SERIE DE CINCO RESPUESTAS A CINCO PREGUNTAS QUE TU CORAZÓN HACE A DIOS

¿POR QUÉ TANTA VIOLENCIA Y MALDAD?

PASTOR MANUEL CENDALES S
Si quieres puedes ubicar la Iglesia Cristiana
Reedificando en:
SERIE DE CINCO RESPUESTAS A CINCO PREGUNTAS QUE TU CORAZÓN HACE A DIOS

¿POR QUÉ LA GENTE MUERE?



PASTOR MANUEL CENDALES S

Si quieres puedes ubicar a la Iglesia Cristiana
Reedificando en:






SI PUEDES CREER, AL QUE CREE TODO LE ES POSIBLE
MARCOS 9:23

¡TODOS UNANIMES PODEMOS HACER ESTA REALIDAD!





LAS EMOCIONES ¿Señales Fehacientes?

LAS EMOCIONES
¿Señales Fehacientes?


 
No es novedad que una religión falsa aparezca y prospere en un momento de avivamiento, ni que entre creyentes verdaderos aparezcan Hipócritas

Jonathan Edwards




La historia de la humanidad y sus eventos mas gloriosos como los mas míseros, también los mas grandiosos y colectivos como los mas sencillos e individuales, han expresado y lo seguirán haciendo, las emociones humanas.

Exitos, frustraciones, guerras o tiempos de paz, alcances científicos, descubrimientos; pero también los momentos más lúgubres del hombre, están enmarcados en manifestaciones emotivas.

Pero ¿Que son las emociones?

Una definición muy acertada podría ser: Las emociones son las actuaciones enérgicas e intensas de las inclinaciones y la voluntad del alma. Y es que el hombre posee por regalo de Dios dos capacidades centrales, a saber:

 


El entendimiento: a través del cual examinamos y juzgamos las cosas




 
La voluntad o inclinación: capacidad que nos permite observar las cosas, no de una manera indiferente e imparcial sino paralizados, a gusto o a disgusto, aprobando o reprobando. Es decir, tomamos una posición a favor o en contra, inclinadas definitivamente a lo que hemos asumido y se llama voluntad cuando tales puntos nos llevan a tomar decisiones. Así que: entendimiento y voluntad producen actuaciones enérgicas, que llamamos emociones.



La gran pregunta es:

¿Las manifestaciones altamente emotivas que se producen dentro de un movimiento religioso, son garantía para afirmar que su religión es genuina y obedece a un despertar que proviene de Dios? ¿Pueden asegurar, el gozo hasta la euforia, la risa incontrolada, el llanto amargo o feliz que estamos delante de un genuino avivamiento?
Si la doctrina bíblica y particularmente la teología paulina, enseña que la verdadera religión consiste principalmente en emociones santas y el apóstol Pedro como ejemplo nos dice que la fe genuina en Cristo produce gozo inefable y glorioso (1 de Pedro 1:8), podremos decir que ¿siempre que haya manifestaciones altamente emotivas, el Dios de la Biblia esta en el asunto y quienes las experimentan son cristianos verdaderos?

Lo preocupante del asunto es que ciertos líderes y sus movimientos afirman enfáticamente en sus mensajes que si el devoto entra en éxtasis afectivo, se quebranta o salta cual cervatillo de resortada en resortada, es porque el Espíritu de Dios esta haciendo algoen él.

Si las emociones por si mismas garantizan la salvación, tengo el temor que muchos morirán engañados. Solo para ejemplo citemos algunas de estas manifestaciones plasmadas en la Biblia y que no tenían como origen una comunión intima con Dios; permítame antes recordarle que no porque toda planta produzca frutos, significa que sus frutos sean necesariamente buenos.

En primer lugar digamos que hay muchos espíritus perversos que se disfrazan como ángeles de luz (2 Corintios 11:14). Nadie puede dudar que Cain airado contra su hermano Abel le matara, igualmente David aborreció al enemigo de Dios y al filisteo incircunciso Goliat mató y sin embargo la mente (inclinación-voluntad) fue distinta en el homicida y el guerrero. Cain tenia como origen de sus acciones, su naturaleza pecadora y a su padre el diablo; David un corazón conforme al Señor y el Espíritu de Dios.


Satanás en el desierto alegremente quiso engañar a Jesus sazonando sus emotivas palabras con versículos bíblicos y Jesus le reprendió y lo puso a huir (Mateo 4:6). Las emociones por ir acompañadas de versículos bíblicos en boca de quien las experimenta no necesariamente obedecen a un verdadero cristiano, siervo o maestro.


