinión,
Si bien no se ha limpiado de su inmundicia.
Hay generación cuyos ojos son altivos
Y cuyos párpados están levantados en alto.
Hay generación cuyos dientes son espadas, y sus muelas cuchillos,
Para devorar a los pobres de la tierra, y a los menesterosos de entre los hombres.
La sanguijuela tiene dos hijas que dicen: ¡Dame! ¡dame!
Tres cosas hay que nunca se sacian;
Aun la cuarta nunca dice: ¡Basta!
El Seol, la matriz estéril,
La tierra que no se sacia de aguas,
Y el fuego que jamás dice: ¡Basta!
El ojo que escarnece a su padre
Y menosprecia la enseñanza de la madre,
Los cuervos de la cañada lo saquen,
Y lo devoren los hijos del águila.
+
Debo dar el crédito al pastor David Michel y su esposa Sally quienes lideran el proyecto “Children Desiring God” desde el seno de Bethlem Baptist Church en Minneapolis Minnesota dirigiendo el Discipulado para Padres y Niños y los que por sus conferencias en República Dominicana[1] impactaron mi corazón y me pusieron de cara a la responsabilidad que como padre de cinco hijos  y como Pastor de la Iglesia del Señor. Lo más relevante de su mensaje: Cumplir nuestro rol Bíblico con los niños y la Supremacía de Dios en los mensajes de Escuela Dominical. http://www.childrendesiringgod.org/  Fueron ellos los que inspiraron este articulo.

Generación Sanguijuela
La primera vez que me detuve a preparar una reflexión sobre esta porción fue hace algo más de 5 años para nuestro programa radial en “Nuevo Continente” la emisora de mayor tradición cristiana en Bogotá-Colombia. Como entonces la razón fue mi preocupación por nuestros hijos, ya que el número de hijos de cristianos que desertan de un cristianismo real y comprometido es de un altísimo porcentaje en nuestro país; eso incluye hijos de líderes y Pastores. Y muchos de los que permanecen y particularmente a continuado la labor ministerial de sus padres son en gran número predicadores de “Teísmo Abierto”[2] precisamente en este momento la Iglesia Bautista reformada se ha reunido para dar respuesta a esta herejía expresada claramente en un sermón de un conocidísimo pastor de una de las mega-iglesias en mi ciudad (Bogotá Colombia) Tal respuesta Bíblica fue dada por Teólogo Julián Gutiérrez[3]

¿Qué es una generación? de acuerdo al diccionario DRAE es la sucesión de descendientes en línea recta. O conjunto de todos los vivientes coetáneos (contemporáneos). En la Biblia y su simbología numérica, 40 años parece ser el periodo de tiempo apropiado para señalar el cambio generacional. Más allá de esto, la figura literaria que esconde el titulo de nuestra reflexión “Generación Sanguijuela” busca despertar vuestro interés, preocupación y, si se quiere alarma, sobre lo que debiéramos esperar de las generaciones venideras, si hemos abandonado a Dios, su Evangelio y el total interés y responsabilidad que la Biblia nos demanda en cuanto a instruir, edificar, corregir, criar nuestros hijos en El temor y deleite de Dios.

Si bien los proverbios son tan completos en si como breves e inconexos [4] hay sin embargo algunos de ellos que  forman parte de un contexto más amplio. Ese es el caso de nuestra porción elegida para la presente reflexión. Es una porción llena de paralelismos sinónimos[5] y cuya conexión, no hay duda, es generación, descendencia o hijos.


1. La ley moral de Dios y nuestras generaciones venideras

Generación Sanguijuela
Hay generación que maldice a su padre
 Y a su madre no bendice.
Hay generación limpia en su propia opinión,
Si bien no se ha limpiado de su inmundicia.

