¡Si volviera a nacer!


¡Si volviera a nacer!
¡Si volviera a nacer!
                     
Respondió Jesús y le dijo:  De cierto,  de cierto te digo,  
que el que no naciere de nuevo,  no puede ver el reino de Dios. 
Juan 3.3



¡Si volviera a nacer!

En una reunión de Alcohólicos anónimos muchos compartían su testimonio de cuanto habían luchado para abandonar la adicción al alcohol. Muchos por esta causa habían no solo destruido sus vidas sino además la de  sus familias, incluso algunos había estado en la cárcel por hurto, asalto agravado e intento de homicidio. Todos coincidían de todo eso era responsable sin duda el Alcohol. Una dama afirmo que el Whisky era el culpable de sus constantes infidelidades a su esposo y el abandono de sus hijos. De repente, uno de los asistentes, con cara de evidente decepción se dirigió hacia la puerta de salida. El coordinador de la reunión le detuvo y pregunto, que le había  decepcionado a lo que respondió el entristecido hombre... pensé que Ustedes tendrían la respuesta...Todo lo que Ustedes han contado, todas sus maldades yo la he cometido solo que no soy adicto al alcohol. Y con tono desesperado dijo:

¡Si volviera a nacer!
¡Si fuera otra persona y no este ser malvado que soy!  ¡Oh si pudiera nacer de nuevo!

¡Toda persona en algún  momento de su vida se ha hecho esta pregunta!
¡Pues no hallan respuesta ni culpable fuera de sí  a que o  quien atribuir su maldad!



En nuestra porción bíblica elegida Jesús es visitado [por un importante maestro religioso, de los fariseos, llamado Nicodemo. Esta asombrado de las señales (milagros) que El divino maestro efectúa entre  los Judíos. Pero El Señor sabe que tales  milagros, los ciegos ven, los sordos oyen, los cojos andan no son suficientes para alcanzar el reino de los cielos, muchos fueron los que Jesús sanó y no alcanzaron la gracia de la Salvación.

El ejemplo mas evidente de esta realidad la hallamos en la sanidad de diez leprosos de los cuales solo uno volvió arrepentido y con fe a  Cristo:

Luc 17:12-19  Y al entrar en una aldea,  le salieron al encuentro diez hombres leprosos,  los cuales se pararon de lejos 13  y alzaron la voz,  diciendo:  ¡Jesús,  Maestro,  ten misericordia de nosotros! 14  Cuando él los vio,  les dijo:  Id,  mostraos a los sacerdotes.  Y aconteció que mientras iban,  fueron limpiados. 15  Entonces uno de ellos,  viendo que había sido sanado,  volvió,  glorificando a Dios a gran voz, 16  y se postró rostro en tierra a sus pies,  dándole gracias;  y éste era samaritano 17  Respondiendo Jesús,  dijo:  ¿No son diez los que fueron limpiados?  Y los nueve,  ¿dónde están?18  ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? 19  Y le dijo: Levántate,  vete;  tu fe te ha salvado.

Así que al hablar con Nicodemo El Señor le resta importancia a los milagros y dirige su atención hacia lo más importante, la condición  y naturaleza  pecaminosa del hombre.

Respondió Jesús y le dijo:  De cierto,  de cierto te digo,  que el que no naciere de nuevo,  no puede ver el reino de Dios.. Juan 3.3

Y es que una persona que haga conciencia de su propia condición y vida, sin duda hallara que la maldad no proviene de afuera de si misma. En cierta ocasión, estos mismos religiosos fariseos y que tenían su confianza en ritos y ceremonias acusaron a los apóstoles ante Jesús de no “lavarse las manos” para comer el alimento con pureza y leamos lo que respondió Jesús:

¡Si volviera a nacer!
Mat 15:11-20  No lo que entra en la boca contamina al hombre;  mas lo que sale de la boca,  esto contamina al hombre. 12  Entonces acercándose sus discípulos,  le dijeron:  ¿Sabes que los fariseos se ofendieron cuando oyeron esta palabra? 13  Pero respondiendo él,  dijo:  Toda planta que no plantó mi Padre celestial,  será desarraigada. 14  Dejadlos;  son ciegos guías de ciegos;  y si el ciego guiare al ciego,  ambos caerán en el hoyo. 15  Respondiendo Pedro,  le dijo:  Explícanos esta parábola. 16  Jesús dijo:  ¿También vosotros sois aún sin entendimiento? 17  ¿No entendéis que todo lo que entra en la boca va al vientre,  y es echado en la letrina? 18  Pero lo que sale de la boca,  del corazón sale;  y esto contamina al hombre. 19  Porque del corazón salen los malos pensamientos,  los homicidios,  los adulterios,  las fornicaciones,  los hurtos,  los falsos testimonios,  las blasfemias. 20  Estas cosas son las que contaminan al hombre;  pero el comer con las manos sin lavar no contamina al hombre.