El celo es una de las emociones mas fuertes; casi tanto como el amor (Cantares 8:6-7); sin embargo, observamos al fariseo Saulo de Tarso, posteriormente el Apóstol Pablo. En los primeros capítulos del libro de los Hechos, vemos como el celo de este religioso le llevo a ser perseguidor y payar la matanza de cristianos; sus razones eran religiosas,pero no procedían de Jesus; todo lo contrario, persiguió a Jesus hasta que se le manifestó  y convirtió su alma (Hechos 7:59-60 y 8:1; 9:1-25). Luego, su celo era genuino, provenía de Dios, era santo y posteriormente le vemos recriminando a judaizantes que con celo falso querían destruir la iglesia (Galatas 4:17) y a otros cristianos en Roma les dice que tienen celo de Dios; pero no conocen a Dios (Romanos 10:1-2), muchos judíos mientras Jesus les predicaba, emocionados dijeron: “¡Hosanna al hijo de David!(Mateo 21:9) y afirmaron : Te seguiré dondequiera que vayas;sin embargo, su amorse mostró falso, porque se enfrío y no perduró.

Los galatas, le expresaron tal amor a Pablo, que estaban listos a arrancarse sus ojos y dárselos (Galatas 4:15) ¡Que amor tan extravagante ! Y a pesar de ello, el apóstol dice: que tiene el temor, de haber trabajado en vano con ellos (Galatas 4:11)

El rey Saul, sintió una falsa tristeza por su pecado, pero en realidad había desechado la Palabra de Dios (1 Samuel 15:24-25).

Los samaritanos, sintieron un falso temor de Dios; pero en realidad tenían falsos dioses (2 Reyes 17:32-33). Naamán el sirio, sintió una falsa gratitud, luego de una cura milagrosa de la lepra pues la ofrenda no provenía de un corazón piadoso; sino idolatra (2 Reyes 5:14-18). En la parábola que Jesus monto del sembrador, la tierra pedregosa, representa las personas que tenían un gozo espiritual falso (Mateo 13:20), los fariseos entretejían, una falsa esperanza de salvación y vida eterna (Lucas 18:9-14; Juan 5:39-40). Sin ser salva, la gente puede experimentar toda clase de emociones cuyo origen, es falso y se asemejan a las que provienen de una genuina vida espiritual, nueva en Cristo.

Las muchedumbres para ejemplo, aunque asisten a un mitin político, un partido de fútbol, un concierto de Rock; cantan, saltan y hasta pueden llorar y sin embargo, ¡cuan lejos, pueden estar de alabar a Dios!.

Por cierto al llegar Jesus a Jerusalén sentado en un pollino, expresaron muchas emociones religiosas; admiración, amor, respeto, hasta tiraban sus ropas en el suelo para que él pasara pasara por encima; agradecían los beneficios que había echo por ellos y fueron precisamente esas multitudes airadas y llenas de odio contra el ungido, quienes gritaban con morbosa emoción: ¡Crucifícale, crucifícale, crucifícale!

Ahora bien, la existencia de fuertes emociones religiosas, no necesariamente es señal de fanatismo, mal podríamos condenar a la gente que manifiesta por Dios emociones fuertes o intensas; pues este es el mandamiento Amaras al Señor tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas.

Sin embargo, las emociones del cristiano verdadero son mas fuertes hacia Dios, hacia la obediencia de la Palabra que sus emociones naturales o pecaminosas. Por esto insistimos en que no actuamos, ni tomamos decisiones en lo secular o espiritual, a no ser que el amor, el odio, el deseo, la esperanza, temor, orgullo u otra emoción; fluya en nosotros.



Lo que no podemos dar por sentado en confianza extrema, es que las emociones fuertes sean prueba de avivamiento, conversión o siquiera arrepentimiento, pues Judas lo indica en la Biblia; luego de vender al maestro, se entristeció y se colgó probando lo dicho por el apóstol: que la tristeza que viene de Dios es para arrepentimiento, pero la del mundo es para muerte (2 Corintios 7:8-10). Judas jamas se arrepintió.

Un extremo es rechazar todas las emociones espirituales como falsas; el otro extremo es el de tener a todas la fuertes emociones religiosas como señales de verdadera conversión, sin inquirir en cuanto a la naturaleza y la fuente de dichas emociones.

Parte de la imagen de Dios son las emociones en el hombre, pero recuerde que bajo la naturaleza pecadora estas obedecen a lo perverso y actúan guiadas por tal inclinación y voluntad.