Una de las características del sermón contemporáneo es que es alta altamente antinómico. Es decir confunde gracia con desgracia, pues presume que “vivir bajo la gracia” es una especie de licencia para vivir sin ley. Olvida que la Ley Moral de Dios (el decálogo) fue resumida en dos mandamientos por el propio Señor: Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.¨[6]

El cumplimiento de la ley es el Amor. Amor a Dios (resumen de la primera tabla) y Amor al prójimo (resumen de la segunda) Esta es la evidencia de la presencia del la ley bajo el “Pacto de Gracia”. Al dirigirse a sus escogidos nuevamente El Divino Hijo dice: El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.[7]

Pero otro punto igualmente importante es que la ley cumple una función primordial como antesala de la conversión. La ley fue dada para que… toda boca se cierre y todo el mundo quede bajo el juicio de Dios… porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado.[8]

Esta generación que maldice a su padre y a su madre, manifiesta ignorancia y/o desprecio no meramente por la ley sino por Dios; pues la ley moral es el corazón de Dios mismo. Sé cree limpia en su propia opinión porque no ha sido instruida en cuanto a su condición impía y, aplicándolo a nuestra reflexión, presume que la salvación es hereditaria, que como creció en un entorno “cristiano” (- Le pongo entre comillas porque es plausible pensar que tal generación no solo no oyó de boca de sus Padres, sino que no vio el Evangelio en sus Padres- ) se cree buena y digna del Reino de los Cielos.[9]

2. La Humillación y las generaciones venideras

Generación Sanguijuela
Hay generación cuyos ojos son altivos
Y cuyos párpados están levantados en alto.
Hay generación cuyos dientes son espadas, y sus muelas cuchillos,
Para devorar a los pobres de la tierra, y a los menesterosos de entre los hombres

La Biblia afirma que Dios es excelso, y atiende al humilde, Mas al altivo mira de lejos.[10.] Hemos de reconocer que el abandono de parte de padres y pastores de nuestra responsabilidad de desarrollar una teología bíblica con aplicación respecto a la instrucción y formación del carácter de nuestros hijos ha preparado una generación “de ojos altivos” sin conciencia de pecado, sin conocimiento de Dios.

Las pocas comunidades que mantienen Escuela Dominical para niños, salvo contadas excepciones, solo son “guarderías de niños” o en el mejor de los casos “contadores de cuentos” cuya sustancia del mensaje es antropocéntrica: “El heroísmo de David y no la Gloriosa mano de Dios derrotando a Goliat” o “La virginal condescendencia de María y no la Gloriosa encarnación de Dios” o “El poder y la Fe de los Héroes Bíblicos y no la Fidelidad y preservación de un Dios fiel a  su pueblo ,a sus hijos”. Todo ello confabulando, contribuyendo al endurecimiento del corazón de esta nueva generación y por tanto de las postreras. Alimentándoles su orgullo natural pues al omitir enseñarles la Verdad Bíblica los hemos alejado de la misericordia de Dios más que cuando fueron concebidos ya que es al contrito y humillado que no desprecia el Señor.

3. La Generación sanguijuela

Generación Sanguijuela
La sanguijuela tiene dos hijas que dicen: ¡Dame! ¡dame!
Tres cosas hay que nunca se sacian;
Aun la cuarta nunca dice: ¡Basta!
El Seol, la matriz estéril,
La tierra que no se sacia de aguas,
Y el fuego que jamás dice: ¡Basta!
El ojo que escarnece a su padre
Y menosprecia la enseñanza de la madre,
Los cuervos de la cañada lo saquen,
Y lo devoren los hijos del águila.

