La  Fe 

entre 

el positivismo falso y la desesperanza.




TEXTO REFERENCIA : Flp_4:8  Por lo demás,  hermanos,  todo lo que es verdadero,  todo lo honesto,  todo lo justo,  todo lo puro,  todo lo amable,  todo lo que es de buen nombre;  si hay virtud alguna,  si algo digno de alabanza,  en esto pensad.

Mientras preparaba el presente artículo consideraba que debía pensar y cual debiera ser la actitud del creyente frente a cada circunstancia que enfrenta en la vida presente. 

Hay una lucha en el corazón del creyente bíblico de que como pensar y actuar debido a la falsa doctrina llamada “declaración positiva”  o “positivismo” le enseña que el creyente debe negar la realidad que enfrenta, especialmente si es de adversidad, aflicción o prueba, y pensar ( creer) que esto no le  está sucediendo, ni puede sucederle y por tanto no debe aceptar tal realidad sino que debe asumir, al menos de manera imaginativa que está viviendo lo opuesto a tal realidad y así debe declararlo con sus labios. Caso ejemplar: El del enfermo que piensa y dice.“ No acepto esta enfermedad, yo declaro que estoy sano”. De esta manera el creyente (si lo es en realidad) es llevado mediante esta falsa doctrina a vivir en el escapismo de su mente creando un falso Cristo en el cual la aflicción está ausente y solo tiene promesas de “bienestar” material y psicológico. 

El hombre y mujer piadosos al tratar de huir de esta doctrina de demonios por no considerar cabalmente la doctrina bíblica puede caer en el otro extremo el de la amargura, el desaliento, la depresión espiritual con el agravante de … contaminar el cuerpo de Cristo…( Heb 12.15) y esto incluye a pastores y líderes en general de la Iglesia.

Nuestro texto referencia está inmerso en una carta llena de fe y  esperanza en la que estar gozosos no es una opción sino un imperativo… Regocijaos en el Señor siempre.  Otra vez digo : ¡Regocijaos!... (Filp 4:4 ) sin duda porque el gozo de nuestra salvación (Sal 51.8-12) es nuestra fortaleza (Sal 59.17) Pero ¿cómo mantener este espíritu gozoso en la buena y en la mala, en la salud y en la enfermedad, en la abundancia y en la escasez?  ¿Cómo es que Pablo puede sinceramente decir … he aprendido a contentarme,  cualquiera que sea mi situación. Sé vivir humildemente,  y sé tener abundancia;  en todo y por todo estoy enseñado,  así para estar saciado como para tener hambre,  así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece… (Filp 4.11-13) y la respuesta está en lo que pensamos (texto referencia).

Flp_4:8  Por lo demás,  hermanos,  todo lo que es verdadero… en esto pensad.

Todo lo que es verdadero: (La Palabra de Dios). Si bien nuestro gozo y paz del corazón radica en lo que pensamos (creemos) la biblia no nos invita al “escapismo” por el contrario asegura que ver la realidad tal como es debe ser parte de lo que alimenta nuestro buen estado de ánimo y del alma. La verdad nos hace libres. Así por ejemplo la enfermedad nos advierte lo que vendrá de manera inevitable para cada hombre: la muerte (Heb 9.27)  con todo, el creyente debe saber que Cristo encarno para destruir a la muerte y quitar de su corazón todo temor a ella (Heb 2.15) Pablo, en la carta que nos ocupa nos lleva a pensar, ver y confesar que para el cristiano… el vivir es Cristo y morir es ganancia… (Filp 1.21).  Note. Pensar (creer) ver (asumir) y confesar (hablar) de manera positiva no negando la realidad sino enfrentándola, asumiéndola con la Palabra de Dios en nuestro corazón y boca. 

Flp_4:8  Por lo demás,  hermanos   todo lo honesto,    ...en esto pensad.

Todo lo honesto. La palabra griega para honesto es semnós;  serio. Asumir las circunstancias de la vida con seriedad dista de la amargura  o la depresión. Todo lo que es serio también es venerable y bueno. Jesús no vino a jugar sino a dar su vida por amor a su pueblo. Esto fue y es muy serio. Los cristianos hemos invertido todo en Cristo y su reino porque tenemos la certidumbre de la seriedad de las promesas hechas por Cristo. El dio su vida como prueba de ello y resucito para confirmarnos que la vida no es un juego, si bien en El ha de ser un verdadero deleite. (Sal 16.11)

Flp_4:8  Por lo demás,  hermanos,   …  todo lo justo,   …  en esto pensad.

Todo lo justo. Cuando enfrentamos persecución, segregación, injusticias en nuestra vida de Fe, somos tentados como los dispersos de Jerusalén (carta de Santiago) a  responder mal por mal. Tal tentación hemos de soportarla y al hacerlo la biblia nos promete felicidad… (Santiago 1.12, 25) lo ve querido hermano (a) y  amigo(a); En el sermón del  monte Jesús aseguro: Felices los que tienen hambre y sed de justicia porque ellos serán saciados. Es primeramente una referencia a nuestra justificación por la Fe, pero sin duda  que aquí y ahora o allá y después Dios actuara en justicia a nuestro favor, Pensar en esto nos hace alegres y positivos en cuanto nuestra confianza en Cristo. Él es justo. Recuerde la moraleja de la parábola de la viuda y del juez injusto (Luc 18.1-8) Allí Dios promete escuchar a sus hijos y hacerles pronto justicia. Esto es  bueno y que produce gozo en nuestro corazón. Nos alienta a ver lo porvenir confiada y positivamente.

Flp_4:8  Por lo demás, ,  hermanos,      todo lo puro,     …en esto pensad.