Jesus mismo, llamo a los fariseos: hipócritas, simuladores y acuso abiertamente de que esa generación tenia oído y ojos, mas ni oía ni veía; y sin embargo, tuvieron une religión fuerte e influyente dentro del judaísmo.



Si el presente ensayo logra que usted se detenga y revise si su afectos son producidos o no por Dios, su palabra, su Santo Espíritu y no cree a todo lo que experimentan sus sentidos sin verificar primero. Valió la pena el esfuerzo del presente escrito.          

SU SIERVO PS MANUEL CENDALES        
¿Qué dice la Biblia Sobre la Guerra?


                                                             
Loraine Boettner
Nacio en Linden, Missouri. Graduado de Princenton Theological Seminary.
Doctor en Divinidad. Doctor en literatura.Miembro de la Iglesia presbiteriana de USA. En 1937 empezo a trabajar en la libreria del Congreso y en el Bureau of Internal Revenue.

Entre algunos de sus libros tenemos. The Reformed  Doctrine of Predestination, Toman Catholicism, Studies In Theolgy, Immortality, The Millennium and A Harmony of the Gospel. 


"El mundo es anormal. A causa de la caída no es lo que Dios quiso que fuese. Tiene cosas que duelen, pero hay que enfrentarlas. No debemos actuar como si todo fuese perfecto. Los esquemas utópicos que pretenden crear una sociedad perfecta en este mundo caído casi siempre han traído tragedia. La Biblia nunca ha sido utópica. La moralidad bíblica auténtica, contraria a las ideas romanticistas que brotan de un falso cristianismo, demanda  que oremos por todos los hombres – pero nos manda a algo más que sólo orar. En base al estudio de la Escritura puedo decir que rehusar hacer lo que podamos por aquellos que están bajo el poder de los opresores no es otra cosa que fallar en el amor cristiano… Esta es la razón por la que no soy un pacifista. El pacifismo en este mundo caído, perdido y empobrecido por el pecado, significa que tendríamos que abandonar a la gente que más necesita nuestra ayuda." (Francis Scheffer).

El Antiguo Testamento

Algunos alegan que el sexto mandamiento – “No matarás” – es una prueba de que cualquier guerra es contra la voluntad de Dios. Pero, el mismo Dios que en Éxodo 20:13 dijo “no matarás” – que en realidad significa “No cometerás asesinato,” es el que en el capítulo 21:12 dice “El que hiere a alguno haciéndole morir, él morirá.” Y siglos antes, Él había dicho “quienquiera que derrame sangre de hombre, por el hombre su sangre será derramada Gen. 9:6).

Dios mandó que el asesinato malicioso fuese castigado con la pena de muerte del asesino. De modo que el juez que sentencia a un criminal a muerte no es culpable de crimen, de la misma manera que si lo sentencia a pagar una multa no es culpable de robo. De otra manera no sería posible mantener la justicia pública. Y el policía o el soldado que defiende su país, como el juez que protege a la sociedad, no actúan con motivos maliciosos para vengar una ofensa personal, sino con un motivo altruista para mantener la seguridad pública. Ellos realizan su trabajo, no como una obligación personal sino como oficiales del estado. Y en la Escritura, la guerra entre las naciones cae dentro de la misma categoría que la pena de muerte para los criminales. No hay nada en el Antiguo Testamento que sugiera que es inconsistente ser soldado y a la vez seguidor de Dios. Hay cerca de 35 o más referencias en el Antiguo Testamento donde Dios mandó a usar la fuerza armada para que se realizaran sus propósitos. Las Escrituras muestran a Dios como un Dios de paz igual que lo muestra como un Dios de guerra. Y decir, como algunos pacifistas dicen, que la guerra desafía la justicia de Dios, es no sólo pretencioso sino equivalente a decir que Dios mismo es injusto. 

La Biblia, el mismo libro  que los cristianos decimos aceptar como la única regla infalible de fe y práctica, declara que en ciertas circunstancias, Dios no sólo permite la guerra sino la manda. Sin embargo, la Escritura no glorifica la guerra, o a los guerreros como tales. En varias ocasiones se le negó el permiso a los israelitas para involucrarse en guerras o gloriarse en sus victorias militares. A David, el más grande guerrero en el Antiguo Testamento, se le prohibió edificar el templo de Jehová porque había derramado mucha sangre. La guerra es vista como una terrible e indeseable necesidad en las manos de Dios para contener y castigar los pecados de las naciones.Debía ser evitada hasta donde fuese posible, y nunca debía ser glorificada. Y ésta es la actitud que nosotros debemos tener hacia ella hoy.