La sanguijuela como todos seguramente sabemos es un anélido acuático, es un animal “zángano” [11] invasivo que vive a despensas de la sangre de otros. Quizá Usted querido lector sea testigo de segunda o primera mano. La "generación sanguijuela"es una generación que, por obvias razones ya expuestas, no tiene en cuenta a Dios con sus consabidas consecuencias. Hijos descritos apropiadamente por el apóstol Pablo:

Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; 3murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, 31necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; Romanos 1.28-31

Mientas los Hermanos David y Sally con traducción del Pastor Luis Méndez[12] exponían el salmo 78 invitando a asumir la instrucción y crianza bíblica de nuestros hijos una frase se repetía en mi mente, en mi alma:

Generación Sanguijuela
Y no sean como sus padres,
Generación contumaz y rebelde;
Generación que no dispuso su corazón,
Ni fue fiel para con Dios su espíritu. Salmo 78.8

Hace menos de un año, con ocasión de un seminario sobre la crianza de los hijos había expuesto este verso en mi Iglesia. El Salmista insta a que no olvidemos contarle de Dios las obras gloriosas del pasado a nuestra descendencia a fin de que pongan su Confianza en Él y para que no sean igual a sus Padres. Creo que se refiere a que en el mejor de los casos no hemos siquiera llegado al umbral del ideal Bíblico. Que si en verdad amamos a nuestros hijos no desearemos que transiten en los caminos de pecado y maldad de los que nos rescato el Señor. Que como Timoteo, desde la niñez siendo instruido por su madre y abuela, converjan en una juventud sierva de Cristo. Es verdad que la Salvación le pertenece a Jehová, pero no hay duda que El quiere que les allanemos el camino hacia la Cruz.

Permítame terminar diciendo; Volvamos al temor de Dios, regresemos a La Santa Escritura donde Dios se nos ha revelado, y no solo en sus perfecciones sino en su buena, agradable y perfecta voluntad. Es Dios quien con voz de trueno nos expresa de nuevo:

¡Quién diera que tuviesen tal corazón, que me temiesen y guardasen todos los días todos mis mandamientos, para que a ellos y a sus hijos les fuese bien para siempre! Deuteronomio 5.29

Y uno de sus mandamientos es este:

Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor. Efesios 6.4

Manuel Cendales S.
palabraprofetica@hotmail.comGeneración Sanguijuela

[1] Congreso que se llevó a cabo en Junio 3 al 5 del presente año en Santo Domingo y que tuvo por título “De regreso a la Cruz” donde estuvieron entre otros conferencistas El Pr. Oscar Arocha Y El Pr. Y teólogo John Piper.
[2] “Teísmo Abierto” es una expresión dada a conocer hace casi tres décadas atrás por Richard Rice en The Opennes of God (Minneapolis: Bethany 1980). No obstante, el teísmo abierto hace su aparición formal en el espectro teológico a mediados de los noventas con la publicación de The Openness of God: A Biblical Challenge to the Traditional Understanding of God (Downers Grove: Inter Varsity Press, 1994) escrito por Clark Pinnock, Richard Rice, John Sanders, William Hasker, y David Basinger. El teísmo abierto es una postura teológica concebida por pensadores de corriente arminiana que pretende explicar la relación entre el conocimiento de Dios y el libre albedrío. Básicamente, el teísmo abierto afirma que Dios otorgó “libre albedrío” a los seres humanos, pero para que las acciones de los humanos sean realmente libres dichas acciones no pueden ser conocidas por Dios de antemano. Dios, entonces, conoce exhaustivamente el pasado y el presente pero no el futuro. Algunos teístas abiertos afirman que el futuro puede ser “conocible” para Dios; en este caso, Dios ha auto-limitado su omnisciencia en relación con las decisiones libres de sus criaturas. Otros afirman, que al ser el futuro algo que no existe todavía, es imposible, incluso para Dios, conocer el mismo. Tomado de ¿Es Posible Sorprender a Dios?: Una Respuesta a Andrés Corson Por Julián Gutiérrez, B.Sc, M.A.*
[3] *Julián Gutiérrez es teólogo graduado de Talbot School of Theology (Biola University), miembro de Evangelical Theological Society en Estados Unidos. En Colombia ha sido profesor universitario en el área de Ciencias Bíblicas e instructor en Teología Sistemática, también ha sido columnista invitado para EL TIEMPO y revista CAMBIO.
[4] José M. Martínez. Hermenéutica Bíblica pág. 346. Editorial CLIE.
[5] EL paralelismo es el distintivo más sobresaliente de la poesía veterotestamentaria. En cierto modo equivale a la rima… paralelismo Sinónimo se da cuando la segunda línea contiene un pensamiento idéntico o semejante al anterior con diferente ropaje verbal. Veamos como ejemplo el Salmo 103.10. José M. Martínez. Hermenéutica Bíblica pág. 321. Editorial CLIE.
[6] Mateo 22.l37-39
[7] Juan 14.21
[8] Romanos 3.19-20
[9] “Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos”. Mateo 5.20
[10] Salmo 138.6
[11] zángano, na. (De la onomat. zangl). m. y f. Persona floja, desmañada y torpe. || 2. m. Macho de la abeja maestra o reina. De las tres clases de individuos que forman la colmena, es la mayor y más recia, tiene las antenas más largas, los ojos unidos en lo alto de la cabeza, carece de aguijón y no labra miel. || 3. coloq. Hombre holgazán que se sustenta de lo ajeno. || 4. f. Nic. prostituta. Diccionario DRAE
[12] Pastor a cargo del Ministerio Hispano en la Iglesia del Pastor John Piper; la misma de David y Sally.

