Un Fulano Inoportuno

                                                                                        
 
Pr.  Manuel Cendales S.

"Un Fulano Inoportuno"
.

_______________________________________________________________
Pasaje Referencia:
Juan le respondió diciendo: Maestro, hemos visto a uno que en tu nombre echaba fuera demonios, pero él no nos sigue; y se lo prohibimos, porque no nos seguía. Pero Jesús dijo: No se lo prohibáis; porque ninguno hay que haga milagro en mi nombre, que luego pueda decir mal de mí. Porque el que no es contra nosotros, por nosotros es. Y cualquiera que os diere un vaso de agua en mi nombre, porque sois de Cristo, de cierto os digo que no perderá su recompensa.
Marcos 9.38-41
_______________________________________________________________

Quisiera comenzar la presente nota editorial con una pregunta que espero sepamos responder al finalizar de leer este articulo. Querido hermano, líder, ministro de Dios; si después de arduos años de trabajo en una región, sector o campo con pocos o casi ningún fruto -en cuanto a alcanzar almas para Cristo- de repente aparece en escena alguien, (a quien llamaremos fulano inoportuno) el que predicando el mismo Evangelio aunque de diferente “forma” (método) no sólo obtiene frutos sino que cuando Usted le llama, porque piensa que está haciéndolo mal, para tratar que siga sus pisadas, éste se rehúsa a hacerlo ¿Cuál sería su reacción?

Con respecto a nuestro pasaje en referencia quisiera desarrollar de una manera breve cinco puntos que espero nos ayuden a responder el interrogante planteado, pero permítame, a manera de introducción, expresar primero quien creo que era “el fulano inoportuno”.

En primer lugar, como dice Hendriksen en su comentario: “…no era un pretendido exorcista, como los hijos de Esceva (Hch. 19.13-16), porque estos eran falsos. Tampoco era un exorcista en el sentido de los que se condenan en Mateo 7.22.No, este hombre era con toda probabilidad un verdadera creyente en Jesús[1] pues vemos que “el tal” no es reprobado por El Maestro. No era un vaso de ira preparado para la destrucción, era un vaso de honra en el que Dios había mostrado su misericordia [2].

En segundo lugar, no hay duda que había estado expulsando demonios en el nombre de Cristo. Había estado haciendo la obra de Dios. Era realmente un sirviente genuino de Adonaí (nombre que de la divinidad revela su calidad de Amo y Señor)[3].


Habiendo hecho claridad en estos dos importantísimos puntos, vayamos al tema de esta nota. En el contexto inmediatamente anterior[4] de nuestro pasaje, Cristo estaba hablando de que quien recibe a un niño en su nombre, recibe a Cristo mismo, de la misma manera que quien recibe a Cristo recibe al Padre, y la base de esa recepción es “en mi nombre”; volviendo a la idea de Hendriksen, parece que ante tal amonestación; Juan, “el hijo del trueno”, apellidado así al igual que Jacobo por Jesús, muy probablemente debido a su carácter temperamental y vengativo:

Mas no le recibieron, porque su aspecto era como de ir a Jerusalén. Viendo esto sus discípulos Jacobo y Juan, dijeron: Señor, ¿quieres que mandemos que descienda fuego del cielo, como hizo Elías, y los consuma? Entonces volviéndose él, los reprendió, diciendo: Vosotros no sabéis de qué espíritu sois; porque el Hijo del Hombre no ha venido para perder las almas de los hombres, sino para salvarlas. Y se fueron a otra aldea. Lucas 9.53-56

El apóstol se sintió redargüido y quiso que Cristo juzgase si había procedido bien con aquel “fulano inoportuno”

1. MUCHOS VASOS DE HONRA

Juan le respondió diciendo: Maestro, hemos visto a uno que en tu nombre echaba fuera demonios, pero él no nos sigue; y se lo prohibimos, porque no nos seguía.
                                                                                      
Subí a nuestro blog [5] un artículo que titulé “El Complejo de Elías” cuya cita referencia fue:

El respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas; y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida. 1a Reyes 19.14



En el que afirmo que muchos piensan que son los únicos llamados para entender, proclamar y extender el reino de Dios. Ese fue, aunque transitorio, un complejo de Elías. Y la divina respuesta fue que Dios tiene muchos más vasos de honra para hacer su tarea.

Hemos de dejar de creer que somos la “última Coca-Cola en el desierto”. Hay no menos de 7.000 (numero simbólico) que no sólo no doblan rodilla delante de Baal, sino que entienden, proclaman y extienden la Bendita Palabra de Dios. E incluso lo hacen mejor que nosotros.

2. NO TODOS PIENSAN COMO YO


… pero él no nos sigue; y se lo prohibimos, porque no nos seguía


He sido uno de esos bendecidos, afortunados, agraciados de Dios, que pudo recibir a lo largo de tres y medio años “La Medula Teológica”[6] directamente y en mi pais, con maestros de la talla de Sam Waldron, Bob González, Oscar Arocha, Andy Dunkerton, Jeff Smith, Gregory Nichols entre otros. Durante cada módulo, las discusiones doctrinales tanto medulares, como de forma se sucedieron una tras otra., en no pocos casos de manera vehemente aunque respetuosa; Trece módulos intensos nos dieron a muchos, unidad sobre lo medular, y sin embargo, en algunos temas, como por ejemplo los que atañen a la liturgia; mentiríamos si dijésemos que estamos absolutamente de acuerdo.