El nuevo testamento 

El Nuevo Testamento no enseña directamente sobre la guerra, aunque sí dice con claridad que los gobiernos civiles son divinamente establecidos y que los ciudadanos deben reconocer su autoridad y sujetarse a ellos. Sin embargo, el Antiguo y Nuevo Testamento son suplementarios, no contradictorios. Y aunque los mandamientos ceremoniales del Antiguo Testamento han sido abrogados, todos sus mandamientos morales aún están en vigencia. El silencio del Nuevo Testamento aparentemente descansa sobre el entendido de que el tema de la guerra ya ha sido tratado adecuadamente y no requiere cambios o adiciones.

Los pacifistas alegan que las enseñanzas de Jesús prohíben a los cristianos participar en la guerra. Pero eso no es así, pues Él consideraba a las escrituras del Antiguo Testamento como autoritativas y basaba sus enseñanzas en él. De manera que si lo tomamos a Él como nuestra autoridad, debemos aceptar la autoridad del Antiguo Testamento. Examinemos detalladamente las palabras de Cristo. ¿Qué significa Mateo 5:30 donde Él dice: “No resistáis al que es malo, y a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra? Significa que dentro de límites razonables, es mejor sufrir una injusticia personal que reclamar nuestros derechos e involucrarnos en una pelea, que debemos devolver bien por mal a nuestros enemigos para que se avergüencen si son sensibles (Tres de cada cuatro de los problemas que tenemos con otras personas, usualmente, son causados por malos entendidos, y podrían resolverse con un poco de paciencia y una actitud pacificadora). Pero este mandamiento se refiere a nuestra actitud individual. Una persona puede sacrificarse a sí misma, pero nadie tiene el derecho de sacrificar a otros. Como dijo alguien “Yo no voy a poner la mejilla de mi esposa, o la de un indefenso o un débil a quien soy llamado a proteger.” 

Desde esta perspectiva, entrar en una guerra por defender a los indefensos, es “poner mi otra mejilla” al arriesgarme a que el enemigo me haga daño a mí antes que a los que yo amo. Luego que todo haya pasado, debemos amar y perdonar a nuestro enemigo. ¿No puso Cristo su “otra mejilla” por nosotros? Cristo nunca intentó que “poner la otra mejilla” fuese literal. Cuando lo abofetearon en Juan 18:22, 23,

Él no dejó pasivamente que lo siguieran haciendo, sino que reprendió a su abusador: “si he hablado mal, di en dónde está el mal, y si bien, ¿por qué me golpeas?” Algunos, para probar que no se debe usar la fuerza militar contra nadie, citan la regla de oro que dice; “Todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así haced vosotros con ellos” (Mt. 7:12). Pero en el caso de una guerra tenemos que decidir quiénes son los hombres en cuyo lugar nosotros queremos ponernos, o los codiciosos, criminales, tiranos que quieren que nos sometamos a ellos, o nuestras esposas, hijos e indefensos que necesitan nuestra protección.

Algunos dicen que puesto que debemos amar a nuestros enemigos, no debemos de ir a guerra contra nadie. Pero aunque debemos amar a nuestros enemigos, eso no significa que no debemos defendernos a nosotros y a nuestros seres queridos de los que nos quieren oprimir o destruir. La defensa propia y el amor no son contradictorios. El juez que sentencia a los malhechores puede y debe a la vez simpatizar y tener lástima por él. Ciertamente debemos amar a nuestros enemigos, pero no en la misma forma ni con la misma intensidad con que amamos a nuestros amigos. Podemos amarlos de modo que sabiendo que están equivocados y que pueden y quieren dañarnos, les resistimos y peleamos contra ellos sin odiarlos, sino deseando honestamente que se vuelvan de sus malos caminos hacia lo bueno.
Conferencia para pastores y lideres
"Una conciencia Bíblica del Estado"
               Junio 6 del 2014
            Entrada Libre
               Bogotá- Colombia  

Si Dios es Legislador, ningún hombre puede jamás insistir en que la religión sea meramente un asunto privado y esté divorciada de cualquier esfera de la sociedad, política o de cualquier otra índole. ¡Dios debe regir sobre todo lugar! El estado debe rendirse ante Sus ordenanzas lo mismo que la Iglesia o cualquier individuo particular. El Calvinista, cuyo principio fundamental sostiene que Dios debe permanecer Soberano en todos los dominios de la vida, es muy insistente en que Dios sea reconocido también en la arena políticaGary DeMar.