¿De regreso a la cruz?

¿De regreso a la cruz?
Pr. Manuel Cendales al lado del Pr. Oscar Arocha 
de visita en la Iglesia Bautista de la Gracia
Santiago, República Dominicana

¿De regreso a la cruz?

Porque por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo; Filipenses 3.18


¿De regreso a la cruz?

La presente reflexión Bíblica tiene por título, muy a propósito, una pregunta: ¿Por qué una serie de enseñanzas dadas en un congreso cristiano debería llevar por tema central “De regreso a la Cruz”? A primera vista se hace notorio que tal certamen y su mensaje principal está dirigido a “una iglesia” que o bien no predica la Cruz de Cristo o sencillamente se ha alejado absolutamente de esta en su estilo de vida, que no quiere negarse a si misma y llevar su cruz tal como lo demanda su Divino Maestro o todas las anteriores.

¿De regreso a la cruz?

Mientras volaba de Bogotá –Colombia con escala en Panamá hacia La República Dominicana; más exactamente a Santiago sede de la Iglesia Bautista de la Gracia en la que pastorea uno de los conferencistas (expositores Bíblicos) el pastor Oscar Arocha –quien me invitó a tal evento- recordaba a John Stott, quien en su libro “La Cruz de Cristo” en su presentación dice:

Lo que era objeto de desagrado para los Romanos y de repugnancia para los Judíos -la cruz-, ha llegado a ser emblema de nuestra adoración y axioma de nuestra fe… Jamás podría creer en Dios, si no fuera por la cruz.[1]

¿Acaso esta afirmación de un hombre piadoso y erudito no es absolutamente cierta hoy? Bueno, no solo “el sermón contemporáneo” en general, sino el común denominador de la Iglesia en su práctica es de casi total alejamiento de la Cruz de Cristo.

Si hacemos memoria recordaremos que desde los albores del ministerio público de Jesús Satanás evidenciaba su odio por la Cruz.

Desde entonces comenzó Jesús a declarar a sus discípulos que le era necesario ir a Jerusalén y padecer mucho de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas; y ser muerto, y resucitar al tercer día. Entonces Pedro, tomándolo aparte, comenzó a reconvenirle, diciendo: Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera esto te acontezca. Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres. Mateo 16.21-23

¿De regreso a la cruz?
Usando incluso a creyentes sinceros como Pedro pero cuyos intereses están puestos en las cosas de de los hombres. Hoy el humanismo, filantropismo ególatra, donde lo que interesa es el bienestar material, sociológico y sicológico del hombre ha invadido de tal manera el sermón y por tanto la Iglesia nominal cristiana que la Cruz de Cristo no está presente y si no está la Cruz, tampoco lo está El Evangelio y si el Evangelio está ausente, Cristo: Dios está ausente de la Iglesia.