El problema, tal como lo intuyo el hombre de la reunión de alcohólicos anónimos no  lo podemos atribuir al alcohol, a la droga, a las circunstancias, la pobreza o a la riqueza. Tampoco a las demás personas como un mal padre, una mala crianza, o a circunstancias adversas tales como la persecución, las injusticias y los enemigos pues Cristo estuvo expuesto a mucha maldad y nunca peco. ¿La razón?

Apocalipsis 15:4  ¿Quién no te temerá,  oh Señor,  y glorificará tu nombre?  pues sólo tú eres santo;  por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán,  porque tus juicios se han manifestado.

Su naturaleza santa, limpia y Pura. EL problema  del hombre no está fuera de sí,  está en si mismo.  Sus frutos lo delatan:
¡Si volviera a nacer!
Mat 12:33  O haced el árbol bueno,  y su fruto bueno,  o haced el árbol malo,  y su fruto malo;  porque por el fruto se conoce el árbol.

Así que lo que está diciendo Jesús a  Nicodemo es que todo pecador, todo hombre o mujer, por sus frutos evidencia su estado, su naturaleza, su triste y lamentable condición y que solo hay una forma de que eso no solo pare de hacer lo malo, sino que tienda a hacer el bien:
Respondió Jesús y le dijo:  De cierto,  de cierto te digo,  que el que no naciere de nuevo,  no puede ver el reino de Dios. Juan 3.3

Así como Usted se preguntara ¿Esto como puede ser? Nicodemo le preguntó a Jesús a lo que el Divino Maestro respondió:

Juan 3:4  Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo?  ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre,  y nacer?5  Respondió Jesús:  De cierto,  de cierto te digo,  que el que no naciere de agua y del Espíritu,  no puede entrar en el reino de Dios. 6  Lo que es nacido de la carne,  carne es;  y lo que es nacido del Espíritu,  espíritu es. 7  No te maravilles de que te dije:  Os es necesario nacer de nuevo.

¡Si volviera a nacer!
Cuando un pecador es alcanzado por La Gracia de Cristo, ocurre el mayor milagro, es hecho un nueva criatura, a partir de ese momento, Quien odiaba el Evangelio, comienza a amarlo, quien odiaba a Dios y sus mandatos, comienza  amarlos, quien odiaba la palabra santidad comienza a abrazarla. Así mismo quien amaba la ebriedad, el adulterio, el robo, la mentira, lascivia y toda suerte de males, comienza a odiarlos.
Ahora ama lo que Dios ama y aborrece lo que Dios aborrece ¿Por qué?

2Pe 1:3-4  Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder,  mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, 4  por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas,  para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina,  habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia;

De Nuevo otra pregunta a Jesús... ¿Como será esto? Fue lo que la virgen María pregunto al Ángel cuando le anuncio su embarazo ¿cómo será esto si yo no he tenido relaciones íntimas con ningún hombre? y el Ángel le respondió:

Lucas 1.35  Respondiendo el ángel,  le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti,  y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra;  por lo cual también el Santo Ser que nacerá,  será llamado Hijo de Dios.

Esto será lo que sucederá, por supuesto nunca Usted será como Jesús, Él es Divino-Humano, 100% Dios y 100% hombre. Usted es solo humano, pero será el mismo Espíritu quien vendrá a su vida y lo hará. Le dar un nuevo nacimiento....

Juan 3:6  Lo que es nacido de la carne,  carne es;  y lo que es nacido del Espíritu,  espíritu es. 7  No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo. 8  El viento sopla de donde quiere,  y oyes su sonido;  mas ni sabes de dónde viene,  ni a dónde va;  así es todo aquel que es nacido del Espíritu.

Quizás ya ha ocurrido y ahora Usted ama a Cristo, desea de todo corazón seguirle, servirle. Sin duda los frutos en su vida son la mejor evidencia.  ¿Aborrece el pecado y huye de él, ama la santidad y la busca?
Pero tal vez no...Quizás como el hombre que asistió al grupo de Alcohólicos Usted lo haya intentado todo, probado todo y su vida no cambia. La razón es que solo Dios en Cristo y por su Espíritu Santo puede hacerlo. Dios no lo va a cambiar por otra persona,  le va a dar una nueva naturaleza, será una nueva creación.

Pídalo... Cristo está lleno de Gracia y Verdad... y Usted puede hoy tomar de su Gracia Venga Cristo con Fe y arrepentimiento... EL PUEDE HACER EL MILAGRO MAS GRANDE EN VIDA.



       Manuel Cendales S.

Para descargar este mensaje evangelístico en formato PDF, dar un click aqui: ¡Si volviera a nacer!