La Biblia y solo la Biblia debe ser tanto la autoridad como la fuente de donde el cristiano bebe para vivir una vida que Glorifique a Dios en las esferas de La familia, La Iglesia , El estado, La Cultura , tomando determinaciones que provengan de una buena conciencia. 


  1. Inicio- P. Samuel Guasca
  2. Explicación de la dinámica de la reunión (moderador Pr. Jorge Osorio) 
  3. Conciencia de estado según la palabra de Dios (30 min.) Dr . Mario Cely
  4. Intervenciones (1 min. Por persona)
  5. Tomando determinaciones a conciencia (30 min.)  Pr. Manuel Cendales S
  6. Intervenciones (1min.por persona)
  7. Conclusiones. Pr.  Samuel Guasca 
                                                             Refrigerio  
Hora: 9am a 11am                       
Lugar de Reunion: Calle 146 No. 95a-05 Auditorio Impacto
Teléfono: 8055313


Les invita
Vuestro siervo y hermano en Cristo
Pr Manuel Cendales S


 

Encuéntranos, da Click Aquí, Estamos en Bogotá Colombia.


La regla bíblica 
para tomar  determinaciones de Estado
Por:  Pr. Manuel Cendales



Francamente espero que la presente reflexión os arroje luz respecto a  cinco   aspectos que son consustanciales e implican la responsabilidad que tiene todo creyente (cristiano- bíblico) frente no solo a la concepción del Estado sino en su calidad de ciudadano del Reino de Dios y sus implicaciones en las determinaciones del Estado en su condición de Luz (comprensión y practica moral ) y Sal (preservación moral no solo en la esfera de la Iglesia sino en las esferas de la familia) y la del  del Estado,  este último constituido por ciudadanos creyentes e inconversos.  Los puntos  a saber son:

El reino de Dios y su regla moral.
El Reino de Dios y El Estado.
La Iglesia como Luz y Sal
La Iglesia defensora, preservadora y promotora de la regla moral del Reino por encima de intereses particulares.
Tomando determinaciones de Estado 

1. El reino de Dios y su Regla moral 

Quien se precie de ser creyente reconocerá que la Biblia es el Canon, la norma, la autoridad final en todo tema y circunstancia que dirima. Ella tiene la autoridad final. Y la Biblia misma enseña que  la regla moral del Reino por excelencia son los DIEZ MANDAMIENTOS o Decálogo.  Quien ama a Dios batalla por guardarlos. Basta con que leáis Las cartas del apóstol Juan, el apóstol del amor, para corroborar esta afirmación. Déjenme mostrarles solo dos pasajes suyos :

1Jn 2:4  El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él;

Y para quienes dicen que lo más importante es el amor, y estoy de acuerdo con ellos, Juan afirma:

2Jn 1:6  Y este es el amor, que andemos según sus mandamientos. Este es el mandamiento: que andéis en amor, como vosotros habéis oído desde el principio.

Esta, la ley moral de Dios, los mandamientos, deben ser la norma mediante la cual la iglesia no solo regula y actúa sino juzga la conducta y legislaciones que procedan del Estado 

2. El reino de Dios y El Estado

La Biblia no enseña que el Reino de Dios, su Soberanía y poder este restringido o limitado a la Iglesia, en tal caso Dios no sería Dios. La Biblia enseña que Dios es Soberano de todo el universo y que  expresa su soberanía sobre la Iglesia mediante su gracia especial que es regeneradora y salvífica y en cuya esfera ha de esperarse que la regla moral (el decálogo) sean guara dados como manifestación de Adoración, Gratitud, y Gloria a Dios por medio de Cristo su Señor y Salvador. Pero la soberanía de Dios, quien es rey de reyes y señor de señores, es expresada por medio de su gracia común (gracia general y no salvífica)  atraves de los magistrados o gobernantes a los que les ha dado incluso la capacidad, y eso lo vemos en muchos estados a lo largo de la historia, tomar la vida de quienes trasgredan los divinos mandamientos, 

Rom 13:1  Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. 
Rom 13:2  De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos. 
Rom 13:3  Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella; 
Rom 13:4  porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo. 
Rom 13:5  Por lo cual es necesario estarle sujetos, no solamente por razón del castigo, sino también por causa de la conciencia.

Lo acepten o no, y lo ideal sería que lo aceptaran, los gobernantes son, o debieran ser, servidores de Dios para el Estado. Y debieran tener como norma que rige todas sus decisiones ya sean de carácter legislativo, judicial o ejecutivo el decálogo las dos tablas de Moises.