¿De regreso a la cruz?
Pero ¿Por qué el cósmico odio maligno a la Cruz? Bien, no hay duda que Satanás y sus hijos saben que es la Cruz y el mensaje de la Cruz donde radica el poder de la Iglesia que es el cuerpo de Cristo. En su exposición Sugel Michelén, pastor de la Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo en Santo Domingo (ciudad en la que se llevó a cabo el evento) , nos trajo a memoria aquellas porciones Bíblicas en donde Pablo insiste en esta realidad a los Corintios y por su carta a la Iglesia de Hoy:


Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios. Pues está escrito:
Destruiré la sabiduría de los sabios, Y desecharé el entendimiento de los entendidos. ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo? 21Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación. 1a Corintios 1.18-20

Volviendo a Stott, al referirse a la centralidad de la Cruz, afirma:

“Donde la fe ve gloria, la incredulidad solo ve desgracia. Lo que era locura para los griegos (y sigue siéndolo para los intelectuales modernos que confían en su propia sabiduría) es, no obstante, la sabiduría de Dios. Y lo que es poder de Dios para Salvación sigue siendo piedra de tropiezo para aquellos que confían en su propia justicia, como los judíos del primer siglo (1ª Corintios 1.18-25)”[2]

¿De regreso a la cruz?
Volviendo a nuestro evento y su exhortativo[3]titulo “De regreso a la Cruz” llevado a cabo en Santo Domingo, Republica Dominicana –mas exactamente en El Puerto Sans Souci de Santo Domingo- No fueron los casi ocho mil asistentes lo que le hizo especial, o la calidad, erudición, piedad y honra que presidia a los expositores, convocados por Miguel Núñez pastor también en Santo Domingo del Iglesia Bautista Internacional, quien invitó a todos los expositores entre los que quiero destacar a David Michael Pastor en Bethlehem Baptist Church con su esposa Sally los que lideran la creación de un curriculum para formar niños centrados en Dios.



¿De regreso a la cruz?
Podría pensarse que fue la presencia del conocidísimo pastor John Piper B.D. de Fuller Theological Seminario, D. Theol. de la University of Munich Pastor y director del ministerio DesiringGod y autor de más de 30 Libros entre los que se destacan “Los deleites de Dios”, “Dios es el Evangelio” , “Gracia Venidera” entre otros y más de 25 años de predicación y enseñanza, lo cual es un privilegio para cualquiera que se precie de valorar y reconocer que Dios le ha dado a este siervo un gran grado de luz. Y en honor a la verdad bendijo poderosamente mi vida y ministerio.

No, lo asombroso fue ver tanta gente reunida que incluyó pastores de diferentes nacionalidades: portorriqueños, venezolanos, Cubanos, americanos, dominicanos, haitianos y , por supuesto, colombianos anclados en sus sillas escuchando atentamente “El viejo mensaje de la Cruz de Cristo” en medio de una Iglesia post-moderna que no solo niega los absolutos morales divinos sino que  le huye a la Cruz pues ésta generalmente “mata para dar vida”, “derrumba para luego levantar” Una iglesia que ama demasiado su vida por lo que está a punto de perderla [4]

Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará. Mateo 16:25


¿De regreso a la cruz?

En no pocas oportunidades, en el pasado, estuve presente en eventos cristianos multitudinarios hasta de 30 o 40 mil personas, desafortunadamente alrededor de “la ola espiritual de moda” a saber: liberación de demonios, música y danza, la risa santa, milagros etc. -esto les da una idea de la necesidad urgente de una reforma en mi país, un genuino avivamiento- la genuina Iglesia en Colombia está cansada de superficialidades. Mi país como el mundo entero necesita urgente el mensaje de la Cruz.