Todo lo puro. Todo lo que es limpio, inocente, perfecto es lo que indica la palabra en griego para puro. Bien  es sin duda una alusión a Cristo, Dios hecho hombre. El cordero puro, único, sin mancha. Una alusión a Dios mismo y su santidad. Con todo, y a pesar de nuestra vieja naturaleza queridos hermanos(as) Jesús asegura que hemos sido hechos limpios por la Fe que profesamos en El y su obra expiatoria. El pecado es sin duda un detonante de la tristeza, la amargura, la enfermedad (Sal 31.10)  y en no pocos casos de la muerte física (1 Cor 11.29-30) en los creyentes. Pero hemos sido dotados de la capacidad de arrepentirnos y reconciliarnos.  Jesús afirma que quienes hemos venido a El  debemos experimentar felicidad suprema… “felices lo de limpio corazón porque ellos verán a Dios… (Mat 5.8) ¡Que promesa! 

Flp_4:8  Por lo demás,  hermanos,  todo lo amable,   …  en esto pensad.

Todo lo amable.  Espero que a esta altura usted querido lector comprenda que los positivistas no se equivocaron al darle importancia al pensamiento y la confesión, su craso error es evadir la realidad, no aceptar la voluntad de Dios en su vida y vivir no en la verdad, la realidad según Dios, sino en su imaginación pecaminosa. Y reposar en promesas ilusorias y no en las promesas firmes y bíblicas de Dios. Todo lo amable, lo que es amistoso. El evangelio es volver a amistad con Dios y por implicación ser amistoso con todos aun con los que nos aborrecen. Somos pacificadores en este sentido. En nuestra Fe no cabe el odio, el resentimiento. Somos como diría John Stott : “una comunidad de celebrantes” (La cruz de Cristo)  vivimos cada día de manera positiva, con fe, con esperanza, aun si cayéramos recordamos que Dios prometió …No dejar por siempre caído al justo… (Salmo 55.22) Aun en medio de la caída sus promesas nos levantan y nos convierten en personas con un horizonte siempre despejado.

Flp_4:8  Por lo demás,  hermanos;  todo lo que es de buen nombre…en esto pensad.


Todo lo que es de buen nombre. Aquí nos habla Pablo de la reputación. Dios es celoso de su reputación. El ama su buen nombre y lo defiende.  Reputación es aquello que habla bien o mal de algo o de alguien. Vivimos en un mundo que ha invertido esto llamando a lo bueno (Dios y su Palabra) malo y a lo malo (lo pecaminoso) bueno. Nuestra mente ha de ocuparse de aquello que Dios llama bueno. Así por ejemplo al comparar Jesús a los hombres con árboles dice que los hay malo que dan malos frutos y los hay buenos (creyentes, justificados)  que dan buenos frutos (Mat 12.33-34) Solo como ejemplo en hebreos El Señor  al referirse a los pastores dice a la iglesia que los imiten según sus frutos sean conforme a la voluntad de Dios expresada en la Biblia : Acordaos de vuestros pastores,  que os hablaron la palabra de Dios;  considerad cuál haya sido el resultado de su conducta,  e imitad su fe. (Heb 13:7) . El actuar de una persona determina su reputación y la buena reputación ha de ser nuestro horizonte para mantener un corazón esperanzado.

Flp_4:8  Por lo demás,  hermanos,    si hay virtud alguna,   …  en esto pensad.

Si hay virtud alguna. Las virtudes de Cristo y no solo en El, sino en su Iglesia (1 Ped 2.9) y aunque le suene raro vislumbres de esta en el mundo. Nuestra vieja naturaleza nos inclina a ver en los hermanos y a resaltar en los demás sus áreas pecaminosas y por ello perdemos de vista la Gracia de Dios. En los hermanos debemos buscar no sus malas inclinaciones, sino las evidencias de la gracia en ellos esto traerá regocijo a nuestro corazón. Ver la obra continua de Cristo en ellos. Y aun en los impíos hay vislumbre de la imagen de Dios. Ellos la portan, si bien incompleta o desfigurada aun poseen vislumbres como la amabilidad, la generosidad, la cortesía, el valor, la disciplina etc.  Esto y no otra cosa deben ser le motivo de nuestra meditación.

Flp_4:8  Por lo demás,  hermanos…  si algo digno de alabanza,  en esto pensad.

Si algo digno de Alabanza. Grande es Dios , sabemos y digno de suprema Alabanza (Sal 96.4) Con todo la biblia nos dice que la creación muestra su Gloria, el firmamento, las bestias del campo, las mariposas, cuanto más el hombre y particularmente si es creyente. Así que él se deleita en su creación y quiere que nosotros también lo hagamos. Esto mantendrá nuestra mente en su poder, su grandeza, su misericordia y su infinito amor para con su pueblo. (Jn  3.16)

¿Quisiera preguntarle si a esta altura del presente escrito hay algún espacio para el negativismo, la desesperanza o la turbación de vuestra alma? Bien notemos lo que a continuación de nuestro texto en referencia Dios promete por medio de Pablo:

Flp 4:9  Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí,  esto haced;  y el Dios de paz estará con vosotros.

En Cristo hallamos todas estas virtudes. El es el objeto de nuestra mirada (Heb 12.2) No querido lector, los cristianos no creemos en la doctrina del falso positivismo. No negamos la realidad ni nos abstraemos de ella para evitar afrontarla. Los cristianos somos positivos por naturaleza, y descansamos cada día en las promesas de Dios y nos regocijamos que Él es fiel y sin duda cada una de sus promesas las cumplirá en nosotros sus hijos. A eso le llama la Biblia FE.

Su siervo,

Manuel Cendales S.