Francis Schaeffer  en su libro ¿ Cómo debemos vivir entonces? (Del que hay en pdf y videos de libre acceso en internet)  prueba que el derrumbamiento  de cualquier estado, no importa el sistema de gobierno, desde el imperio romano, pasando por la revolución francesa hasta hoy,  tuvo lugar cuando estos abandonaron los absolutos de Dios expresados en las Escrituras y perfectamente resumidos en el decálogo, los diez mandamientos.  Valdría la pena que reflexionara por que la Europa de la Reforma hoy está sumida en la inmoralidad, y de donde proceden las crisis de toda clase en los cada vez menos  cristianos  que surgieron de la revolución de Inglaterra y vivieron el avivamiento de Jonathan Edwards en los EEUU. 


3. La iglesia como Luz y Sal 

Como lo mencione en mi pequeña introducción al referirse Jesús en su sermón del monte  (Mateo 5 al 7)   a  la Iglesia la señal como Luz y Sal. Luz en un ambiente de individuos que en su gran mayoría son incrédulos, connota en primer lugar, en su calidad de Iglesia, proclamación del Evangelio y formador de creyentes, ciudadanos ejemplares. En cuanto al Estado una visión del universo, la humanidad y el estado mismo desde la perspectiva de Dios y no de meros partidos políticos. En este último sentido, la Iglesia en su santidad (guardadora de los mandamientos) no solo debe ser ejemplo sino Luz al Estado aun en circunstancias adversas y de persecución. Este fue el caso de  Juan el bautista quien  murió en este empeño. Un  gobernante (Herodes)  que al querer tener a su hijastra como mujer( en contra del 7º mandamiento) es amonestado por la Iglesia (en Juan) y ya conocemos el final que biblia nos da de esta historia. Juan es decapitado. Y es que los principios para un verdadero  cristiano son inalienables y estos están perfectamente resumidos en el decálogo. Como ejemplo los conceptos de: La  familia, como base de la sociedad, y la relación horizontal   entre los hombres esta expresada en la segunda tabla de la ley (del 5º  al 10º mandamiento). Y estos abogan por la seguridad y protección que el Estado ha de otorgar a todo ciudadano.




4. La Iglesia defensora, preservadora y promotora de la regla moral del Reino por encima de intereses particulares.

Ya dijimos que la Iglesia guarda los mandamientos (va en  de ellos procura continua y constante) y eso es lo que la hace santa y justa. Pero su rol no se limita a evangelizar a los incrédulos y edificar a los santos sino  alumbrar amonestar al Estado para que también lo haga a la vez que prepara hombre integrales para el Estado con la esperanza que en  su providencia Dios les permita gobernar. 

La Iglesia, de la que Usted hace parte como creyente, debe promover, como ya dije antes, a todo ciudadano (creyente o incrédulo) a que los guarde. Y velar, por los medios de gracia dados a la Iglesia , (orando, predicando) y dados al Estado, en un país democrático como el nuestro, mediante su voto por que se preserve la regla moral.  Deponiendo sus intereses personales y verificando aquellos hombres (creyentes o no) que propendan por defender en la mayor proporción posible (ojala absoluta) la ley moral de Dios ejerzan como magistrados.  La libertad real de culto. La familia tal como Dios la  diseño.   La diferenciación y respeto por las esferas de autoridad establecidas por Dios, La familia, La Iglesia, El estado, entre otros temas. Su voto, debe ser de conciencia y no de intereses egocéntricos ni por partidos o grupos o caudillos. Debe ser con un sentido corporativo de Iglesia.



5. La regla para tomar  determinaciones de Estado 

En el momento que se halla nuestro país , sumido en medio de un ambiente tan contrario a la ley moral de Dios la posición fácil y escurridiza de muchos es aferrarse a la soberanía de Dios ( quien quita y pone reyes) evadiendo la responsabilidad humana, responsabilidad de carácter moral. En un momento en que cada determinación puede conllevar a que violentemos nuestra propia regla moral, debemos responder a las urnas ( pues lo considero un deber de conciencia)  calificando positivamente a quien o quienes, en una interpretación juiciosa de la norma de Dios favorezcan en mayor grado el vivir en un país mas sujeto a la norma moral de Dios.  Votar en blanco, lo cual no juzgo, considero es favorecer al que gane sea cual sea su perspectiva frente a la moral de Dios. 

Finalmente oramos porque Dios alumbre nuestro entendimiento e incline   vuestro corazón a cumplir no solo con el mandato eclesial sino con el mandato cultural que emana de vuestra fe en Cristo y claramente trazado en la Escritura.