Halando el hilo de la teología Paulina, en medio de una amorosisima carta a los Filipenses (fil.1.8) hallamos al apóstol quien reitera lo que ya era evidente:

Porque por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo; el fin de los cuales será perdición, cuyo dios es el vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo piensan en lo terrenal. Filipenses 3.18-19

No son pocos, sino los más, los que son “enemigos de la Cruz de Cristo” Notemos que es imposible menospreciar la Cruz sin menospreciar a Cristo; y cuando a Cristo se rechaza su Cruz es rechazada.
 Leemos también que hay detrás de esto: hombres cuyo Dios es su vientre, preocupados más de su Gloria que la de Dios, como Saúl[5], y cuyo tesoro esta en esta tierra, que tiene su mirada atrás tal como la mujer de Lot[6] pues muy probablemente sus corazones de piedra no han sido renovados.

 
¿De regreso a la cruz?
 Tal como lo expuso el Pastor Oscar  Arocha, a mi modo entender, la Cruz no solo es el único camino de escape a la muerte y vida eterna, sino es y debe ser la nube, la sombra en la que se ampare el verdadero creyente; solo bajo la cruz hallara el verdadero deleite la Iglesia aun en medio de las peores tribulaciones. Es el camino de la auto negación cristiano lo que le llevará al gozo genuino y eterno.

Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Mateo 16:24

O como lo entendí de John Piper; al referirse a la muerte; Si El Evangelio es Dios, y tal Evangelio en la Cruz ofrece regeneración, justificación, perdón de pecados ¿para que todos estos beneficios de la Cruz? Sino es para que reconciliados con El, le disfrutemos eternamente. Recordemos que Pablo dijo no que querer saber nada que no fuera “Cristo y este Crucificado”[7] ¿Por qué? Porque Pablo entendió que el fin verdadero del Evangelio es nuestro de Dios para siempre. Vivir bajo la cruz es la felicidad diaria y morir es el homeostasis del regocijo. Pues será entonces continuo, constante y para siempre regocijarse en nuestro Hacedor y Salvador

Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia. Filipenses 1.21

 Para el "abortivo" su gozo sumo es el disfrute final de Dios. La muerte entonces para el cristiano a la luz de la Cruz adquiere una Gloriosa dimensión. Tengo una anciana en mi Iglesia de más de 80 años, quien padece una enfermedad irreversible y que le produce mucho dolor y eventuales cuadros de pérdida de la memoria. El domingo anterior a escribir este blog se vio muy mal durante el servicio. Consiente de un desenlace inminente me dijo a mí, frente a su familia; “Yo estoy lista, no le temo a la muerte, solo quiero reunirme con mi Señor. Quedé casi sin palabras. Solo atiené a orar, y en tal oración pedí mayor luz y consuelo para quienes probablemente le despediremos; pues su gozo (el de aquella anciana) era real, evidente y sincero.

"Casi todos vienen a mí para que les alivie la Cruz; son muy pocos los que se me acercan para que les enseñe a llevarla. " [8]

Para terminar, el evento fue Gloriosamente Providencial para estos tiempos. El deber de la Iglesia es regresar a la senda antigua. A la Cruz. El impacto del mismo es inescrutable, quienes asistimos vimos la Gloria de la Cruz de Cristo.[9]

Pr. Manuel Cendales S
palabraprofetica@hotmail.com¿De regreso a la cruz?

[1] La Cruz de Cristo Pág. 7.Ediciones Certeza. Barcelona, Buenos Aires, La Paz, Quito.19967 1ª Cor 2.1-5
[2] La Cruz de Cristo Pág. 46-47.Ediciones Certeza. Barcelona, Buenos Aires, La Paz, Quito.1996
[3] Advertencia o aviso con que se intenta persuadir. Diccionario DRAE
[4] “El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará” .Juan 12.25
[5] 1ª Samuel 15.24-30
[6] Génesis 19.26
[8] Pío de Pieltrecina,
[9] Léase  http://www.spurgeon.com.mx/sermon3218.pdf






MERCADERES EN EL TEMPLO

Pastor Manuel Cendales S.
 MERCADERES EN EL TEMPLO 
( Revista Palabra Profética. Vigésima Primera Edición. Año 2004)


“Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.”
                            Gálatas 1:10
 
Sí, tal como usted lo lee está aconteciendo. Ante la impavidez y respuesta negativa a la invitación de venir a Cristo arrepentido, la generación incrédula[1] que nos correspondió evangelizar, está siendo atraída a la “iglesia” mediante diversos métodos y maneras, tanto, que se ha llegado a pensar que amontonarse[2] es sinónimo de conversión del alma. 