Recuerdo a un par de jóvenes Pastores que providencialmente se llaman David diciendo con nostalgia que tales discusiones teológicas sería lo que más echarían de menos de este tiempo de estudios, y el queridísimo Misionero y médico Sergio Ruiz, con quien tuvimos muchísimas y acaloradas discusiones fraternas, concluyó diciendo que todo esto le había enseñado “Que no todos pensamos Igual” refiriéndose, no dudo, no a las benditas y únicas doctrinas de la Gracia de Cristo, sino más bien a aquellos temas que llamamos “periféricos”.Notemos que Juan dice “pero él no nos sigue”
                                                                                 
¿A quién debe seguir un siervo; a una “denominación” por disimulada que sea, o a Cristo? Alguien dijo no sin cierta medida de sabiduría que “Dios no nos dio métodos, sino principios”. ¿Porque le prohibieron a este, nuestro “Fulano”, hacer lo que Dios no solo le permitía sino le había ordenado hacer? ¡Sólo porque no encuadraba en su esquema o método! O en Palabras de Hendriksen “¿O no sería más bien un mal entendido amor por su Maestro, lo que impulso a Juan y a los otros a frenar a este exorcista, que se había unido a Cristo y a sus seguidores regulares?[7]

3. NO POR ELLO ESTÁN CONTRA CRISTO

Pero Jesús dijo: No se lo prohibáis; porque ninguno hay que haga milagro en mi nombre, que luego pueda decir mal de mí.
                                                                                
Cuando una persona actuando en armonía con la voluntad revelada de Dios alcanza aquello que para nosotros, actuando de la misma manera, fue imposible; ¿no debiéramos alegrarnos? ¿Antes de erigirnos como tropiezo y obstáculo? La divina respuesta fue imperativa: “No se lo prohibáis” En otras Palabras: “él está haciendo mi voluntad” Y si no es contra Cristo; a favor de Cristo está, en esto no hay puntos intermedios.
                                                                      
El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama. Lucas 11.23

¿Desparramaremos el trigo sólo porque no fuimos nosotros los que lo apilamos? Antes bien, ¡debiéramos colaborar para aumentar el montón con nuestra humilde y limitada labor! ¿Cuántas veces olvidamos la Escritura que tanto pregonamos?

Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento. 8Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor. 9Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios.
1ª Corintios 3.7-9

4. TAMPOCO CONTRA NOSOTROS

Porque el que no es contra nosotros, por nosotros es.

Si no todos piensan igual, sino que cada quien, guiado por el Espíritu Santo y conforme a la verdad extienden el Reino bajo su personal perspectiva ¿quiere decir que está contra sus hermanos en la Fe? ¿Hay una única manera de orarle al Señor? ¿Sólo hay una forma puntual de alabar al Rey de Reyes? Si eso es así, por favor infórmenme de que me he perdido.

Antes de nacer de nuevo, participé en mítines políticos, ayude a conformar estatutos y plataformas de pensamiento de algunos de esos grupos. Pero, ¡Oh cuanto erraban el blanco! no teniendo claro cuál era el adversario. Y en cuántas ocasiones vinieron a dividir lo que ellos mismos querían unir, hemos de pelear por la unidad mientras esta gire alrededor de la verdad revelada y aceptar que en nosotros viene a cumplirse lo expresado por Pablo:
                                                               
A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo, y de aclarar a todos cuál sea la dispensación del misterio escondido desde los siglos en Dios, que creó todas las cosas; para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales, Efesios 3. 8-10
                                                                                           
Equivocarse en reconocer como si estuvieren por Cristo a quienes evidentemente no lo están, es tan grave como desconocer, peor; ser tropiezo, para quienes están a favor del Bendito Evangelio como si fueran enemigos de Dios y nuestros.
                                                                          
5. FINALMENTE:

Y cualquiera que os diere un vaso de agua en mi nombre, porque sois de Cristo, de cierto os digo que no perderá su recompensa
                                                                                   
Innegable invitación del Mesías a apoyar aquellos que están por Cristo- dentro del contexto de la verdad revelada, insisto- aunque sus maneras de “matar las pulgas” sean diferentes a las nuestras y ello no afecte la “médula” del Bendito Evangelio de nuestra Salvación.

Con base en todo lo anterior hemos de considerar que “el fulano inoportuno” bien puede ser un consiervo que Dios ha enviado para sacarnos en alguna medida de la tendencia natural de esquematizarnos y juzgar todo, no con la Gracia de Cristo, sino con la mera “religiosidad externa” propia de nuestra rutinaria espiritualidad, a la cual somos proclives y que, no hay duda, tiende a apagar el Espiritu.
                                                                                    
Estad siempre gozosos. Orad sin cesar. Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús. 19No apaguéis al Espíritu. No menospreciéis las profecías. Examinadlo todo; retened lo bueno. Absteneos de toda especie de mal. 1ª Tesalonicenses 5. 16- 22

Manuel Cendales S                                                                                    
palabraprofetica@hotmail.com

1 Comentario al Evangelio según San Marcos. Pág. 368. Libros Desafio.
2 Romanos 9.19-23
3 Isaías 6.8 complementar con Jonás 1.11-3/Lucas 5.1-8 y otros. Léase Cuan Glorioso es Tu Nombre; curso para Escuela dominical. Un estudio para niños sobre los nombres y el Carácter de Dios. Sally Michael. D.R. Desiring God Children.
4 Versículos 35-37.
5 http://palabraprofeticahotmail.com

6 De La Facultad Teológica Bautista. Reformed Batist Seminary.
7 Comentario al Evangelio según San Marcos. Pág. 368. Libros Desafio