Un abrazo en Cristo,

Vuestro siervo y amigo,

Manuel Cendales S.  

FOTOS ... 

Los que no doblan rodilla delante de Baal




(En gratitud y saludo a la Iglesia en reforma en Quito, Cuenca-Ecuador-  Bucaramanga, San Gil, Curiti –Colombia-.) 

Texto referencia: 
1Re 19:18  Y yo haré que queden en Israel siete mil, cuyas rodillas no se doblaron ante Baal,(E) y cuyas bocas no lo besaron.

Este no es un sermón, es más bien una pequeña reflexión que busca, por un lado recordar al creyente que  los postreros días (periodo comprendido entre la primera y la segunda venida de Cristo)  se caracterizan por la herejía galopante,   como en la antigüedad hubo falsos profetas asi hoy falsos maestros  que bajo el seudónimo de “cristianos” son en realidad enemigos de la cruz y detractores de Autoridad de la Palabra de Dios. En segundo lugar, el recordarle a cada creyente y particularmente a los líderes de la Iglesia de Cristo donde quiera que se hallen, que somos susceptibles de desmayar en nuestro intento de reformar la Iglesia cuando pretendemos hacerlo en nuestras propias fuerzas y no en  absoluta dependencia del Espíritu de Cristo. Como tercer punto, la urgente necesidad de fraternizar como Iglesias hermanas y pastores con los que compartimos esta bendita prioridad que la Iglesia, como en el siglo XVI, proclame Sola Escritura (base de las otras cuatro solas) o en palabras más sencillas un regreso a la Biblia 1  Y  tener hermandad con aquellos que muestran un sincero deseo de abandonar los caminos del error pues de no ser así experimentaremos lo que uno de mis viejos blogs titulé “El complejo de Elías” 2 ; es decir un sentido de prepotente soledad creyendo ser el único que sirve al Dios verdadero que conlleva sin duda a que nos encuevemos, por así decirlo, y asumamos que  todos los demás consiervos están al servicio de Baal, descalificándolos sin siquiera conocerlos y escuchar de sus ingentes esfuerzos.

Una segunda cosa que me veo obligado a aclarar es que lo que he escrito surge del informe que presente a mi amada Iglesia la que en consenso me  permitió y apoyo mi ausencia de la misma por un mes para ir a compartir las doctrinas de la Gracia del Evangelio de Jesucristo al querido vecino país de Ecuador (Quito y Cuenca) así como a una de las más hermosas  regiones de mi Colombia como los es Santander (Bucaramanga, San Gil, y Curiti) 

No pretendo espiritualizar el pasaje referencia, más bien usarlo como ilustración del mensaje central del presente Blog. Seguramente conocerá el contexto del mismo, Dios por medio de Elías ha destruido a varias centenas de los falsos profetas del rey Acab. Habiendo enviado fuego del cielo, Dios ha honrado su Palabra y a su siervo dando a la vez una nueva oportunidad a Israel para que se reformase. Pero la respuesta de Israel es adversa a esta misericordiosa y divina oportunidad. A cambio de amar al profeta honrado por Dios, Jezabel, la pagana esposa de del rey a amenazando dar muerte a Elías asegurándole que al día siguiente estaría muerto. Créanme, guardando los contextos, cualquiera de los hombres de Dios que procure reformar la Iglesia recibirá una oposición terrible. Pues lo que en pocas palabras busca es que la Iglesia viva piadosamente, conforme a la sana doctrina. Pablo en su primera carta Timoteo lo primero que le encarga es que combata las falsas doctrinas 3   en continua reforma, enseñando las Escrituras como alguien que dará cuentas a Dios4 , que use bien la palabra y en su segunda  le advierte que esto le traerá mucha oposición:

2Ti_3:12  Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución;

Continuando con Elías, e’ste en cambio de presentar tal adversidad al Señor y proseguir su tarea, tuvo temor de  Jezabel más que de Dios y huyo hacia Beerseba,  una región de Judá, más cuando cayó en cuenta que el rey Josafat era consuegro de Acab se fue más lejos al desierto en total fatiga y depresión espiritual. Una de las cosas que son absolutamente imposibles es pretender agradar a Dios y a los hombres. La oposición casi siempre se espera de afuera de la Iglesia pero como en el caso de Elías esta vino desde adentro del pueblo elegido bajo el pacto mosaico, hoy los primeros opositores y detractores son “creyentes”.  Ahora, Elías está en una Cueva, aislado, deprimido y con ganas de morirse, cualquier parecido con vuestra realidad es pura coincidencia. Lo cierto es que Dios vino a el leamos el texto: 