Palabras como: pecado, negarse a sí mismo, arrepentimiento, infierno, han ido desapareciendo del sermón, pues el atraído público podría ser espantado del templo con consecuencias funestas para el buen nombre de la denominación y sus arcas económicas por supuesto; y qué decir del renombre del predicador. 
                                          

La amonestación, exhortación y disciplina tan necesarias para mantener sano el rebaño ¡ni las nombre!, exclúyalas del vocabulario de sus conferencias, pues corre el riesgo de que “no le vuelvan a invitar”. El cumplir con el ministerio cabal y bíblicamente pasó de moda, es cosa de viejos ortodoxos anticuados; lo importante ahora es que el “cliente” (la Asamblea de asistentes) se sienta bien, y cliente satisfecho traerá más clientes.

El mover ministerial se ha emparentado con las doctrinas modernas del “mercado”, los diáconos, ancianos y en general líderes de la iglesia, ya no salen en calidad de evangelistas, sino de mercaderistas y encuestadores.

Las preguntas claves -por no decir todas de este estilo de ganar prosélitos[3]-van dirigidas a informarse de las necesidades de la gente para que la “iglesia” en todo lo que ofrece pueda satisfacerlas, pues según estos, el “evangelio” que presentan solucionará todos sus problemas.

En pocas palabras, un método moderno de “ventas” con un evangelio al gusto del consumidor. Si ponemos en “oferta” lo que ellos (los clientes) demandan, la “iglesia” crecerá, permanecerá, y cliente contento, oferente (ministro) prosperado.

Sin tener nada en contra del crecimiento y prosperar bíblico de las comunidades que perseveran en la sana doctrina que tanto recomienda Pablo a Timoteo[4], no es de sorprender que tanto movimiento cristiano y seudocristiano bajo la metodología mencionada, crezca descomunalmente en un abrir y cerrar de ojos “milagrosamente”.

Tristemente, debemos reconocer que es un mal endémico ya en muchas misiones que producen cada día más “mercaderes del evangelio” que en sus sermones buscan agradar cada día más y más a los hombres.

Permítame amado lector citar al erudito hermano John F. MacArthur, quien hace una denuncia tremenda:

“De hecho, el movimiento de la iglesia al gusto del consumidor se ha expandido tanto, que muchas publicaciones seculares, han empezado a notar la tendencia. Un artículo en el periódico Los Angeles Times, describía el crecimiento explosivo en una iglesia gigante, basándose en una encuesta puerta a puerta para un “estudio de mercadeo” que se realizó antes que siquiera la iglesia se formara. El título era: “La encuesta de opinión que genera una iglesia” y es bastante acertado, la historia contaba como el pastor “ajustó el programa de la iglesia a las necesidades y sugerencias que la gente mencionó en su encuesta puerta a puerta” (Russell Chandler Dic. 11/89).

Por supuesto, el artículo decía que sus mensajes eran breves, amortiguados, positivos y sobre temas actuales, con títulos como “cambio recientes en el sueño norteamericano”. Sus pequeños sermones salpimentados con citas de revistas y noticias de finanzas[5]

Tremendo, ¿verdad? Tomando nuestra cita en referencia, un evangelio que busque agradar a los hombres, no es un verdadero evangelio. Ni el conferencista en turno, ni su concurrida audiencia porque la estén pasando alegremente saldrán de su triste condición espiritual hasta no conocer la verdad única que hace liberto al cautivo; lejos están estos de profesar la fe verdadera, pues en palabras de Dave Hunt:

“La fe verdadera demanda que creamos todo lo que Dios ha dicho de sí mismo, pero también que creamos todo lo que ha dicho acerca de nosotros, hasta que no creamos que somos tan malos como Dios dice que somos, nunca podremos creer que él hará por nosotros lo que dice que hará. Aquí es donde se hunde la religión popular[6]”.

Por supuesto, Hunt llama religión popular al seudoevangelio que presentan estos alabadores hombres; pues buscando el favor de estos, han naufragado en la fe[7] y han hecho naufragar a muchos y están a punto de perder el favor de Dios si es que ya no lo perdieron o jamás lo han tenido.

Desde estas páginas editoriales, así como a través de nuestro programa radial, hemos insistido y persistiremos cuanto sea necesario, en advertir que el evangelio de Jesucristo es fundamental y absolutamente teocéntrico: Dios, El Principio, El Proveedor y El Fin de todas las cosas. Tanto la Iglesia (los que creyeron) del Antiguo Testamento, como la primitiva (Pentecostés), sus apóstoles y profetas, así lo recibieron, aceptaron y enseñaron. El propósito del pueblo escogido de Dios tiene un objetivo primordial: ¡glorificar en todo al bendito Señor![8].


Este propósito indiscutiblemente, dio un norte claro a toda su labor ministerial; por no tener como centro de toda la creación y su devenir al hombre (Antropocentrismo) y sus necesidades, fueron capaces de llevar a cabo bajo la gracia, la tarea de evangelizar al mundo[9] conocido de entonces y lo que es maravilloso, levantar líderes incondicionales al servicio de la obra evangélica, sin otro objetivo que honrar a Cristo al punto de dar su vida por ello si fuese necesario; su método fue sencillo: proclamar a Cristo resucitado[10], su mensaje simple y llanamente Cristo crucificado[11], su invitación “venir al arrepentimiento”[12], su alabanza exaltar a Cristo con su corazón (acciones internas) y labios (testimonio de vida santa)[13], no una simple y llana oración de fe, cual fórmula mágica salvífica.

¿Busca usted como consiervo el favor de los hombres? Recuerde, su socorro viene de Jehová[14], él está a favor de quienes no falsifican el evangelio[15].

Si usted pretende agradar a los hombres, vale la pena que revise su método, pues no hay sino uno; tal vez no sea masiva la afluencia a su púlpito, y quizás predicando con la Espada del Espíritu hiera la susceptibilidad y pecaminosidad de muchos de los oyentes, y ofendidos no vuelvan[16], pero estoy seguro, otros regresarán, los que por gracia fueron escogidos para salvación y vida eterna, quienes vendrán al arrepentimiento y por la fe salvarán sus almas.

Será un buen siervo de Cristo si enseña la sana doctrina con buen testimonio de Dios[17]; de lo contrario, será un triste mercader de ilusiones, de vendas mágicas[18] y en el día del juicio será expulsado del templo de Dios, como lo hizo Jesús en ira santa del templo en Jerusalén[19].


¡Ah! Y no olvide predicar este mensaje a otros consiervos diciéndoles: ¡cuidado, hay “mercaderes en el templo”!

Pr Manuel Cendales S.
palabraprofetica@hotmail.com


1 Marcos 9:19 
2 2 Timoteo 4:3-4
3 Mateo 23:15 
4 1 Timoteo 4:16
5 Avergonzados del evangelio John F. MacArthur Ed. Portavoz 
6 Más allá de la seducción; Dave Hunt Ed. Portavoz 
7 1 Timoteo 1:18-20 
8 Efesios 1:6,12
9 Leer viajes misioneros Hechos 
10 1 Corintios 15 
11 1 Corintios 2:1-6 
12 Mateo 3:2;4:17 
13 Romanos 10:8-10 
14 Salmo 121:1-2 
15 2 Corintios 2:17 
16 Juan 6:60,66 
17 1 Timoteo 4:6 
18 Ezequiel 13:18
19 Marcos 11:15-19