1Re 19:13-18
13  Y cuando lo oyó Elías, cubrió su rostro con su manto, y salió, y se puso a la puerta de la cueva. Y he aquí vino a él una voz, diciendo: ¿Qué haces aquí, Elías?  14  El respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas; y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida.  15  Y le dijo Jehová: Vé, vuélvete por tu camino, por el desierto de Damasco; y llegarás, y ungirás a Hazael por rey de Siria.  16  A Jehú hijo de Nimsi ungirás por rey sobre Israel; y a Eliseo hijo de Safat, de Abel-mehola, ungirás para que sea profeta en tu lugar.  17  Y el que escapare de la espada de Hazael, Jehú lo matará; y el que escapare de la espada de Jehú, Eliseo lo matará. 18  Y yo haré que queden en Israel siete mil, cuyas rodillas no se doblaron ante Baal, y cuyas bocas no lo besaron.

Notemos que Dios está al mando. Que el complejo de Elías de ser “la última coca cola del desierto” es inmediatamente derrumbado por el Señor. No solo debe proseguir su labor, sino que es informado que hallará siete mil (número simbólico que apunta a perfección) consiervos peleando,  como el, la buena batalla. Uno de mis jóvenes acompañantes por tierra colombiana a manera de juego, mientras yo conducía el auto,   me pidió resumiera en dos palabras el ministerio de pastor y maestro y le respondí  SS… servir y sufrir.

 2Ti_2:3 Sufre penalidades conmigo, como buen soldado de Cristo Jesús.

Fue Pablo el que desde la cárcel dijo que “La Palabra no está presa”. Vuestra tarea, querido hermano,  trae aflicción pero grande es el galardón para los que perseveran

Stg_1:12 Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que el Señor ha prometido a los que le aman.

Déjenme cerrar esta primera parte, antes de dar paso a enviar un mensaje a los hermanos  que visite y por ende a todos los que no doblan rodilla delante de Baal, diciendo que los falsos maestros con sus mensajes heréticos invitan a sus prosélitos  aponer su mirada en el aquí y el ahora. Pero los verdaderos hombres y mujeres de Dios la ponemos en el allá y el después. Más allá del sol. Cuando Cristo regrese en Gloria. 

Bendiciones y Agradecimientos a: 

A la casa de Carol Fernanda Torres R. y su pequeño Rafael,  en Valle de los Chillos (Quito) por su hambre y sed de Dios y su deseo de permear la Iglesia con la reforma. Su amor por los escogidos y su precioso don de hospedar y ser epicentro de evangelización. Por hospedarnos y a mi esposita Igueth . Adelante.












A los hermanos Marco y Fátima por su corazón enseñable y tierno. Gracias por recibirnos en sus reuniones de oración en casa. Que la palabra de Dios abunde en vuestros corazones.


Al Dr Manolo Maestre en Cuenca,  y  su tan virtuosa esposa,  quienes tienen sin duda el don de presidir y nos recibieron en hogar haciéndonos sentir mejor que en casa. A su joven y talentosa hija Michel. A Mary Carmen y Mauricio su esposo e hijos, A Manolo Jr esposa e hijos. Una tremenda familia en Cristo que unida y por la reforma tienen una gigantesca tarea por delante. Y la Iglesia de la Gracia que presiden. No Olvidamos la generosidad y hospitalidad y continua  de Gustavo y Janet y su emisora. Y a todos los hermanos que batallan a vuestro lado.
































En Colombia A la Iglesia que batalla en Bucaramanga, San Gil y Curiti presidida por el hermano Roberto Rodríguez, a quien ofrecemos apoyo incondicional también. Su esposa e hijos. Y nuestros amigos Julio y Martica.















Permítanme terminar animando a todos  aquellos que cualquier parte de Colombia, Latinoamérica, América o el mundo militan como buenos soldados de la Fe en Jesucristo.


Oramos por todos vosotros. Os rogamos que hagáis lo mismo por nuestra Iglesia Cristiana Reedificando en Bogotá- Colombia  y todos los hermanos que en nuestro país  hacen frente común en el mismo propósito.

Solo una despedida temporal, volveremos a encontrarnos Dios mediante aquí o en la eternidad, sin duda.

Vuestro siervo y siempre amigo,

Manuel Cendales S.

3. 1 Tim 1.3  
4. 2 Tim 2.15
5. 1Tim 1.18/6.12